web analytics
Página de inicio » Internacionales » Estados Unidos e Irán prosiguen su difícil negociación sobre programa nuclear iraní

Estados Unidos e Irán prosiguen su difícil negociación sobre programa nuclear iraní

Por Nicolas Revise

Lausana/AFP

Estados Unidos e Irán reanudaron este martes en Suiza sus difíciles negociaciones sobre el programa nuclear iraní, viagra con temas pendientes por zanjar que limitan las posibilidades de lograr un acuerdo antes de fin de mes.

“Hemos hecho sin duda progresos” pero “nos quedan temas difíciles” por resolver, healing admitió este martes un alto responsable estadounidense.

Las partes se muestran escépticas sobre la probabilidad de alcanzar antes del 31 de marzo un acuerdo político sobre ese programa nuclear que descarte definitivamente la amenaza de un uso militar por parte de Teherán.

Después de 12 años de tensión y 18 meses de negociaciones, purchase Irán y el grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) se han dado hasta fin de mes para alcanzar ese acuerdo político.

Si lo consiguen deberán trabajar de ahí al 30 de junio en un acuerdo global, que incluya todos los detalles técnicos.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif, se reunieron este martes en un palacio de Lausana, tal y como ya lo hicieran el lunes durante cerca de cinco horas.

Los dos ministros están acompañados por el secretario estadounidense de Energía, Ernest Moniz, y el jefe de la Organización Iraní de la Energía Atómica (OIEA), Ali Akbar Salehi.

El lunes, Irán y Estados Unidos en Lausana, y luego los representantes de Irán con los ministros europeos en Bruselas, habían negociado intensamente.

“Irán debe tomar todavía decisiones muy difíciles (…) para responder a las importantes preocupaciones que sigue habiendo respecto a su programa nuclear”, dijo el lunes por la noche otro diplomático estadounidense, que requirió el anonimato.

Al preguntársele si espera un acuerdo de aquí al 31 de marzo, el diplomático respondió: “Francamente, seguimos sin saber si lo conseguiremos”.

Comparó asimismo los meses de negociaciones sobre el programa nuclear iraní a una “montaña rusa”.

Si se lograra un acuerdo, se levantarían a cambio las sanciones internacionales impuestas contra Teherán por enriquecer uranio, un proceso susceptible de producir combustible para una bomba atómica, intención que las autoridades iraníes siempre han desmentido.

“Ha habido avances, pero sigue habiendo puntos importantes por resolver”, dijo el lunes por la noche el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius.

Su homólogo británico, Philip Hammond, observó que queda “un camino largo” por recorrer.

 “Para algunos, la solución está claramente al alcance de la mano, pero para otros, nuestros puntos de vista difieren”, comentó por su lado Zarif.

Un acuerdo “muy malo”

Irán quiere que la ONU, Estados Unidos y la Unión Europea pongan fin simultáneamente a las sanciones que la asfixian económicamente y la aíslan diplomáticamente.

Los directores políticos de los gobiernos del 5+1 y de Irán volverán a reunirse el miércoles en Lausana, No se sabe en cambio si sus ministros de Exteriores se sumarán esta semana a Kerry y Zarif.

La posibilidad de un acuerdo entre las grandes potencias e Irán inquieta profundamente a Israel, que este martes celebraba elecciones legislativas.

El actual primer ministro hebreo, Benjamin Netanyahu, acusa a Irán de querer dotarse de la bomba atómica, y ve con muy malos ojos los contactos de Estados Unidos con Teherán, su principal rival en la región.

En un discurso a principios de mes ante el Congreso norteamericano, Netanyahu aseguró que el acuerdo negociado con Irán por los países occidentales era “muy malo”.

La oposición a un posible acuerdo con Irán también se manifestó en el Congreso estadounidense, controlado por los republicanos.

El presidente Barack Obama, un demócrata, trata por su parte de detener una nueva legislación, impulsada por los republicanos, que lo obligaría a someter cualquier acuerdo a la aprobación del Congreso.

Obama ha reiterado varias veces que haría todo, incluso militarmente, para impedir que Irán posea la bomba atómica. Pero desde septiembre de 2013, el presidente estadounidense apuesta por la opción diplomática y ha convertido en una prioridad de su política exterior un acercamiento con la potencia regional chiita.

Ver también

Con su retiro de un tratado nuclear, EEUU apunta a Rusia y a China

AFP Sylvie LANTEAUME Al anunciar su retiro de un tratado de desarme nuclear, Estados Unidos …

A %d blogueros les gusta esto: