web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » El Real Madrid de los récords se desinfla como un “soufflé”
El Real Madrid de los récords  se desinfla como un “soufflé”
Cristiano Ronaldo ha sido foco de criticas por el bajo rendimiento mostrado con el Real Madrid en los últimos partidos. Foto Diario Co Latino/Agencia

El Real Madrid de los récords se desinfla como un “soufflé”

Se aproxima la temporada a su punto decisivo y el todopoderoso Real Madrid de los récords se desinfla partido a partido como un “soufflé” con los ingredientes en proporciones erróneas.

Le faltan mediocampistas y juego al equipo dirigido por Carlo Ancelotti, nurse como evidenció el Atlético de Madrid con su histórica goleada por 4-0 del sábado en el clásico madrileño de Liga española de fútbol.

“Es el peor partido desde que yo estoy en el banquillo, healing no sé que más decir. Tengo que asumir la responsabilidad por ello”, dijo el italiano. “No hemos tenido nada”.

El 4-0 ante el rival ciudadano y vigente campeón del torneo español fue la constatación más humillante de un declive iniciado a principios de 2015, después de que el Real Madrid alzara su primer Mundial de clubes en Marruecos.

El equipo dirigido por Ancelotti se fue a la conquista del único título que aún no lucía en las vitrinas del club en medio de la euforia desatada por las 22 victorias que enlazó en todas las competiciones que por entonces disputaba.

Pero a la vuelta, el Real Madrid comenzó a dar síntomas del bajón que ahora se constata. Enfrentado a rivales de mayor peso en la Liga y en la Copa, el Real Madrid cedió y, en ocasiones, hasta se descompuso.

El primer tropiezo del vigente campeón de Europa se produjo en la cancha del Valencia, con un 2-1 que tuvo consecuencias menores porque el Barcelona cayó de manera aún más estrepitosa ante la Real Sociedad y desaprovechó la ocasión de arrebatarle el liderato a los dirigidos por Ancelotti.

Ya por entonces, Cristiano Ronaldo, la estrella portuguesa del Real Madrid y coronado el 13 de enero con su tercer Balón de Oro, dejaba de ser letal en el área rival.

En Mestalla y pese a la derrota, Cristiano Ronaldo marcó su vigésimo sexto gol en Liga. Desde aquel partido, disputado el 3 de enero, sólo marcó dos tantos más, ambos ante el Getafe.

Pero después del partido del sábado, en el que pasó totalmente desapercibido, el delantero portugués celebró una fiesta de sus 30 años con compañeros del Real Madrid como si nada hubiera sucedido.

Las miserias azulgrana de inicios de año disimularon, sin embargo, la crisis goleadora de Cristiano Ronaldo y el mal juego de Real Madrid, que ganó, pero no convenció, y sufrió más de lo pensado ante rivales menores como el Córdoba y la Real Sociedad, antes de que el Atlético se confirmara como su bestia negra esta temporada.

El equipo de Simeone, que ya había superado al Real Madrid en la Supercopa y en el partido de Liga en el Bernabéu, volvió a aprovechar las carencias blancas en los octavos de final de la Copa del Rey, la otra gran caída de los dirigidos por Ancelotti en 2015.

Tras imponerse por 2-0 en el estadio Vicente Calderón, el Atlético evidenció la falta de intensidad y la escasa capacidad de reacción del Real Madrid en la vuelta con dos tantos de Fernando Torres en el minuto inicial de cada parte que le impidieron pasar del 2-2.

La historia de los goles encajados en los primeros minutos de partido se repitió ante el Córdoba y la Real Sociedad, y Ancelotti reclamó públicamente a sus jugadores más concentración.

Pero las peticiones del técnico italiano no surtieron demasiado efecto. Su insistencia en apostar por el mismo once titular sin apenas variaciones agotó a jugadores como el alemán Toni Kroos, que jugó prácticamente todos los partidos del equipo blanco después de proclamarse campeón del mundo en el Mundial de Brasil.

El centrocampista germano, pieza angular de la creación del Real Madrid junto al español Isco, ya confesó en noviembre su agotamiento. “Estoy empezando a cansarme. ¡No veo la hora de que llegue el verano!”, señaló Kroos entonces.

“Kroos está un poco cansado, sí”, concedió Ancelotti que, sin embargo, apenas le dio descanso. El técnico reiteró por activa y por pasiva que su equipo “está bien físicamente” y que no acusa el cansancio. Pero las prestaciones de sus jugadores y algunos resultados cuestionan su afirmación.

“La alineación fue la más lógica y clara”, dijo Ancelotti tras el partido ante el Atlético. “Lo anormal fueron el partido, la actitud y la falta de ganas de los jugadores y de todos nosotros”, señaló Ancelotti.

A ello, hay que sumar las lesiones de jugadores básicos en su esquema como el portugués Pepe, el español Sergio Ramos y el colombiano James Rodríguez en los últimos días, y el croata Luka Modric, con quien apenas pudo contar en lo que va de temporada.  Desmentidos por Ancelotti, algunos medios españoles también reportaron problemas físicos de Cristiano Ronaldo, que la temporada pasada vivió un calvario con su rodilla. El tono físico del portugués y su producción goleadora, en cualquier caso, se resintieron notablemente en 2015.

Sin el español Xabi Alonso, traspasado al Baryern Múnich a inicios de temporada, la zona de producción de juego del Real Madrid cuenta ahora con apenas dos hombres solventes: Isco y Kroos. Y eso, con las actuales bajas y el cansancio acumulado, ya no le alcanza al conjunto de Ancelotti ante equipos de la talla del Atlético de Madrid, que el sábado, más que nunca, lo destrozó.

A %d blogueros les gusta esto: