web analytics
Página de inicio » Aula Abierta » El eufemismo ayuda en las buenas relaciones

El eufemismo ayuda en las buenas relaciones

Josefina Pineda de Márquez

Maestra normalista

[email protected]

 

¿Qué es el EUFEMISMO? Según el Diccionario de la RAE un eufemismo es “una manifestación suave y decorosa de ideas cuya recta o franca expresión sería dura o malsonante”

La palabra viene del griego y es una manera de hablar procurando no ofender. Es cambiando la forma de decir las cosas.

El uso de eufemismos está generalizado en el mundo de las relaciones sociales y por supuesto ayuda a llevarnos mejor entre nosotros los seres inteligentes de la CREACIÓN.

Si decimos: Paquito estaba borracho y trató mal a su novia. La madre o la familia de Paco va a decir ¡No, no! el no puede ponerse borracho, lo seguro es que Paquito estaba “pasado de copas”.

Pasado de copas es un eufemismo que en sentido recto es “borracho”

Los eufemismos se usan en el habla culta, en las relaciones sociales, en las actividades políticas y en el habla coloquial.

Mandaron a la cárcel a Fulanito suena duro, grosero a la familia, en cambió se suaviza la expresión si decimos: Lo enviaron a un centro de readaptación.

Los eufemismos suavizan las relaciones entre las personas y son indicadores de un sentido de respeto y cordialidad. Algunos eufemismos son groseros, menos mal que los eufemismos insultantes son pocos.

 

ALGUNOS EUFEMISMOS.

Del verbo MORIR (es tan fuerte el verbo, pero real) En el pretérito indefinido del Indicativo.

Murió: Perdió la vida, dejó de existir, durmió en la paz del Señor, descansa en paz.

Del adjetivo  VIEJO y VIEJA:

–Aquí vino una señora de la tercera edad.

–El encargado atendió primero a los adultos mayores.

–En mi familia hay un joven con habilidades diferentes. Duele menos que un discapacitado, un inválido, etc.

–En las acciones de guerra llaman daños colaterales a las muertes de civiles.

–El eufemismo de llamar tercer mundo a los países pobres me resulta más insultante.

En el lenguaje poético nos encontramos con el encanto de las metáforas que en cierto modo son eufemismos, pero son bellos.

A propósito viene a mi mente el recuerdo de mi vida en el internado cuando era una adolescente y recitaba a mis compañeritas-hermanas.

“¡Qué lindo, qué lindo! Vengan a ver que lindo,

en medio de la calle ha caído una estrella.

Y un hombre enmascarado por ver que tiene dentro

se está quemando en ella”.

El autor no lo recuerdo. La metáfora: la llama que se ve cuando se suelda metal es una estrella.

Hasta pronto.

Ver también

DEL LIBRO EN PREPARACIÓN: “USULUTÁN GENTE DE AQUÍ Y DE ALLÁ GENTE MÁGICA” OCURRIÓ EN USULUTÁN DESDE 1968

Manuel Luna, Escritor   En Usulután nunca tuvimos casa propia, por eso desde pequeño viví …

A %d blogueros les gusta esto: