web analytics
Página de inicio » Nacionales » Nuevos hallazgos de potencial impacto ambiental en aguas salvadoreñas
Sara García, Cidia Cortes y Nelly Rivera ze los colectivos ambientales AMAES y Movimiento Eco Feminista de El Salvador, expesan su preocupación por el inminente impacto ambiental de la Mina Cerro Blanco en Guatemala a las aguas transfronterizas de El Salvador. Foto Diario CoLatino /Gloria Orellana

Nuevos hallazgos de potencial impacto ambiental en aguas salvadoreñas

Gloria Silvia Orellana
@DiarioCoLatino

“La instalación del almacenamiento de relaves filtrados (basura minera), en la mina de oro y plata de Cerro Blanco, tendría 175 metros de altura, a tan solo 395 metros de pendiente arriba del pueblo Trapiche Viejo (Guatemala) y a solo 103 metros de pendiente arriba de la quebrada El Marial, desde donde esos relaves podrían fluir a El Salvador”, manifestó Cidia Cortes, bióloga e investigadora ambiental integrante de AMAES, al referirse aun estudio de impacto ambiental.

La Asociación de Mujeres Ambientalistas (AMAES) y el Movimiento Ecofeminista de El Salvador presentaron un resumen de datos preliminares del estudio que se encuentra realizando el científico estadounidense Steven H. Emerman, a la mina Cerro Blanco, quien advirtió el impacto de los “relaves filtrados” en la población guatemalteca y salvadoreña.

Cidia Cortes agregó que Emerman cuenta con un Master en Geofísica de la Universidad de Pricenton, un Doctorado en la Universidad de Cornell y un Bachelor of Science en Matemáticas de la Universidad de Ohio. Científico reconocido por su especialidad geoestadísta intérprete de imágenes satelitales, presas de relaves, arsénico ambiental y metales pesados.

La bióloga ambiental señaló que anteriormente Dina Larios, geoquímica de la Universidad de Ohio, había hecho observaciones sobre las secuelas que dejaría la actividad minera de Cerro Blanco en la zona. Y ahora, Emerman se encuentra analizando el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa ENTREMARES para el año 2007, sobre la modalidad de mina subterránea.

Los técnicos de la mina Cerro Blanco observan el enfriamiento de las aguas termales, el oro y la plata esperan por su explotación, mientras las ambientalistas denuncian el impacto negativo de la mina. Foto Diario Co Latino/Cortesía

“El año pasado ya Bluestone Resources a través de Elevar Resources, han actualizado ese Estudio de Impacto Ambiental (2007) presentado para mina subterránea, le quitaron algunos cositas allí, para aumentar la producción y lo presentan ahora, como estudio para mina de cielo abierto, que es otro proyecto que, aún, jurídicamente no es viable”, afirmó.

“El doctor Emerman, en el análisis del estudio de la minera, se enfoca en los relaves mineros o relaves filtrados, que son desechos o basura de minas, es la roca que cuando ya no tiene ni oro ni plata porque ha sido procesada en molinos y le han aplicado enormes de agua y enormes cantidades de cianuro, queda ese desecho al que el doctor Emerman llama relave filtrado”, explicó Cortes.

Sobre el destino del “relave filtrado”, agregó Cortes que esa basura minera se acomoda en la tierra y se construirá una torre de aproximadamente 175 metros de altura de todos los desechos algunos tienen consistencia “aguada” que tiene mucha humedad y no se puede compactar.

Mientras, el otro relave minero es más duro y que tiene una humedad que puede ser compactada por maquinaria pesada y queda con la característica del material para construir represas porque queda sólida y el último desecho es la “roca estéril” que son aquellas piedras que solo fue removida sin mineral de interés para pasarla al molino.

“Todos estos desechos los comenzarán a terciar o compactar como un pastel de capas y es el relave aguado que irá abajo porque no se puede compactar, encima el relave húmedo que se puede compactar y con el conformaran la represa y más encima la roca estéril y así van a formar esa torre de 175 metros”, expresó.

“Esta amalgama de desechos se llama – Método de Aguas Arriba- prohibido en Brasil, Chile, Ecuador y Perú, por sus serias amenazas a deslizamientos de una falla, como la ocurrida en Brasil en una mina de hierro que fue un cataclismo ambiental”, expresó Cortés.

