web analytics
Página de inicio » Opiniones » EEUU en nuestra realidad histórica

EEUU en nuestra realidad histórica

César Ramírez

@caralvasalvador

La influencia de los Estados Unidos en nuestra nación es histórica, su relación se inicia con la mención en 1811 en las Cartas de Manuel José Arce a las provincias de Centroamérica, el 8 de noviembre de 1811; Arce dicta una carta que contiene conceptos de “felicidad, defensa de los ciudadanos contra amenaza del partido de los europeos. Derechos. Pueblo que procede con inspiración superior, elementos que recuerdan el preámbulo de la Constitución Norteamericana: “Nosotros el pueblo de Estados Unidos, a fin de formar una Unión, más perfecta, establecer justicia, afirmar la tranquilidad interior, proveer la defensa común…

De esa situación en adelante, la relación con Estados Unidos tiene aristas positivas y negativas.

En el siglo XX, Estados Unidos no reconoce el Golpe de Estado del 2-3 de diciembre de 1931 en El Salvador, incluso en ese agitado panorama buques norteamericanos llegan a puertos salvadoreños, la negación diplomática se prolonga hasta 1933 junto a los otros gobiernos que suscriben el pacto de Washington de 1923; en ese acto puede mencionarse que la calificación de comunista a la insurrección étnica de enero de 1932  fue un engaño-exitoso de la política del gobierno del General Martínez, la verdadera causa de la insurrección fue por motivos legítimos como impago de salarios, hambre, exclusión, fraudes electorales, suspensión de elección en sus municipios etc.

Una muestra del abandono de los campesinos es una declaración publicada en Diario Latino 18 de enero de 1932, en el extracto de noticias: “Diario del Salvador. De ayer informa que el Arzobispado de San Salvador, monseñor Belloso y Sánchez ha dirigido una carta a los capitalistas exhortándolos a que den una solución cristiana al problema de los salarios de los trabajadores del campo, y los excita, en el mismo espíritu de la Encíclica de Pío XI a que hagan lo posible por mejorar las condiciones de vida del campesino” la fecha es significativa puesto se pronuncia 4 días antes de la matanza étnicas.

La bandera de la amenaza comunista se mantiene hasta 1944, cuando Estados Unidos presiona para estabilizar la nación después de la Huelga General de brazos caídos, además la relación de crisis propiciada por el asesinato del joven estudiante salvadoreño-estadounidense Chepe Wright, motivo por el cual Estados Unidos le retiró su apoyo al dictador, que abandonó el poder el 9 de mayo de 1944 depositándolo en el Gral. Martínez Gral. Andrés Menéndez.

La saga de gobiernos militares se prolonga en 1961, el Directorio Cívico Militar contó con el apoyo de Estados Unidos; es notable en 1959 el triunfo de la Revolución Cubana, marcó un parteaguas para Estados Unidos y el resto del continente.

El 15 de octubre de 1979 golpe de Estado de la Juventud Militar Salvadoreña, la Embajada de EEUU conoció dicho evento, pero lejos estaba una solución política a la explosiva situación social de la nación, el tratamiento diplomático de Jimmy Carter 39° presidente de Estados Unidos 1977-1981 impulsó las soluciones pacíficas, la democracia, los derechos humanos, el desarrollo económico y social, condición genuina del  partido demócrata; no obstante la llegada del 40° presidente Ronald Reagan 1981-1989 se inclinó por la guerra de baja intensidad en El Salvador y Centroamérica, al grado de enviar en los años ochenta un millón de dólares diarios en ayuda militar, una verdadera fuente de corrupción que desembocó en crímenes de lesa humanidad, ese accionar es  propio del partido republicano de EEUU; al terminar el conflicto civil en nuestra nación 1992, la nación inauguró un periodo que podemos denominar “La primavera salvadoreña” hasta el año 2019;  meses después el  día 9 de febrero de 2020… el presidente Bukele, la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada intervienen la Asamblea Legislativa e ignoran la prevención inconstitucional de la legítima Corte Suprema de Justicia, en Estados Unidos se encuentra el presidente 45° Donald Trump 2017-2021 del partido republicano, que da muestras de tibias declaraciones por ese acontecimiento, pero 01 de mayo de 2021 se elimina la legítima Corte Suprema y la Sala Constitucional, lo cual inaugura la dictadura por la concentración de poder  de las instituciones armadas, judiciales y legislativas en una sola persona, como si fuera poco el 15 de septiembre de 2022 se anuncia desde casa presidencial la reelección para 2024 una acción inconstitucional… mientras EEUU realiza elecciones el 8 de noviembre entre demócratas o republicanos, el triunfo de unos u otros, pintará nuestra realidad nacional de azul o rojo.

amazon.com/author/csarcaralv

 

Ver también

Waldemar vs Vladímir

Isaac Bigio Politólogo, economista e historiador Mientras Vladímir Cerrón apoya la moción de confianza, y …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.