web analytics
Página de inicio » Nacionales » El activismo ambiental es tarea pendiente de la población salvadoreña
Carolina Amaya, periodista de la revista Gato Encerrado recibió su diploma sobre Litigio Estratégico para la Defensa de los Derechos Ambientales por parte de UNES, UNAUES y fundación Heinrich Böll Stiftung. Foto Diario Co Latino/Silvia Quinteros

El activismo ambiental es tarea pendiente de la población salvadoreña

Gloria Silvia Orellana
@GloriaCoLatino

El tema del activismo climático es algo que nos compete a todos y todas, desde el lugar que estemos y la labor que realicemos, todos tenemos que trabajar con esa visión”, dijo Ingrid Hausinger, coordinadora de Ecología de la Fundación Heinrich Böll Stiiftung en el cierre del diplomado “Litigio Estratégico para la Defensa de los Derechos Ambientales”.

El diplomado a cargo de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), la Unidad Ambiental de la Universidad de El Salvador  (UNAUES) y el apoyo de la Fundación Heinrich Böll Stiiftung preparó a 42 profesionales de distintas disciplinas sociales y científicas en Litigio Estratégico Ambiental, en diez módulos de estudio sobre políticas ambientales, sistemas de protección ambiental y el sistema jurídico nacional e internacional en materia ambiental.

Ingrid Hausinger invitó a los participantes a reflexionar sobre el conocimiento adquirido y llevarlo a la práctica diaria, a fin de buscar un sentido mayormente participativo desde su lugar trabajo, su núcleo familiar y como sociedad en general.

“Yo felicito a los y las periodistas que se tomaron el tiempo de continuar formándose en áreas que van más allá de las que la carrera les ofrece y el tema del activismo climático, el activismo ambiental es importante; y los medios de comunicación juegan un papel importante, porque será imposible alcanzar la meta del 1.5 grados centígrados, si no lo volvemos como una tarea de todos. A esta altura que estamos necesitamos un cambio radical de nuestros sistemas sociales y económicos, entonces los periodistas, ni la sociedad en general, pueden seguir como simples espectadores para llegar a una meta”, sostuvo Hausinger.

Asimismo, señaló que el involucramiento de la población permitirá una postura social, cultural y económica frente al tema del cambio climático, así demandar a los gobiernos y líderes políticos sobre las necesidades de reconvertir modelos económicos extractivistas en otras acciones más ecoamigables.

“Los que están a cargo de las empresas que están contaminando, destruyendo y utilizando los bienes (naturales) solo como un recurso, y la vida misma de las personas que estamos dentro de esta sociedad, tenemos que hacer entonces un esfuerzo e incidir en un cambio real. Porque a pesar de todos los informes, avisos y llamados urgentes sobre el cambio climático que se da desde la academia o el IPCC, a los gobiernos pareciera que no hay una reacción similar a la urgencia que estamos viviendo. Ya pasó el momento de decir: yo soy periodista, yo soy abogado, yo no trabajo en ecología, yo trabajo en derechos humanos; pues les digo que si esa es su postura, este barco se va a hundir, si no nos ponemos a remar todos en una sola dirección”, acotó.

Yanira Cortez, consultora independiente y coordinadora académica del Diplomado Litigio Estratégico para la Defensa de los Derechos Ambientales consideró una buena experiencia el interés de las y los participantes, y la capacidad demostrada en la incidencia que podrían generar con el nuevo conocimiento adquirido.

“Estamos hablando de funcionarios, funcionarias, científicos, periodistas, asesores de varios órganos del Estado y también las liderezas y líderes de comunidades; fue una gran experiencia el compromiso que mostraron durante este ciclo de diez sesiones académicas. Creo que con todo lo último que hemos conocido debemos ordenarnos estratégicamente y seleccionar los casos con las comunidades y organizaciones, porque tenemos claro que en materia ambiental queremos varios cambios”, señaló.

El Litigio Estratégico Ambiental es una herramienta para impulsar cambios en este ámbito y que tiene alto impacto, si se trabaja de manera coordinada y con objetivos definidos en cada tema que afecta los bienes naturales del país.

“Lo que queremos es que temas de gran trascendencia como el agua, la deforestación, los monocultivos sean temas que vamos a litigar de manera estratégica, pero tenemos que ordenarnos para crear este litigio ambiental estratégico, que redunde en cambios positivos al derecho ambiental, a la vida de las personas que se nutren de los bienes naturales que son su forma vida, porque somos un país altamente deforestado y altamente contaminado”, manifestó.

En cuanto al proceso de aprendizaje, Carolina Amaya, integrante del Comité Organizador del Diplomado y de la UNES señaló que se pretende realizar una segunda fase académica y práctica, para solventar preguntas en materia técnica y científica.

“Creo que tenemos la necesidad, como país y sociedad salvadoreña, de contar con profesionales que tengan competencias y conocimientos sobre derechos humanos y ambientales, porque tenemos serios problemas que están llevando a generar conflictividad y principalmente a las comunidades, que parte del Estado salvadoreño no les garantiza el goce de esos derechos y esto precisamente lleva a la conflictividad; entonces esto requiere trabajar arduamente en la defensa de esos derechos, pero esto significa conocer primero. Por eso felicito a quienes se interesaron en aprender en este diplomado”, reafirmó Amaya.

Aclaró que la defensa de los derechos humanos no solo es materia jurídica, porque de distintas disciplinas académicas y liderazgos sociales o políticos se puede conformar una vanguardia para incidir en la defensa del medio ambiente.

“Tres conclusiones: tenemos necesidad de conocer y fortalecer competencias; lo segundo, la academia tiene la responsabilidad de formar profesionales que tengan esas competencias y el compromiso para con aquellos que están siendo vulnerados en sus derechos.

Y, principalmente en esta última jornada hemos aprendido que hay herramientas jurídicas, incluso a nivel nacional que no hemos hecho uso de ellas por falta de conocimiento o competencias y que están allí, que son herramientas de presión para los Estados, para que den cumplimiento a estos derechos, que por ahora están siendo vulnerados”, puntualizó.

Ver también

Agape inaugura Farmacia Santa Clara de Asís

Redacción Nacional @DiarioCoLatino Con el objetivo de brindar un servicio complementario e integral en las …