Sobre las apreciaciones preliminares del geofísico, señaló Cortés, que ha considerado que la torre de 175 metros de altura que construiría Elevar Resources, que llegue a colapsar por un terremoto en Guatemala, las consecuencias serían que el relave minero llegaría a la superficie del río Ostúa en menos de 12 minutos y el recorrido de 10,5 kilómetros a la frontera de El Salvador, el relave minero llegaría en máximo 49 minutos al Lago de Güija, en donde quedarían permanentemente los desechos mineros.

“Una sola instalación de almacenamientos de residuos mineros en la mina Cerro Blanco estaría almacenando 54,7 toneladas de relaves filtrados y 145 toneladas de roca estéril. Este es el gran problema que hemos descubierto. Y la falla puede ocurrir en el mediano o largo plazo, incluso, podría ocurrir cuando ya se fueron con todo el oro extraído y alzaron el vuelo a Canadá”, argumentó Cortés.

“Entre las conclusiones preliminares el Dr. Steven Emerman ha dicho que la instalación de almacenamiento de relaves filtrados en la mina Cerro Blanco, cumple con todas las características de -Creatividad Imprudente-, por lo que consideró que debería ser rechazada la propuesta y la revocación del permiso”, compartió.

A esta lucha de ambos colectivos de mujeres ambientalistas se unen las comunidades, organizaciones sociales y la iglesia en Guatemala, que el próximo 18 de septiembre se preparan a la Consulta Municipal de Vecinos, para decidir si aceptan o no, la explotación minera a cielo abierto en Asunción Mita, Jutiapa, Guatemala.

Nelly Rivera, de AMAES, afirmó que ambos colectivos en noviembre del año pasado presentaron un aviso ante el Juzgado Ambiental de Santa Ana, que preside la Juez Norma Elizabeth Lemus de Milla, por el “daño ambiental agravado”, ocurrido en la zona transfronteriza del municipio de Metapán por la mina Cerro Blanco en Asunción Mita, Guatemala.

“La Jueza Ambiental giró copia certificada del expediente al ministro de Medio Ambiente Fernando López y la ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill Tinoco (oficios 874 y 875), respectivamente, para que conforrme a sus competencias realizaran acciones y gestiones inmediatas frente a la problemática”, señaló.

Y agregó “ahora, a 8 meses de emitida esa certificación, no existe ninguna información sobre las acciones o gestiones realizadas por ambas instituciones y sus titulares como una forma de garantizar el cuidado del medio ambiente sano. No obstante, que esta situación dañaría a muchas personas en distintas comunidades y especialmente la amenaza que aun pesa sobre cuerpos de agua vitales para la vida de sus pobladores”, acotó.

Mientras, Sara García del Colectivo de Mujeres Kawoq y el Movimiento Ecofeminista de El Salvador, consideró que luego de evaluar los hallazgos del geofísico Steven Emerman sobre el inminente impacto ambiental que provocaría la mina Cerro Blanco, en Guatemala, el problema toma proporciones incalculables en la realidad que viven las mujeres en las comunidades en El Salvador.

“Somos mujeres que somos impactadas actualmente por megaproyectos que en este país se siguen dando, que son proyectos extractivistas que este gobierno ha permitido al aumentar los permisos ambientales a estas empresas, hay mujeres que su realidad, actualmente, es que no tienen acceso al agua, a la alimentación, la tierra, la semillas, la agricultura y esto la impacta y su grupo familiar”, sostuvo.

En cuanto a la Ley General de Recursos Hídricos, aprobada el año pasado, García consideró que mientras no haya un Reglamento que ordene y regule el uso de agua de los sectores inmobiliarios, agroindustriales e industria, en definitiva los impactos en las mujeres y sectores vulnerables continuarían históricamente.

“Es lamentable que en este gobierno y bajo el régimen (de excepción) que han impuesto al país, se estén dando permisos ambientales y al no poder manifestarnos nuestras demandas nos han obligado a callarnos. Eso no nos sorprendería que le dieran el permiso a la mina Cerro Blanco, por eso hemos presentado nuestras peticiones a las Carteras de Estado, pero no nos han escuchado, pasándose por encima de la Ley de Medio Ambiente y las consultas ciudadanas”, puntualizó García.

Ver también

Comisión de la Mujer inicia estudio a reformas para proteger a víctimas de violencia de género

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino La Comisión de la Mujer y la Igualdad de Género de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.