web analytics
Página de inicio » LAICIDAD » RESPETO A LA DIVERSIDAD SEXUAL HUMANA

RESPETO A LA DIVERSIDAD SEXUAL HUMANA

Juan Antonio Chicas*

La sexualidad humana tiene diversos componentes: deseo, thumb sentimiento, thumb actitud, identidad, placeres y miedos que gravitan sobre el cuerpo, sus funciones y las relaciones interpersonales. Pocos campos de la vida humana están tan agobiados por prejuicios como el de la sexualidad, y la toma de decisiones en ese ámbito requiere de información completa, científica y objetiva. Limitar el acceso a la información ha sido una forma de violencia que obliga a las personas a obedecer en lugar de permitirles decidir.

Cabe señalar que, un “pre-juicio”, en sentido amplio, es el acto de sacar conclusiones sin tener los datos que las sustenten. Implica atribuir, a algo o a alguien, características que no tiene. Popularmente, es la disposición a marginar y maltratar a un grupo de personas, como en los “prejuicios raciales” o los “prejuicios religiosos”. Las personas prejuiciosas no se dan la oportunidad de confirmar la veracidad de sus creencias ni de reflexionar sobre sus actitudes. La homofobia (Rechazo obsesivo hacia las personas homosexuales) y la misoginia (Rechazo u odia hacia las mujeres, lo femenino) son prejuicios.

Otro elemento importante a mencionar es el Binarismo (Considerar que una variable tiene solo dos estados, sin condiciones intermedias: Blanco o negro -sin tonos grises-) pues las posturas binaristas ocultan o castigan la existencia de otras condiciones que no sean las extremas; las consideran defectos respecto de una “forma ideal”, es decir, el binarismo considera la diversidad como un estorbo.

La aceptación respetuosa de la diversidad cultural, y en particular de la diversidad sexual, requiere de un cambio cultural, que es una tarea prioritaria en la construcción de un mundo en el que quepamos todas y todos. En ese sentido, un Estado laico está llamado a asumir dicha tarea, siendo que uno de los principios de la laicidad es la no discriminación, directa o indirecta, a ninguna persona por sus creencias religiosas, convicción filosófica, cosmovisión o por su orientación sexual.

Nota: La mayoría de este escrito fue extraído del artículo “Sexualidad, paradigmas y prejuicios”, de Óscar Chávez Lanz, que está incluido en el libro “Contra el oscurantismo: defensa de la laicidad, la educación sexual y el evolucionismo”, del cual se sugiere encarecidamente su lectura.

Licenciado en Sociología.

Ver también

Candidatos presidenciales ¿garantizarán laicidad del Estado?

Alberto Romero de Urbiztondo [email protected] Desde hace semanas vivimos una campaña electoral adelantada. Los candidatos …

A %d blogueros les gusta esto: