web analytics
Página de inicio » Internacionales » Moscú y Washington acentúan presión para una tregua en Siria

Moscú y Washington acentúan presión para una tregua en Siria

Damasco/AFP/Moscú/PL

Rusia y Estados Unidos acentuaron el miércoles la presión sobre sus aliados en la guerra en Siria con la intención de hacer respetar la tregua prevista a partir del sábado, que está lejos de ser adoptada por todas las partes ante la compleja situación sobre el terreno.

Este alto el fuego excluye a los poderosos grupos yihadistas Estado Islámico (EI) y el Frente Al Nosra (rama siria de Al Qaida), que controlan amplios sectores del territorio sirio y contra los que luchan tanto el ejército sirio, apoyado por la aviación rusa, y la coalición internacional dirigida por Estados Unidos.

El Pentágono anunció el miércoles un inminente asedio de Raqa, bastión de los yihadistas del EI, por parte de las fuerzas kurdas y de sus aliados, gracias al “apoyo sostenido” de la coalición internacional.

En este conflicto devastador, que ha provocado más de 270.000 muertos y ha obligado a abandonar sus hogares a más de la población siria en casi cinco años, Rusia e Irán apoyan al gobierno de Bashar al Asad, mientras que Estados Unidos, Arabia Saudita y Turquía apoyan a los rebeldes.

Pero los rebeldes se encuentran muy debilitados ante el avance yihadista, mientras que el gobierno ha retomado terreno gracias al apoyo de Moscú.

Según Moscú, Asad confirmó a su homólogo ruso, Vladimir Putin, su disposición a “contribuir a la puesta en marcha del alto el fuego”, cuya entrada está prevista en la medianoche del sábado.

El ejército ruso anunció también haber iniciado negociaciones sobre el alto el fuego con grupos rebeldes de cinco provincias (Hama, Homs, Latakia, Damasco y Deraa), pero sin identificarlos.

Responsables estadounidenses y rusos se reunirán en los próximos días para crear un grupo encargado de velar por el respeto de la tregua, anunció el miércoles el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

Compleja aplicación

Vladimir Putin, que había conversado la víspera con su homólogo estadounidense Barack Obama, también charló con el rey Salmán de Arabia Saudita y con el presidente iraní Hasan Rohani. Según el Kremlin, el monarca saudita “saludó” el acuerdo de alto el fuego, que Irán también apoya.

Aunque el gobierno aceptó la tregua, afirmó el martes que continuaría con sus operaciones militares contra el EI, Al Nosra, y “el resto de grupos terroristas vinculados a estos”.

Los rebeldes temen que Damasco aproveche esta excepción para atacarlos en las regiones donde están aliados a Al Nosra, como Idleb (noroeste) o Alepo (norte).

Un general sirio afirmó en la jornada que la emblemática ciudad rebelde de Daraya, cerca de Damasco, quedará excluida de la tregua a pesar de que los yihadistas de Al Nosra son minoritarios.

Otro actor regional, Turquía, expresó sus dudas sobre la viabilidad de la tregua, que los principales grupos de la oposición siria anunciaron que respetarían de manera “provisional” durante “dos semanas” para “verificar el compromiso” del gobierno.

Este miércoles, la ONU lanzó desde el aire por primera vez ayuda humanitaria en Siria, una “carga de 21 toneladas de provisiones en Deir Ezzor”, anunció el director de operaciones humanitarias de Naciones Unidas, Stephen O’Brien.

¿Plan B?

La propuesta de alto el fuego llega tres semanas después del fracaso de las negociaciones de paz en Ginebra y tras una tregua que se suponía iba a entrar en vigor el viernes último, según un acuerdo apadrinado por Moscú y Washington.

“Somos muy prudentes para no crear expectativas demasiado grandes”, declaró Obama en el Salón Oval tras una reunión con el rey Abdalá II de Jordania.

“La situación sobre el terreno es difícil, pero hemos constatado modestos avances durante la semana precedente en lo que concierne a la distribución de ayuda humanitaria entre las poblaciones amenazadas”, agregó.

El secretario de Estado norteamericano había admitido el martes que estudiaban un eventual “plan B” para Siria en caso de que el proceso diplomático fracase.

Las informaciones sobre este hipotético “plan B”, que priorizaría una solución militar, circularon a principios de febrero en los círculos diplomáticos y en la prensa.

Rusia deplora desinformación sobre plan B

El viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia Mijail Bogdánov aseguró hoy que su país desconoce el alcance de un “plan B” para Siria, anunciado por Estados Unidos.

La declaración de Estados Unidos sobre la disponibilidad de un denominado plan B origina preocupación. No sabemos nada al respecto, afirmó el vicetitular al pronunciar la conferencia “Medio Oriente: de la Violencia a la Seguridad”, en la sesión de trabajo del club de debates internacionales Valdai.

Confiamos en que ahora debemos concentrar todos los esfuerzos en la implementación de los acuerdos de cese el fuego alcanzados, expresó el vicejefe de la diplomacia del Kremlin ante los académicos sociales, políticos y analistas internacionales reunidos en Moscú.

Comentó Bogdánov que ya existen motivos para el optimismo, pues si los entendimientos del armisticio son implementados, pueden constituir un ejemplo de las acciones conjuntas de la comunidad internacional.

Ahora nos acercamos al momento de la verdad, dijo el vicecanciller, al recordar que Rusia y Estados Unidos proclaman la voluntad de compartir la responsabilidad por las acciones de las partes en el tema sirio.

Según Bogdánov, Rusia realiza el trabajo necesario con Damasco y espera que Estados Unidos haga lo mismo con las otras partes involucradas en el conflicto.

Ver también

Francia espera ansiosa medidas de Macron para desactivar crisis de “chalecos amarillos”

Paris / AFP María Elena Bucheli Francia estaba impaciente el domingo por conocer las “medidas” …

A %d blogueros les gusta esto: