web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Poesía de JC Méndez

Poesía de JC Méndez

GUADALUPE

Guárdame el alma entre tus brazos de luna y

acúname entre tu pecho, guárdame el alma

en tu bolsillo y sácame de paseo con las estrellas fugaces.

Utiliza mi cuerpo como muelle y que tus labios se

proliferen avenenándome los poros, que tus manos

jueguen al laberinto con mis muy tuyos lunares.

Apuñálame la tristeza justo ahí, donde encontrás los

camanances que proclamas de tu propiedad, ahí en

el cuello donde tus labios llevo a todas horas, esos labios

que son el sello de tu propiedad que soy.

Déjame volar entre las estrellas de tu cuerpo para

posarme y hacer de tus lunares mi zona de descanso,

déjame ir ahí donde, las comisuras de tus ojos me llevan

a las galaxias más ciertamente desconocidas, déjame

ir ahí donde tus labios me regalan una sonrisa

hipnotizada de amor y pasiones.

Ámame, destrúyeme, constrúyeme, odiame, moldéame,

que ya no soy mío, que ya no me reconozco sin el tacto

de tus perfectamente dibujados dedos, que no me reconozco

sin que tus benditos ojos me sirvan de constelaciones, anda

tómame, etiquétame, declárame conquistado si con una sonrisa te basta.

Lábrame en tus manos un futuro, si yo quepo directo ahí en tus glorias

ahí en este cuerpo que es tu pueblo, en la palabra verdad que soy

cuando mencionas mi nombre, si soy de ti y para ti, si sos las justas

palabras que le regalan un significado a la ternura, al amor y a lo que soy.

Unificame en tus recuerdos entre las enredaderas de tus cabellos,

ahí donde me arde el deseo donde mi alma te desnuda el corazón

a versos, unificame ahí donde tu sombra baila con mi silueta, donde

tu dedos recorren mi ser en busca de tu planeta desconocido.

Propicia en mis adentro las llamas, enciéndelas con tus ojos ardientes,

con tus labios tibios con tu cuerpo de adonis, propiciame el descanso

entre tus caricias bañándome la tristeza con tu cuerpo.

Equilíbrame en tu ser, en tu cuerpo, en tu mirada, en tu aliento,

en tu alimento ese que esconde en el tesoro, el agua de vida

que emana de tu cuerpo, ahí donde mi lengua se pierde ahí

donde pruebo la gloria entre tus piernas.

 

MI ESCONDITE

Escondo tras las nubes de la desolación

Una soledad oscura, mientras el aroma de

Tu cuerpo se encuentra en cada rincón de

Mis poros

Escondo bajo las sábanas el sudor y los deseos,

y con la sombra de mis dedos juego

Con el fantasma de tu cabello, mientras le beso los

deseos al viento, con unos labios vacíos sin tu presencia.

Escondo bajo la camisa el camino recorrido por tus labios,

y las marcas de un deseo inconmensurable, mientras mis

ojos te buscan en la soledad de un cuarto y hacen de una

almohada, una fantasía de tu cuerpo, en la cual escondo la soledad.

Escondo tras la soledad de mis palabras el orgullo de poder

llamarte mi chica y poder llamarme tu chico, por el temor y la

pena que te aterran, al saber que los demás pueden saber que

tras nuestras miradas, y almuerzos se esconde secretos intensos.

Escondo en mis labios una mordida de tus dientes que me

desangra la tristeza de saberte tan lejana, mientras al tatuaje

de mi cuello, tu mordida le hace competencia en proclamación

de tu territorio que soy yo.

Escondo en poemas los deseos de poderte verte, y tras la cortina

el anhelo de poderte tener, escondo tras las puertas unas lágrimas

en tu ausencia, y tras cerrar las ventanas escondo la esencia de tu

cuerpo desnudándome los miedos.

Escondo bajo las estrellas un beso para ti mientras para mi

escondo en la luna un pedacito de tu pecho para hacerme está

noche una cuna.

 

TUYO I

Arrecuestate en mi espalda

Si sos vos mi única, mi nena

La consentida de los ojos hermosos

Envenéname los poros de ti, lléname

De tu esencia, de la forma

De proclamarme tuyo, arrecuéstate

Y toma tu siesta en este tu templo

Que soy yo.

Bésame donde los labios de las demás

están prohibidos, muerde los labios

Hasta endulzarme el alma, con ese

Elixir que emana de tu boca, muérdeme

Los labios y el pecho que importa el que

Dirán si llevo tus labios, como amuletos

De la suerte literalmente tatuados en cuello,

Muérdeme el pecho, el cuello o los labios,

Proclámame tuyo, en el viento y en tu aliento.

Acaríciame la piel y díctame con el tacto

De tus dedos como desnudarte en versos

Por las noches en la cama, cuando tu ausencia

Se asome, vení donde las manos de las demás

No han llegado, vení y regálame un suspiro para

Despetalarme como diente de león, con la brisa

Suave de tu aliento para reconstruirme, en la

Complejidad de mujer que sos, reconstruirme

Entre tus brazos, despójame de los miedos,

De lo falso, y de la rabia, ven duendecilla

Y regálame un faro con tus ojos, para

encontrar el camino que me lleva a hacer de tu pecho

Una cuna para mi cuerpo, que se encuentra sin ti tan vacío.

 

A ti….

lolita.

Te llevo en los recuerdos, ahí entre

Mi piel, entre mis tan tuyos lunares

Metida en cada uno de mis poros

En el sabor del néctar que emana de

Tu boca.

Mientras mis manos le desnudan el

Alma a la sombra que se pasea en los

Recuerdos de mi habitación, mientras

Mi lengua explora tu piel de miel.

Mientras mi boca juega a saborearse

Y regocijarse en el recuerdo de el elixir

De tu sudor, mientras tu aroma me embriaga

Los sentidos como una estrella fugaz

recorriéndome por las entrañas.

Te llevo en el tacto de tus ojos esos

Que me adornan de estrellas los anhelos,

Mientras me ahogo en el recuerdo de tus

Besos, en esa mi droga que es tu boca

Esa que me roba besos de contrabando

La que me explora centímetro a centímetro

Declarándome territorio conquistado.

Te llevo ahí en donde mi piel desespera por

Fundirse en el espacio de tu piel donde esos

Lunares me regalan ochenta y tres pedacitos

De cielo, mostrándote ángel encarnada mujer

Con esas tus manos que son mágicas de verdad

Con esos ojos achinados tan tuyos

Con ese tu cabello, tobogán para mis dedos.

Te llevo acá donde mis oídos se alborotan

Al sentir tu recuerdo rompiéndome el silencio

Llamándome “Dimples” y ahí donde un te

Quiero, un te amo me hace eterno y hace eterno

El universo.

Ver también

IGLESIA DE CANDELARIA

Fotografía análoga de la fachada de la Iglesia de Candelaria, un templo emblemático para los …

A %d blogueros les gusta esto: