web analytics
lunes , 23 octubre 2017
Inicio » Nacionales » Hato Hasbún, toda una vida entregada al pueblo salvadoreño
Hato Hasbún, toda una vida entregada al pueblo salvadoreño
Hato Hasbún, secretario de Gobernabilidad acompañado del Presidente de la República Salvador Sánchez Cerén. Foto Diario Co Latino.

Hato Hasbún, toda una vida entregada al pueblo salvadoreño

Yaneth Estrada
@caricheop

A las 12:30 del miércoles 30 de agosto, falleció Franzi Hato Hasbún Barake, secretario de Gobernabilidad de la Presidencia, Comisionado de Seguridad Ciudadana y Convivencia y Consejo Nacional de Vulnerabilidad, Comisionado Presidencial para la Seguridad (ad honórem) y encargado de liderar el proceso implantación del Plan El Salvador Seguro (PESS), tras sufrir dos infartos, confirmó la familia. Además, fue el segundo designado a la Presidencia de la República durante la gestión de Mauricio Funes.
Hasbún luchaba contra una enfermedad terminal que se le manifestó hace dos meses, por lo que tuvo tratamiento en Estados Unidos. Sin embargo, hace unas semanas decidió regresar al país donde tuvo complicaciones.
Luego de conocer la noticia, el Presidente de la República Salvador Sánchez Cerén manifestó en una red social, desde Nicaragua, donde participaba en una reunión trinacional: “Acabamos de perder a un gran hermano y compañero, el secretario de Gobernabilidad, Hato Hasbún, nuestro cariño y condolencias a su familia”.
El Mandatario destacó la labor realizada por Hasbún en materia de seguridad y otras áreas de la vida política y social del país, por lo que comentó: “su muerte no dejó de impactarme”.
El vicepresidente de la República Oscar Ortiz comentó que “Hato Hasbún ha dejado un gran legado, era un salvadoreño comprometido con la justicia. Estamos tristes por la noticia, para nosotros esto es bastante sorpresivo, se va un gran amigo”.
El ex presidente Mauricio Funes aseguró en sus redes sociales que “un buen hombre, un amigo entrañable, un hijo ejemplar y un padre acaba de fallecer. Que Dios tenga en Gloria a Hato y de fortaleza a su familia”.
“No entiendo la justicia divina. Se lleva a hombres como Hato que dieron mucho al país y deja vivos a personajes perverso que dañan al pueblo”, añadió Funes, amigo personal y Hasbún, quien fue su profesor en el Externado San José.
El secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, tras su llegada a un hospital capitalino, dijo: “He perdido a mi mejor amigo. Mis más sentidas condolencias a la familia”,.
El canciller Hugo Martínez expresó en su cuenta de Twitter que “con mucha tristeza y dolor he conocido la noticia del fallecimiento de mi querido compañero y amigo Hato”.
Asimismo, Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, afirmó que “acompañamos a la familia del compañero Hato Hasbún, sabemos que desempeñaba un gran trabajo en el Gobierno de El Salvador”.

Hato Hasbún, secretario de Gobernabilidad. Foto Diario Co Latino.

Reseña política y social
Hasbún es un sociólogo especialista en temas políticos, electorales, cooperación internacional y opinión pública. Veló por la generación de condiciones favorables para la gobernabilidad democrática y las comunicaciones.
También, contaba con licenciatura en Sociología de la Universidad Autónoma de México, en Filosofía de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, UCA, una Maestría en Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, Maestría en Filosofía de la Universidad Pontificia de Comillas, y una Maestría en Periodismo de Investigación del Periódico El País, de España.
Entre su experiencia profesional destaca la de Ministro de Educación ad honórem (2014), Secretaría de Gobernabilidad en la Presidencia en el Gobierno del ex presidente Mauricio Funes (06/14 – 03/15) y como Secretario para Asuntos Estratégicos de la Presidencia (2009-2014).
Además, fue secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones de la Presidencia al iniciar el Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén.
Antes de ser parte del equipo de Campaña y luego en el Gobierno del expresidente Mauricio Funes, Hasbún desarrolló diversas funciones en la UCA, una de ellas, responsable de Proyectos y Relaciones Internacionales.
Hato se consideró un fiel seguidor del pensamiento de Monseñor Romero y de Ignacio Ellacuría, ex rector de la UCA.
“Su determinación por contribuir a cambiar la realidad salvadoreña, en especial la que enfrentaban los sectores excluidos durante la segunda mitad del siglo XX, lo llevó a integrarse a la lucha popular, ingresando a las filas de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), uno de las cinco organizaciones que conformaron el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en donde realizó invaluables aportes a la causa de justicia social abanderada por dicha organización, que derivaron en la apertura a la democracia en El Salvador con la firma de los Acuerdos de Paz en 1992”, dice un informe oficial.
“La militancia del FMLN, su Consejo Nacional y su Comisión Política, lamentamos la partida física de nuestro entrañable compañero”, dice en un comunicado público el partido FMLN.
“Hato Hasbún, nuestro compañero “Dino” en tiempos de la dictadura, fue maestro de generaciones de luchadores sociales, a quienes educó en el pensamiento crítico, en la rebeldía ante las injusticias, en el compromiso con los explotados y oprimidos, en la honradez y la coherencia”, dice el FMLN.
Uno de los datos poco conocidos de este destacado personaje salvadoreño es su amor por el deporte.
En 1967 jugó en el equipo “cocotero” del Sonsonate FC de primera División del Fútbol Nacional. También fue un reconocido jugador de baloncesto en la época de oro del deporte de las canastas, de la que fue seleccionado nacional, y su dinastía continúa hasta hoy en las canchas del gimnasio nacional “José Adolfo Pineda”.

En favor de los sectores excluidos
La vocación que Franzi Hato Hasbún demostró por el trabajo en favor de los sectores excluidos y la justicia social en El Salvador, durante toda su vida, no deja lugar a dudas sobre la calidad humana y la entrega que caracterizó su labor en favor del pueblo salvadoreño.
Así queda demostrado al hacer un recorrido por su trayectoria como maestro, luchador social y como funcionario en dos gobiernos de izquierda, ocupando cargos en los que sus esfuerzos fueron determinantes para orientar políticas públicas que han beneficiado a miles de salvadoreños.
Nacido en 1946, en la ciudad de San Salvador, Hato Hasbún fue un optometristas de profesión. En su juventud sobresalió como un destacado deportista en disciplinas como el fútbol y el básquetbol. Nunca olvidó sus raíces palestinas y su sufrido pueblo en lucha.
Destacó también como un maestro de vocación, labor en la que será recordado como formador de muchas generaciones que pasaron por las aulas del Colegio Externado San José. Su trabajo en este campo lo llevó a trabajar de forma estrecha con el jesuita español Ignacio Ellacuría, rector de la UCA de 1979 a 1989, un profundo crítico del autoritarismo y el modelo económico oligárquico que operaban por aquella época.
Hato Hasbún, quien fue integrante de las FPL, continuó con dedicación y su lucha por incidir en la realidad social del país desde distintos ámbitos: en la UCA como Decano de Estudiantes, Director de Proyectos y de Relaciones Internacionales, Asesor de Rectoría y Profesos titular de los departamentos de Filosofía y Sociología (1992-1996).
Su trabajo en los Gobiernos del Cambio, desde 2009, le valió el reconocimiento de diversos sectores de la sociedad salvadoreña.
Hasbún se destacó en el gobierno actual por su labor al frente del diálogo promovido por el presidente Sánchez Cerén, con distintos sectores del país para construir soluciones y acuerdos a los grandes problemas que enfrenta El Salvador, liderando las principales iniciativas puestas en marcha para tal fin.
“Para El Salvador y mi persona este es un día de duelo porque acabamos de perder a un funcionario de mi gobierno, talentoso, que tiene mucho que ver con los resultados del país en la disminución de la criminalidad y la acción de las pandillas”, aseguró el presidente Sánchez Cerén este día.
Más allá de su rol político y estratégico en la conducción política en el gobierno del presidente Sánchez Cerén, y durante todo el trabajo que le precedió, Hato Hasbún fue una persona muy amena y alegre. A lo largo de su vida compartió con muchas personas en diferentes ámbitos, con extraordinaria sensibilidad humana.
Fue una persona que, sin ningún recelo profesional, dedicó buena parte de su tiempo a educar y formar generaciones, confiando, además, en las capacidades de la juventud para asumir cargos importantes en los destinos de El Salvador.
El legado que deja servirá de ejemplo de lucha para continuar construyendo un mejor futuro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: