web analytics
Página de inicio » Nacionales » Fiestas al Divino Salvador del Mundo, tradición relegada por la pandemia
Así se ha celebrado durante años, pero ahora son solo recuerdos de la fiesta, porque este año tampoco habrá celebración, ya que las autoridades han decidido evitar las aglomeraciones. Foto Diario Co Latino/Archivo.

Fiestas al Divino Salvador del Mundo, tradición relegada por la pandemia

Redacción Nacionales

@DiarioCoLatino

Todos los años el desfile del correo el uno de agosto anunciaba el inicio de las Fiestas Patronales en honor al Divino Salvador del Mundo, sin embargo, desde el 2020 no hay correo y la  tradicional “bajada” como es conocida ha sido relegada a pequeños actos privados en las iglesias con el fin de evitar el contagio del COVID-19, ahora mucho más virulento por la variante Delta.

Según la historia esta fiestas agostinas tienen su mayor celebración el 5 de agosto, que es el día del Divino Salvador del Mundo y se organiza una procesión con la imagen de Jesucristo que parte de Basílica del Sagrado Corazón de Jesús y termina  frente a Catedral Metropolitana donde se la transfiguración.

Y es precisamente la transfiguración el momento más esperado por los miles de católicos, donde Jesús cambia sus ropas y que significa “un evento narrado en los evangelios sinópticos según San Mateo, San Marcos y San Lucas, en el que Jesús se transfigura y se vuelve radiante en gloria divina sobre una montaña”.

Mientras que el 6 de agosto la iglesia católica celebra una misa solemne en el atrio de Catedral Metropolitana para cerrar oficialmente las fiestas.

Antes de llegar a la transfiguración el segundo día de agosto es dedicado al desfile del comercio donde las carrozas transportan a las reinas de diferentes comercios en pomposas carrozas y reparten dulces durante el recorrido.

En estas fiestas también los salvadoreños tienen la oportunidad de disfrutar de las ruedas, los negocios y  las comidas propias de la celebración en las ferias, una que era colocada en los predios del Don Ruá y luego se pasó a las cercanías del Estadio Cuscatlán y la feria Consuma.

Así se ha celebrado durante años, pero ahora son solo recuerdos de la fiesta, porque este año tampoco habrá celebración, ya que las autoridades han decidido evitar las aglomeraciones.

Es de destacar que estas fiesta tienen su origen en 1525, año de fundación de la ciudad capital, pero era de carácter cívico y era el seis de agosto.

En 1777 predominó la devoción a la Santísima Trinidad y no al Divino Salvador del Mundo, ya que la villa de San Salvador se estableció en 1528 en el lugar conocido como la Bermuda.

La imagen que es utilizada en la procesión  del Divino Salvador del mundo y que para muchos es llamada “El Colocho”, fue esculpida por el maestro Silvestre García, el año 1777.

García fue el preculsor del carácter cívico y religioso de la celebración, pues él mismo se ocupó de organizar una fiesta anual al Santo patrón con novenario y jubileo.

Cuando García falleció en 1807, se nombró como capitana a Dominga Mayorga, que hizo una “pequeña entrada” y para  1810, era fabricada en el atrio de la Iglesia Parroquial, ahora Iglesia El Rosario, un “gran volcán”, en cuya cima se colocó la imagen.

 

Y así la celebración fue progresando porque para  1811, se construyó un “modesto carro de madera y papel de colores, sobre el que colocaron al Santo Patrón para llevarlo en procesión por las principales calles, hasta la Plaza de Armas, en donde tuvo lugar por primera vez el tradicional descubrimiento”.

Ver también

FNS pide cumplir el derecho a los medicamentos para tratar enfermedades crónicas

Alma Vilches @AlmaCoLatino la Mesa Sectorial de Medicamentos del Foro Nacional de Salud (FNS) presentó …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.