Página de inicio » Internacionales » Obispo vinculado a violencia en Nicaragua es retirado por el papa
Obispo Silvio Báez [Foto LA PRENSA]

Obispo vinculado a violencia en Nicaragua es retirado por el papa

Managua / Prensa Latina

El obispo Silvio Báez, vinculado a los actos violentos relacionados con el intento de golpe de estado en Nicaragua, es retirado del país por orden del papa Francisco, confirmó el Cardenal Leopoldo Brenes en conferencia de prensa.

Báez, de 60 años y con más de tres décadas dedicadas al sacerdocio, se desempeñaba como Obispo auxiliar de Managua y según aclaró Brenes irá a Roma por ‘tiempo indefinido’.

‘Yo no he pedido salir de Nicaragua, quiero dejar claro que mi corazón ha estado siempre aquí en mi tierra, en medio de mi pueblo’, dijo Báez, cuya partida generó reacciones encontradas en la sociedad nicaragüense.

Los seguidores del sandinismo celebraron la salida del obispo del país, mientras los opositores lo despidieron como ‘un defensor de la libertad’.

Báez alcanzó notoriedad en octubre del año pasado cuando fueron publicadas una serie de grabaciones en las que incitaba al odio y la violencia para obligar al Gobierno a aceptar un nuevo diálogo tras el fracaso del primer intento.

La autenticidad de los audios fue puesta en duda por los medios opositores, incluso por un ingeniero de sonido citado por el diario madrileño El Español, sin embargo el Cardenal Brenes y el propio Báez confirmaron la veracidad de las grabaciones.

En una de las cintas insistió en unir a toda la oposición sin importar sus características y pretensiones políticas, si con ello lograban presionar al Gobierno presidido por Daniel Ortega.

‘La unidad que en este momento necesitamos debe incluir a todos, aun con las sospechas que tengamos que son oportunistas, que son abortistas, que son homosexuales, que son traficantes…’, dijo entonces.

Sobre los llamados tranques, acciones violentas que generaron la mayoría de los muertos y heridos de la intentona golpista (199 fallecidos según el Gobierno, 325 asegura la oposición), comentó que fueron ‘una invención extraordinaria’.

En otros de los audios admitió la ayuda estadounidense en el intento de poner contra la pared al Gobierno nicaragüense mediante la presión y el chantaje económico escudados en la llamada Nica Act, ley que otorga a Estados Unidos el derecho a vetar los préstamos de instituciones financieras internacionales al país centroamericano.

‘… y viene la ley que les va a tocar los reales (dinero), eso no lo podemos hacer nosotros, por esos los gringos nos están echando la mano, y hasta ahí…’, comentó a sus allegados el religioso.

El daño de estos audios a la imagen pública de la iglesia Católica en Nicaragua se vio con el tiempo, en febrero de este año el cardenal Brenes fue llamado al Vaticano por el Papa Francisco, y días después la Conferencia Episcopal rechazó la invitación de la Mesa de Negociaciones para participar como testigo y garante del proceso.

En ese momento un mensaje de los obispos nicaragüenses justificó la negativa alegando que ‘deben ser los laicos los que asuman directamente la responsabilidad de gestionar en este momento las cosas temporales de la nación’.

A juicio de expertos, quizás en relación con estos y otros sucesos que involucran a la iglesia Católica en Nicaragua, una reciente encuesta de M&R Consultores indica que los seguidores de esa religión ya no son mayoría en el país pinolero.

Los resultados del estudio señalan que la fe católica es practicada solo por el 44,3 por ciento de los nicaragüenses creyentes, mientras las religiones no católicas representan el 55,4 por ciento de ese sector de la población.

Ver también

Chalecos amarillos protestan en Francia por octavo mes consecutivo

París. El movimiento de los Chalecos Amarillos sale hoy a las calles en diversas ciudades …