web analytics
domingo , 22 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Las fuerzas iraquíes lanzan gran ofensiva en provincia disputada a kurdos
Las fuerzas iraquíes lanzan gran ofensiva en provincia disputada a kurdos

Las fuerzas iraquíes lanzan gran ofensiva en provincia disputada a kurdos

Por Abdallah Ibrahim

Kirkuk/AFP

Las fuerzas iraquíes proseguían este viernes una gran ofensiva para arrebatar a los combatientes kurdos las posiciones de las que se apoderaron hace tres años en la rica provincia petrolera de Kirkuk, en el sur del país.

En un contexto de fuerte tensión tras la celebración el 25 de septiembre de un referéndum de independencia en el Kurdistán iraquí declarado ilegal por el gobierno central, miles de peshmergas (combatientes kurdos) fueron puestos en estado de alerta para “defender” sus posiciones.

“Las fuerzas armadas iraquíes avanzan para recuperar sus puestos militares tomados” en junio de 2014, cuando los combatientes kurdos les arrebataron el control de diversas posiciones aprovechando el caos causado por una fulgurante ofensiva yihadista del grupo Estado Islámico (EI), declaró a la AFP un general iraquí que pidió el anonimato.

Según este general, posicionado al sur de la ciudad de Kirkuk, las tropas iraquíes se dirigían hacia el sur de la provincia, cuyo control se disputan las autoridades kurdas e iraquíes.

Retomaron “el viernes por la mañana de la base 102, al oeste de la ciudad de Kirkuk, cerca de la autopista que lleva a Tikrit, de la que los peshmergas que estaban allí hasta ayer por la noche se fueron sin combatir”, precisó.

Jaafar Sheij Mustafa, comandante peshmerga en Kirkuk, confirmó que los peshmergas acababan de retirarse de algunas zonas que controlaban tras la debacle iraquí ante el EI en 2014.

Pero advirtió que “si el ejército iraquí avanza hacia Kirkuk, combatiremos”.

V de victoria

El Hashd (Unidades paramilitares de movilización popular), publicó sin embargo fotos de uno de sus miembros vestido de uniforme haciendo la V de victoria frente a una bandera kurda y de sus insignias pegadas sobre un panel de carretera.

Por su parte, los kurdos se declararon listos para defenderse.

Hemin Hawrami, consejero del presidente kurdo Masud Barzani, anunció en Twitter que “miles de unidades peshmerga fuertemente armadas” estaban desplegadas en torno a Kirkuk con “órdenes de defenderla a toda costa”.

El gobierno autónomo del Kurdistán afirma desde hace varios días que las fuerzas iraquíes se disponen a arrebatarle por la fuerza los campos del petróleo de la región de Kirkuk.

Asegura temer que las fuerzas gubernamentales diseminadas por el país como consecuencia de diferentes batallas contra los yihadistas del EI vuelven ahora sus armas contra los peshmergas.

Desde el miércoles, los kurdos dieron la señal de alarma e incluso cerraron carreteras el jueves, preventivamente y durante varias horas.

Petróleo, aeropuerto y base militar

El viernes, el gobierno del Kurdistán se declaró “alarmado por la concentración de militares iraquíes y del Hashd Shaabi en Bashir y Taz al sur de Kirkuk”, a solo “tres kilómetros de las líneas de frente de los peshmergas”.

Según los servicios de inteligencia kurdos, las fuerzas gubernamentales tienen la “intención de apropiarse de los campos petroleros, de un aeropuerto y de una base militar”.

Un diputado afín al primer ministro iraquí Haider Al Abadi, Jassem Jaafar, afirmó que las unidades de élite policiales y antiterroristas, así como el Hashd, iniciaron movimientos para “retomar el control de los campos de petróleo conquistados por los peshmergas” en 2014.

Las autoridades centrales iraquíes, a través de la empresa estatal North Oil Company (NOC), estaban a cargo del conjunto de campos petrolíferos de la rica provincia de Kirkuk.

En 2008, los kurdos tomaron el control del campo de Jormala. Y en 2014, en el caos creado por la ofensiva de los yihadistas, se apoderaron también de Havana y Bay Hasan.

En cuanto a la base, se trata de la perteneciente a la 12ª división del ejército iraquí, que los peshmergas tomaron en junio de 2014 expulsando a los soldados poco después de la caída de Mosul en manos del EI. El aeropuerto es colindante.

Los tres campos petrolíferos de la provincia de Kirkuk proporcionan 250.000 barriles diarios (bd) de los 600.000 bd de petróleo que exporta la región del Kurdistán iraquí pese a la oposición de Bagdad.

Si los kurdos perdiesen estos campos, representaría una importante caída de ingresos para la región autónoma.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: