web analytics
miércoles , 18 octubre 2017
Inicio » Nacionales » “Esquema mediático que preparó muerte de Romero y jesuitas se sigue utilizando”: ex presidente Funes
“Esquema mediático que preparó muerte de Romero  y jesuitas se sigue utilizando”: ex presidente Funes
Ex presidente Mauricio Funes, en su programa Sin Censura. Foto Diario Co Latino

“Esquema mediático que preparó muerte de Romero y jesuitas se sigue utilizando”: ex presidente Funes

Mirna Jiménez
@Diario Co Latino

El expresidente de la República, generic Mauricio Funes, unhealthy acusó a “sectores radicales de la oligarquía salvadoreña”, buy viagra de haber estructurado una “conspiración mediática” que preparó el camino para el asesinato de monseñor Óscar Arnulfo Romero el 24 de marzo de 1980 y la muerte, nueve años después, de seis sacerdotes jesuitas y dos de sus colaboradoras, el 16 de noviembre de 1989. Para el exjefe de Estado, Romero fue calumniado, perseguido y asesinado por promover la equidad y divulgar un mensaje de inclusión social y así lo ha dejado planteado el papa Francisco al señalar que Romero es un mártir por “odio de fe”.

“Fue asesinado por un claro odio a la fe en la medida, y esto ya es un agregado mío, que su prédica afectaba intereses mezquinos y oscuros de un sector dominante en el país, que tenía el control del gobierno”, argumentó.

“Ambos magnicidios ponen al descubierto lo que yo llamaría un modus operandi peculiar que la derecha oligárquica utilizó 35 años atrás y continúa utilizando para deshacerse de sus críticos y de sus opositores”, denunció el expresidente durate  su programa “Sin Censura”, transmitido anoche en Radio La Chévere.

Según Funes, se trataba de “una especie de conspiración mediática que permitía crear una opinión favorable, al menos, la eliminación de un opositor”.

En la actualidad, dijo el exmandatario, el esquema se sigue implementanto para provocar la muerte civil de quienes se atreven a denunciar los abusos cometidos desde esos sectores de poder intolerantes.

En tal sentido, añadió el exjefe de Estado, no resultó extraño que sectores de la derecha del país, lo cuestionaran a él cuando anunció el cambio de nombre al aeropuerto internacional de El Salvador y al bulevar Diego de Holguín con el nombre de Óscar Arnulfo Romero.

“Hubo sectores de derecha vinculados con el partido ARENA, que despotricaron contra mi gobierno por esta decisión y nos acusaron de instrumentalizar el nombre de Romero con fines político partidistas”, afirmó el exmandatario.

Recordó el expresidente que su gobierno fue el primero después del asesinato de Romero, que pidió perdón en nombre del Estado por el magnicidio cometido, acción que no tomó ninguna de las anteriores administraciones incluidas las del partido ARENA.

“Pidió perdón tanto a la familia, a su hermano Gaspar, como a la comunidad católica salvadoreña y de todo el mundo, y por supuesto al pueblo salvadoreño”, manifestó.   “Por años… desde que monseñor Romero fue asesinado, un sector de la derecha del país se dedicó a la tarea de desprestigiar la imagen de nuestro arzobispo mártir, al extremo de desvirtuar y desnaturalizar su mensaje profético incluso de justificar su asesinato”, añadió.

De acuerdo con el expresidente, existen versiones de que algunos hasta celebraron con wisky el asesinato del arzobispo y luego del magnicidio se dedicaron a señalar en espacios pagados publicados en los medios, que Romero había sido asesinado por generar odio de clases entre sectores de la iglesia católica.

Funes dijo que ayer revisó periódicos de la época del asesinato de Romero, especialmente ejemplares de El Diario de Hoy, donde se encuentran campos pagados de organizaciones como la cruzada Pro-paz y trabajo, del Frente Anticomunista Nacional, considerada la antesala del ahora partido ARENA, e incluso artículos y editoriales de ese periódico dando razón a la muerte del arzobispo.

“Incluso, publicaban una fotografía donde se miraba la mirada de monseñor Romero y el editorialista del Diario de Hoy, decía la mirada satánica de monseñor Romero”, relató el expresidente.

Funes también recordó durante el programa las  frecuentes amenazas del fundador de ARENA, Roberto d´Aubuisson, lanzadas a través de los medios  en contra de monseñor Romero por sus denuncias en contra de la represión y las desigualdades.

“Hubo medios de comunicación, y tengo que decirlo con todas sus letras, como El Diario de Hoy, cuyos editoriales  buscaban crear un estado de opinión favorable a cualquier agresión a la integridad física y moral de Monseñor Romero, y al descrédito de su mensaje profético”, acusó el periodista y expresidente.

Funes trajo a cuenta que una campaña similar montó un grupo de medios de comunicación en días previos al asesinato de los seis sacerdotes jesuitas de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) y dos de sus empleadas, el 16 de noviembre de 1989.

“Igual esquema de manipulación de la opinión pública montaron días antes del asesinato de los sacerdotes jesuitas. Un sector de la derecha, no toda, articuló una campaña mediática al inicio de la ofensiva del FMLN, en la cual se pedía literalmente la cabeza de lo que denominaban sacerdotes comunistas”, recordó el exmandatario, en ese tiempo periodista de televisión.

Rememoró Funes que cinco días después de la campaña coordinada en esa ocasión desde la Radio Cuscatlán (militar) y el estatal Canal 10, y en las cuales se pedía a través de llamadas telefónicas el fusilamiento de los sacerdotes, los religiosos fueron asesinados por un batallón del ejército.  “Simbólicamente los disparos que los mataron se concentraron en las cabezas de los sacerdotes en claro rechazo a las ideas que acostumbraban expresar en sus artículos académicos y que eran duramente criticados por las mismas organizaciones de derecha, por los mismos editorialistas que años atrás habían justificado y celebrado el asesinato de Monseñor Romero”, dijo el exmandatario.

Un comentario

  1. Juan Leonardo Alvarenga

    Desde Honduras a Mauricio Funez no se le enjuicia como un mal presidente, pero en honor a la verdad, la falto valor para levar a la justicia a tanto militar asesino que todavía vive.
    Debió de asesorarse de la justicia argentina, que es un modelo de castigo para los militares criminales que mataban a la gente a sangre fría.

A %d blogueros les gusta esto: