web analytics
Página de inicio » Nacionales » Fortalecer la sociedad civil para el desarrollo sustentable
El cambio climático ha afectado a millones de personas que viven en la pobreza, la que se ha intensificado con la pandemia del coronavirus, haciendo la región más vulnerable. Foto Diario Co Latino/Archivo

Fortalecer la sociedad civil para el desarrollo sustentable

Gloria Silvia Orellana
@GloriaColatino

El XI Encuentro del Foro Centroamérica Unida por la Vida Hacia la Sustentabilidad del Desarrollo Post COVID-19 en Centroamérica inició este 12 de octubre de 2020, en el marco del “Día de la resistencia de los Pueblos Indígenas”, como intercambio de experiencias y compartir propuestas desde una visión amplia de participación e inclusión.

El Foro Centroamérica Vulnerable Unida por la Vida (FCV-UV) está integrada por 200 organizaciones sociales de la región que, a través de sus acciones, están orientadas a promover la sustentabilidad y resiliencia climática de los pueblos de la región.

El FCV-UV, desde hace más de diez años ha venido contribuyendo a un cambio social mediante la promoción y ejercicio pleno de derechos y el reconocimiento del rol protagónico de las mujeres en los procesos de desarrollo.

Este año, el FCV-UV promoverá un dialogo inclusivo, para optimizar oportunidades y fortalecer el rol de organizaciones de la sociedad civil en los distintos niveles y etapas gestión Post COVID-19, a fin de ampliar la mirada a los  factores de riesgos de la región, pero no están incluidas por el modelo convencional en la gestión de riesgos y desarrollo.

Sobre el Escenario de Crisis Compleja Regional (ECCR) evidenciaron que los procesos y modelos de desarrollo, aparejado al manejo insustentable de la gestión pública, están generando riesgos y situaciones de calamidad que profundizan brechas sociales, alejan la posibilidad de lograr objetivos y metas de desarrollo.

Ante esta situación regional que se agravó con la COVID-19, en las medidas de protección y afrontamiento de la pandemia, en lugar de  reducir riesgos los elevó vulnerando la sociedad y ecosistemas centroamericanos, al deteriorar el respeto a derechos humanos y necesidades básicas.

“Estos cambios que se gestan desde la mujeres, desde las diversas cosmovisiones de los Pueblos Indígenas, pero sobre todo desde los territorios -muchas veces-, se desarrollan alternativas que pueden lograr cambios frente al cambio climático”, dijo Carolina Amaya, ambientalista de la UNES.

Mientras, Adalberto Blanco, de FECORACEN, se refirió a la vulnerabilidad de la región centroamericana, en donde el cambio climático ha afectado a millones de personas que viven en la pobreza, la que se ha intensificado con la pandemia de el coronavirus.

“Existe una gran fragilidad en cuanto a la alimentación y el agua. Ante esta realidad planteamos como organizaciones, ante un modelo económico extractivista, tenemos que ver que los alimentos hacia una producción agroecológica con base campesina y pueblos originarios, hacia este nuevo contexto que nos espera y el agua, que debe ser una lucha para enfrentar cualquier tipo de amenaza en garantizar el derecho humano de los pueblos”, indicó Blanco.

Entre otras propuestas refirieron a proteger y garantizar la seguridad, dignidad y los derechos de las personas defensoras de la región. Continuar y reorganizar la sociedad civil, a fin de fortalecer de manera sustentable y readecuación de planes estratégicos desde la sostenibilidad organizacional.

Y la autogestión territorial que promueve la protección, conservación y recuperación de los bienes naturales, medios de vida y capacidades productivas desde un enfoque de bienestar y calidad de vida de todos y todas.

Ver también

Diócesis de San Francisco de Asís apoya el “NO” a Mina Cerro Blanco

Gloria Silvia Orellana @DiarioCoLatino En un pronunciamiento público Monseñor Calderón Cruz, Obispo, y demás presbíteros …