web analytics
Página de inicio » Articulos » “Hoy me sumo a la lucha de los vendedores por mi hijo”
Iván Sandoval, asesinado por un agente municipal el jueves durante los disturbios entre vendedores y personal de la alcaldía de Santa Tecla. Foto Diario Co Latino.

“Hoy me sumo a la lucha de los vendedores por mi hijo”

David Martínez
@davidmar2105

Desde hace muchos años, el comercio informal ha tenido mayor fuerza en el país. Se incrementó con al implantar el modelo neoliberal y hasta estos tiempos parece no detenerse, al contrario.

Este crecimiento se ha vuelto desproporcionado, y podemos ver las calles principales de varios municipios llenas de ventas, sin embargo los alcaldes y gobiernos centrales muy poca atención le han puesto al tema.

El jueves 8 de noviembre se dio un altercado entre comerciantes informales y miembros del Cuerpo de Agentes Municipales, quienes bajo órdenes superiores abrieron fuego contra los vendedores.

Hubo más de 50 lesionados, 3 de ellos graves. El más grave fue un joven de 37 años: Iván Sandoval, quien murió el mismo día por la noche en el Hospital Rosales, de San Salvador, pues no resistió que una bala que le perforara el cráneo.

Sandoval fue trasladado a dicho nosocomio desde el Hospital Nacional San Rafael, pues allí es donde había un poco más de esperanzas de salvarle la vida, sin embargo el proyectil lanzado por un agente del CAM no lo permitió.

Iván, desde pequeño le fue interesando el comercio, su madre, María Antonia Sandoval, asegura que no le gustaba mucho el estudio, además aduce tenía problemas de atención, por ello, terminando sus estudios de educación media se dedicó, al igual que ella, a vender en las calles.

“Él fue aprendiendo el negocio, se dedicaba a vender lo que fuera. Vendía bolis, manzanas, aguacates. Lo que fuera. Yo eduqué a mis hijos sola. Yo impuse mis reglas, él era un trabajador honesto. Mi hijo no tiene ningún antecedente penal. Por eso la muerte de él me ha sorprendido, pues era un comerciante honrado”, expresó la madre del joven fallecido por la represión de la policía municipal de Santa Tecla.

Iván se dedicó al comercio por cuenta propia durante ocho años, no vendía tortas como en un primer momento se dijo. Era un joven dedicado, no tuvo problema alguno, ni con sus compañeros vendedores ni mucho menos con las pandillas, pues era respetuoso con toda la gente.

Y se pudo observar así, pues en su velorio, el viernes 9, todos los comerciantes por cuenta propia colmaron la Calle Ciriaco López, a un costado del mercado central de Santa Tecla.

Él tenía un poco más de ocho años de vender en el municipio, pero vivía en Ilopango. No vendía en su municipio de residencia porque Santa Tecla es el único municipio que le da estabilidad en todo sentido.

“Él se había quedado trabajando acá por la estabilidad que hay, y porque como vendedores no tenemos problemas con nadie. Nosotros no nos podemos ir a meter donde hay problemas. Sin embargo, ahora la estabilidad se nos ha acabado gracias a este alcalde. Ahora damos lástima”, aseveró doña María.

Y es que asegura que en Santa Tecla, antes que llegara Roberto d’Aubuisson se respiraba un aire de paz, los comerciantes podían vender en paz.

“Aquí es prohibido que se trate mal a la gente, que se le robe a la gente. Hay que respetar esas reglas, pero este señor se ha tirado a acusar y acusar, y nada de lo que él dice es cierto”, expresó.

Iván ahora deja en la orfandad a dos niños, uno de tres y el otro de 11. María dice que lo único que quiere es que se haga justicia. Que Roberto d’Aubuisson se haga cargo de una indemnización para la familia del comerciante. De allí, indica, sacaría adelante a sus nietos que ahora quedan con ella.

“Quiero que pague lo que ha hecho. Que vea como les ayuda, esos niños no se pueden defender todavía. Yo ya no puedo mantenerlos, ya tengo casi 60 años, tengo a otros dos nietos que los estoy sacando adelante, lo que vendo no me alcanzaría para mantenerlos a todos”, indica.

Sin embargo, asegura que se los sacará adelante, a como dé lugar, “con mi ventesita de tamales de elotes, así como saqué adelante a mis otros dos nietos que también me quedaron huérfanos, sacaré adelante a estos dos”.

Pero dice que no se quedará impune, pues llegará a todas las instancias para el hijo del autor intelectual, según el informe de la comisión de la verdad, del asesinato de San Oscar Arnulfo Romero, pague por la muerte de su hijo, quien fue asesinado solamente por pertenecer a la clase trabajadora.

Ver también

Lienzo con la imagen de San Romero peregrinará por El Salvador

La Iglesia salvadoreña recibió una sorpresa este viernes, con la llegada del lienzo con la …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: