Página de inicio » Opiniones » Poner fin al programa militar nuclear de Irán y su comportamiento beligerante

Poner fin al programa militar nuclear de Irán y su comportamiento beligerante

Por Amir Ofek
Embajador de Israel

El Plan de Acción integral Conjunto (PAIC) conocido como el Acuerdo con Irán, no fue una respuesta satisfactoria al programa militar nuclear iraní. El acuerdo de 2015 tenía la intención de impedir que Irán desarrollara sus capacidades militares nucleares, sin embargo, no puso fin a las ambiciones agresivas de Irán.

La comunidad internacional esperaba que el PAIC creara una oportunidad, para que el régimen iraní utilizara los recursos del alivio de las sanciones para el bienestar de su pueblo y se convirtiera en un miembro fiable de la comunidad internacional. En cambio, el régimen ha gastado miles de millones en financiar guerras sangrientas y milicias mercenarias en todo el Oriente Medio. En Siria, la fuerza Quds ha construido infraestructura militar para apoyar el asesinato de civiles sirios inocentes por parte de Assad. En el Líbano, Hezbolá ha establecido fábricas para la conversión de misiles de precisión, a metros del aeropuerto internacional de Beirut. En Yemen, los Hutíes están atacando a los buques petroleros, instalaciones y aeropuertos sauditas. En Gaza, Hamás y la Yihad Islámica Palestina siguen disparando miles de cohetes contra civiles israelíes. Las autoridades de seguridad occidentales han desbaratado varios ataques terroristas letales por parte de agentes iraníes en los Estados Unidos y Europa en los últimos años, incluyendo a Dinamarca, los Países Bajos, Francia y el Reino Unido. Esta actividad terrorista global es promovida y patrocinada por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní (IRGC), calificada por los Estados Unidos como una organización terrorista extranjera, que exporta su ideología islamista violenta por toda la región y el mundo.

 El PAIC creó un mecanismo que allanaría el camino de Irán hacia un arma nuclear. La “cláusula de suspensión” del acuerdo garantiza que después de apenas diez o quince años, Irán podría comenzar a expandir de nuevo su programa de enriquecimiento de uranio. En cuestión de pocos meses, Irán podría introducir centrifugadoras avanzadas para producir suficiente uranio apto para armas nucleares. Por lo tanto, el acuerdo no prescindió realmente de la ambición del régimen durante largas décadas y la capacidad futura para producir armas nucleares.

El PAIC socava la capacidad de la comunidad internacional para presionar a Irán, por sus comportamientos hostiles en la región. Esto incluye el desarrollo continuo de misiles balísticos y de crucero de largo alcance, que tienen la capacidad óptima para portar cabezas nucleares hasta el corazón de Europa. El mantenimiento del PAIC también renuncia a las presiones para devolver a Irán a la mesa de negociaciones, y detener sus hostilidades globales. El paquete de documentos (el ‘archivo Nuclear’ de Irán) descubierto por Israel en abril de 2018, reveló que Irán ha mantenido un programa secreto de capacidades de armas nucleares durante muchos años, y había guardado este programa en una clara violación del PAIC.

El régimen iraní también extorsiona descaradamente a la comunidad internacional, amenazando el paso seguro de los buques petroleros a través de la región. Irán utiliza este método extorsivo para coaccionar a la comunidad internacional a mantener el programa de acción del PAIC y evitar las consecuencias de sus políticas provocativas.

Se esté o no de acuerdo con la decisión de los Estados Unidos de retirarse del acuerdo, indudablemente, es evidente que el PAIC le concede a Irán un camino en gran medida inalterable, para adquirir armas nucleares en el futuro, permitiéndole fortalecer su estructura militar y expandir sus políticas desestabilizadoras en todo el Oriente Medio, bajo el paraguas del acuerdo. El régimen iraní amenaza ahora con violar el PAIC. Durante décadas, sin inmutarse y sin impedimentos Irán ha estado trabajando en pos de su objetivo nuclear.

El admirable patrimonio cultural e histórico de Irán que ha enriquecido los acontecimientos mundiales durante siglos, se ha visto eclipsado por las ambiciones militares nucleares de los Ayatolá. Los dirigentes de su régimen están privando al pueblo iraní de la oportunidad de desempeñar un papel importante en el escenario internacional. En lugar de invertir en el bienestar del pueblo iraní y unirse a la comunidad internacional, el liderazgo iraní prioriza el desarrollo del régimen de misiles nucleares y balísticos y el patrocinio del terrorismo global.

Teniendo en cuenta las deficiencias del PAIC es esencial que la comunidad internacional se una, para encontrar una solución que garantice verdaderamente que Irán nunca se convierta en una potencia nuclear, aborde las ambiciones hegemónicas de Irán en la región, detenga su apoyo al terrorismo internacional y ponga fin a su desarrollo de misiles balísticos. ¿Se puede confiar realmente en un régimen que ha engañado constantemente a sus asociados y que sigue exportando terrorismo por todo el mundo?

La comunidad internacional debe exigir un cambio radical en la política del régimen, y crear un método verificable para garantizar que Irán ya no representará una amenaza mundial. La campaña de máxima presión bajo el liderazgo de EE. UU. contra Irán sigue siendo la herramienta diplomática más efectiva contra el régimen canalla iraní. Se ha ido intensificando en los últimos meses y está produciendo resultados visibles. Es hora de dejar claro que el mundo no tolerará un Irán beligerante y con armas nucleares.

Ver también

Solicitud de ayuda legal a congresistas norteamericanos

César Ramírez @caralvasalvador La emigración es un evento recurrente, su origen se encuentra en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.