web analytics
viernes , 22 junio 2018
Inicio » Deportes » Juventus logra empatar con Bayern y se mantiene con vida en la Champions
Juventus logra empatar con Bayern y se mantiene con vida en la Champions
Juventus y Bayern empataron 2-2 en la Liga de Campeones. Foto Diario Co Latino/Agencia

Juventus logra empatar con Bayern y se mantiene con vida en la Champions

Turín/Italia/dpa

El Bayern Múnich desperdició hoy una gran ocasión de dejar prácticamente sentenciada su eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones de fútbol al empatar 2-2 en el estadio de la Juventus de Turín tras ir 2-0 arriba a falta de media hora para el final.

El alemán Thomas Müller abrió el marcador a los 43 minutos y el holandés Arjen Robben aumentó a los 55′ para los visitantes, pero el argentino Paulo Dybala descontó a los 63′ y el italiano Stefano Sturaro marcó el empate definitivo a los 76′.

Los primeros 60 minutos del Bayern mostraron lo mejor del repertorio del equipo del español Josep Guardiola: eficaz tenencia de pelota, presión alta para recuperarla y situaciones de gol frente al arco rival. Nada hacía suponer lo que sucedió en los 30 minutos restantes.

El 2-0 que logró en ese pasaje era una pintura perfecta de lo que habían mostrado los dos equipos en el campo. Con Robben y el brasileño Douglas Costa abriendo el terreno por los costados y con el polaco Robert Lewandowski y Müller lastimando por el centro, el Bayern superó a un rival que no parecía jugar en casa.

Como si las palabras del entrenador Massimiliano Allegri, que afirmó que el 0-0 era un buen resultado, hubieran hecho eco en la cabeza de sus jugadores, la Juve se dejó dominar por su adversario. La estrategia parecía ser acumular gente en defensa y apostar todas las fichas a algún contragolpe rápido por intermedio de Dybala o el croata Mario Mandzukic, ex jugador del Bayern.

Con ese panorama, las ocasiones para el campeón alemán frente al arco de Gianluigi Buffon comenzaron a sucederse. La primera fue un remate de Arturo Vidal, que el arquero desvió con esfuerzo. Y el portero también se lució al desviar un gran envío de Douglas Costa.

Sin embargo, la ocasión más clara en ese pasaje la tuvo Müller, que falló de manera clamorosa: Lewandowski lo habilitó a tres metros del arco, con Buffon vencido, pero el internacional alemán dudó en parar la pelota o definir de primera y Bonucci terminó despejando el balón sobre la línea.

Abrumada por el fútbol de su adversario, la Juventus apenas inquietó con un par de remates de Mandzukic, sin mayores problemas para el arquero Manuel Neuer.

Por eso, la justicia en el marcador llegó apenas antes del final del primer tiempo, cuando Müller tuvo la revancha y no la desaprovechó. Robben envió un centro pasado, Costa devolvió al medio y el goleador alemán sentenció con un remate desde el punto del penal.

Nada cambió en el trámite del juego. El Bayern siguió con su dominio y, además, contó con espacios para el contragolpe. Así nació el segundo gol, que Robben anotó con una jugada con su sello. El extremo recibió por la derecha, enganchó hacia adentro y amagó dos veces, hasta que encontró el hueco para colocar su zurdazo en el segundo palo. Había olor a eliminatoria sentenciada.

Sin embargo, cuando todo parecía resuelto para el Bayern, e incluso se podía vislumbrar un nuevo gol, llegó la heroica reacción de la Juve, posibilitado por un grosero error de Kimmich.

El mediocampista, que hoy fue central ante las numerosas bajas defensivas, regaló un balón a Mandzukic, que habilitó de primeras para que Dybala definiera ante la salida de Neuer.

El gol revitalizó las fuerzas de la Juventus, que mostró un ímpetu que hasta allí no había exhibido. Y el Bayern expuso flaquezas que no había tenido. Primero el colombiano Juan Cuadrado y más tarde el francés Paul Pogba estuvieron a punto de empatar.

Empujado además por los cambios que introdujo su entrenador, la Juventus pasó de dominado a dominador, por lo que el empate no tardó en llegar.

El español Álvaro Morata, recién ingresado por Dybala, envió un centro de cabeza para que Sturaro, que había entrado por Khedira, se anticipara a la defensa y marcara el empate.

Los últimos minutos mantuvieron en vilo a los más de 40.000 espectadores que presenciaron el juego, ya que los dos equipos se lanzaron en busca de la victoria. Y si bien contaron con ocasiones para lograrlo, el resultado no se modificó.

Así, todo quedó en el aire para la la vuelta de la eliminatoria, el 16 de marzo en Múnich, cuando 30 minutos antes la llave ya parecía sentenciada.

A %d blogueros les gusta esto: