web analytics
sábado , 21 octubre 2017
Inicio » Nacionales » “Los Acuerdos de Paz deben apreciarse en su valor histórico”: Carlos Cortez
“Los Acuerdos de Paz deben apreciarse  en su valor histórico”: Carlos Cortez
Carlos Cortez, historiador y Sofía Álvarez, directora de Fundabril. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez.

“Los Acuerdos de Paz deben apreciarse en su valor histórico”: Carlos Cortez

@GloriaColatino

Carlos Cortez, sovaldi especialista en historia  de Funda Abril, ampoule afirmó que los Acuerdos de Paz marcaron un hito importante en el proceso social del país, porque fue “un punto de quiebre de  dictaduras militares y del pensamiento totalitario de los gobernantes” que caracterizaba a la sociedad, en esa época.

“Los Acuerdos de Paz surgieron  del diálogo entre ambas partes, que tuvieron que negociar, que consensuar y dejar atrás la actitud de una fuerza queriendo aplastar a la otra, o  queriendo imponer sus ideas. Es

un receso que implica justamente, una oportunidad a la democracia”, comentó.  Hace 23 años, en la ciudad de México, el jueves 16 de enero de 1992, el Secretario General de la ONU, Boutros Ghali declaró:  “La larga noche de El Salvador está llegando a su fin”, como anticipo a la firma de los Acuerdos de Paz, que marcaron una nueva etapa de vida del país.

En su discurso histórico,  Ghali describió al país como “Una nación desgarrada  que contempla las esperanzas de paz y los retos de la reconciliación y la reconstrucción”.   Asimismo, Ghali  expresó su satisfacción por el rumbo de la negociación, que consideró un reto incalculable por los esfuerzos máximos que surgieron entre la  ONU y los firmantes de los Acuerdos de Paz. “Estas negociaciones fueron acosadas por los sectores estridentes que se oponían a la idea misma de una solución negociada, y abrumadas por el escepticismo de un pueblo acostumbrado a la guerra. La clave de su éxito fue precisamente la voluntad de establecer esos cambios”, (discurso 16/01/92).

Sobre el proceso y  la historia, Carlos Cortez agregó que los Acuerdos de Paz se constituyen en un importante documento, que dio paso, a un proceso inédito. Porque nunca existió en El Salvador una situación similar, antes de constituirse como un Estado.

“Ha sido un proceso marcado por la violencia, muy cruento, sangriento y doloroso, desde sus orígenes, desde sus  incipientes pasos hacia una nación  y creo, que esta  parte de la historia debe conocerla la sociedad salvadoreña y valorarla mucho más, de lo que actualmente recibe, es una fecha que casi pasa desapercibida, pese a su importancia histórica”, recalcó. Para Cortez, el proceso de paz salvadoreño tiene mucho que aportar a otras naciones que se encuentran en la búsqueda de la paz  y en el establecimiento de sociedades más democráticas e inclusivas; ya que la experiencia salvadoreña ha experimentado avances palpables y  logros evidentes, frente a  otras iniciativas similares como Guatemala y Honduras.

“Todo eso tenemos que valorarlo, como sociedad salvadoreña. La misma Organización de las  Naciones Unidas (ONU) admitió a El Salvador en el Consejo de Derechos Humanos y eso dice mucho del avance del país; incluso el respeto al derecho de la libertad de expresión,  que en otras naciones aún es violentado, en el país lo tenemos garantizado”, comentó.

Mientras, Sofía Álvarez, directora de FundaAbril, consideró la importancia de la historia para construir  los procesos de naciones más libres; así como  la necesidad de analizar los hechos en su conjunto para incentivar  el cumplimiento de los compromisos que se tomaron, y generar los cambios a nivel institucional y social, que demandan las democracias modernas.

“Desde nuestra perspectiva es sumamente importante que nosotros y nosotras como jóvenes dentro de la sociedad valoremos que significó para una generación este proceso, que llevó  a la firma de los Acuerdos de Paz, y trajo posteriormente, una sociedad más democrática. Nosotros ahora, como sociedad civil,  nos expresamos o podemos decir lo que pensamos y realizar nuestras actividades, sin temor a la represión del Estado como ocurrió anteriormente. Este simple ejercicio de nuestros derechos individuales o colectivos no son apreciados por gran parte de la población, pese al valor esencial que tienen para expresarnos libremente y que se logró con la firma de los Acuerdos de Paz ”, sugirió.

En cuanto a la visita del Secretario General de las Organización de las Naciones Unidas,  Ban Ki- moon, en la celebración del 23 Aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz,  Cortez opinó: “este es un espaldarazo de la ONU a nuestro proceso de paz”.

“Hay que recalcar de este proceso de paz es una historia de éxito,  no solo para El Salvador,  también para la ONU porque se convirtió en el primer conflicto interno que resolvió la Organización de Naciones Unidas; antes de eso, solo atendían situaciones internacionales, y ahora, difícilmente podríamos encontrar otro proceso que llegara a un acuerdo tan maravilloso, como el que se obtuvo en El Salvador”, expresó.

Asimismo, consideró que esta experiencia que trascendió fronteras debería ser aprovechado y explotar este recurso de conocimientos y asesorar como  mediadores en conflictos internos en otros países, que muchos son históricos, como el caso de Palestina e Israel,  en el cual, aún no se visualiza, un acuerdo a mediano plazo  que de una resolución favorable para ambas naciones.

Mientras, la directora de FUNDABRIL calificó como un elemento  sobresaliente la visita del Secretario Ban Ki-moon que confirma la posición de El Salvador, que lideró un proceso inédito que permitió la apertura de la sociedad salvadoreña.

“El conflicto y el cumplimiento de los Acuerdos de Paz ha sido un proceso difícil que enfrentó momentos de retraso en su implementación,  cojeó un poco en su desarrollo -hasta se pensó- en algún momento de la evolución de los compromisos, que no se totalizarían, pero ahora estamos a punto de celebrar los 23 años con avances significativos de democratización y eso significó un éxito para el país y para  la ONU”, opinó.

En cuanto a la historia como estudio y la visualización de los Acuerdos de Paz,  Carlos Cortez consideró que falta mucho más, en materia de educación formal, para que de la preponderancia de estos hechos, en la cotidianidad de la vida nacional en la actualidad.  Cortez indicó que los Acuerdos de Paz deberán trascender  y no dejarlos como una efemérides de la historia nacional, ni realizar celebraciones protocolarias de desfiles o asuetos remunerados.

“La educación es un aspecto muy importante y esencial, pero lastimosamente en  nuestras escuelas se ha hecho un ostracismo de la historia y  es bastante defectuosa. La historia se ha incluido dentro de la materia de Estudios Sociales y Cívica en donde entra geología y sociología, pero, es más  lamentable que se enseñe en pocas pinceladas;  cuando la historia es una interpretación, un análisis constante de todos aquellos procesos sociales en el tiempo, que nos lleve a aprender de ella, a  valorarla y  apropiarnos de nuestro pasado”, remarcó.

A %d blogueros les gusta esto: