web analytics
Página de inicio » Articulos » Discurso Dra. María Isabel Rodríguez Acto de conmemoración de 175 años de Fundación de la Universidad de El Salvador

Discurso Dra. María Isabel Rodríguez Acto de conmemoración de 175 años de Fundación de la Universidad de El Salvador

“Universidad  de  El Salvador :
Ciencia  y  Conciencia de  la Realidad”

Distinguidas  autoridades  Universitarias, health presididas  por  el  señor  rector  interino  de la Universidad de El Salvador Lic. Luis Argueta  Antillon, sovaldi sale   señores  decanos,  profesores, estudiantes e  invitados  especiales.

Agradezco  profundamente  esta  invitación que  constituye  un honor  y  al mismo  tiempo  una gran  responsabilidad  dado  el difícil momento por  el que  atraviesa  nuestra  querida  y respetada  Universidad.

El  tema  que  se nos  ha  asignado  apenas permitirá  en  este  corto  tiempo darle  unas  cuantas pinceladas  algunos de  los  grandes  momentos que han  caracterizado  el papel  de  nuestra  institución en lo que  a  Ciencia  y  Conciencia de la   realidad  se refiere.

Nos proponemos  desarrollar  ese  abordaje  tratando  de   interpretar  los avances  y decadencias  en el desarrollo científico  y  por otra parte  la  profunda  vocación de  servicio  a las  sociedad  que la Universidad  ha  demostrado  a  través de  su  conciencia  social  generando   un profundo  compromiso  con la   sociedad,  particularmente  con los más  vulnerables.

Pero  estos procesos han sido  afectados  en un determinado  momento por  factores  internos  y  externos  que han  generado  crisis  e  interrupciones  en la  vida  de nuestra  institución.

Iniciare  este  breve  análisis  a partir de la  fundación de la  Universidad. Alcanzar este  logro el  glorioso 16 de  febrero de  1841 significo una  larga lucha de  gestiones  y  audiencias, esperando que una  vez  constituido el  Estado  salvadoreño,  fuera posible  la  creación de  la  Universidad.

*MARIA ISABEL RODRIGUEZ 1Este capítulo de fundación de  nuestra  Universidad y  el  papel de  sus  fundadores  en especial de  su principal  promotor, el Dr. Juan Lindo merecerían una  larga  exposición, pero nos limitaremos  a  reconocer  las  serias  dificultades  que se presentaron  para  su  funcionamiento  dado  que,  como señala  uno de sus  mejores  historiadores  el  Dr. Miguel  Ángel Duran, La  Universidad se  inicia  en un ambiente  cultural  precario y  es   gracias  al  esfuerzo  denodado de  sus fundadores  que  empieza  sus  verdaderas  funciones hasta  1847,  después  de  vencer  serias  dificultades  internas  con sus  propios  equipos  de trabajo.

Sin  embargo  es  oportuno  traer  a cuenta el  pensamiento de  José  Cecilio del Valle que muy  tempranamente  se  expresa  señalando  que  “…Las  ciencias  son  el  origen  primero de  todo  bien. No hay  en las  ciencias  políticas  uno  solo que no emana de  ellas.” En efecto un verdadero  movimiento  científico se  registra  a partir de  1852.

De  azarosa  hemos  calificado, la  vida  de la  Universidad  en las  Siguientes  Décadas,  y la  historia  nos  lleva  a un segundo  movimiento  académico impulsado  por  un  gran  rector  el    Dr.  Carlos Llerena  en los  años   40.

La  Reforma  Impulsada  en la  Universidad de  El Salvador tiene  como  centro  el  desarrollo  científico  empezando  por la  creación del  Instituto de  Investigaciones  Científicas  en  cuya  inauguración el  Dr.  Llerena  se  expresa  así:

“En  la raíz  de la  transformación del nivel de  vida  de  los  pueblos,  en el punto de arranque  de  cualquier  política  de  prosperidad está  presente  como  factor   primario  el  trabajo  científico y  la  mentalidad  conductora  del  investigador. De no ser  así  todo  impulso de  ascenso  vital de  la  nacionalidad  seria  ciego y  sin  rumbos  definidos.

Es por  esta razón que  la Universidad de  El Salvador  se  ha  formulado  a  sí misma  y ha  planteado después  en  Congresos  Internacionales por  ella  promovidos,  el criterio  esencial de  que  es  indispensable  crear  en el  Alma  Mater las  condiciones que  permitan investigar  la  situación  exacta de  los  problemas  nacionales  en  todos  aquellos  aspectos que sean  de  su  estricta  incumbencia   institucional  y  dentro de las  normas  de la  ciencia  pura.

Mientras la Universidad no  disponga  de medios  materiales y humanos  suficientes  y básicos  para  la  investigación  científica  pura  y  aplicada seguirá  siendo  limitadamente profesionalista  y  románticamente  literaria. Ello  es  natural  porque la  ciencia  se hace  con  instrumentos de trabajo, con métodos  severos y  a  través  de  una consagración  heroica   de  su  altísimo ejercicio”.

Llerena  desarrollo una  de las  acciones más  trascendentes en  favor  de la  Integración  Regional de  la  Educación  Superior  Centroamericana  que  dio  origen  al  CSUCA y  luego en  colaboración con un notable  guatemalteco  rector de la Universidad  de  San Carlos,  el  Dr. Martínez  Duran,  organizaron el  Congreso de  Universidades  Latinoamericanas  que  dio  origen  a la  Unión  de Universidades  Latinoamericanas  la UDUAL.

Factores  internos constituidos  por  grupos que no  supieron  valorar  la  obra de  Llerena  le   crearon un clima de  hostilidad que  le llevaron a abandonar  la  Rectoría de la Universidad.    En  esa  ocasión, él señalo  que  durante  6 años  había  vivido  incomprensiones  de  hombres de  Estado,  hostilidades  de  carácter  político  social  y  malquerencias de grupos  y de  círculos  interesados. Todo  eso  no lo amedrento  en la  tarea  de  levantar  a la  Universidad que  recibió  en  muy  malas   condiciones  en el  año de  1944.

Sus  graves  denuncias  a la  enconada  campaña de  intereses mezquino y de  índole  político  le   obligaron  a  renunciar pese  al aprecio,  apoyo  y  reconocimiento  de  la  academia, las juntas  directivas  y  los   círculos  universitarios de  Centroamérica.

Haremos  un pequeño espacio en  nuestra  modesta  revisión  histórica  pese  a que no  consideraremos  los  acontecimientos  que  vivimos  en los  años  50  para  detenernos  en la  gran  reforma de los  años  60  impulsada  por  el  insigne  compañero  Dr. Fabio Castillo Figueroa.  Su  visión de   educador, de  ciudadano  comprometido  y  al mismo  tiempo de investigador  le  permitió  impulsar  una  reforma  integral  en el  campo  científico,  en  las  humanidades  y  hasta  el  desarrollo  del  sistema  bibliotecario.

Quizás  sea  este  uno  de  los  personajes  que  mejor  incorporó en su  quehacer  la  Ciencia  y  Conciencia de  la  realidad  que  plantean  los  proponentes  de  esta  reunión.

Sin embargo   nuestra  Universidad siguió viviendo  periodos  de  auge  y decadencia  en  el   desarrollo  científico,   pero   simultáneamente    mantiene  un gran  compromiso  social gracias a su  conciencia de la realidad, a pesar de  estar  sometida  a  un doble  ataque de lo interno y lo externo.

En  lo  que  a lo  externo se  refiere,  hubo momentos en que  la persecución política, la  supresión de  la  autonomía, la  reducción del  presupuesto y hasta el punto de sufrir intervenciones militares interrumpen violentamente los  procesos de  desarrollo de  la Universidad.

Entre estas intervenciones  militares que dejan una profunda  huella debemos de   resaltar  la  ocurrida durante  el   año  1972,  la  cual  destruyó parte  de la  infraestructura  académica que  con tanto  esfuerzo se  había  alcanzado,  profesores  nacionales  y extranjeros del más  alto nivel  tuvieron que  salir del  país  sufriendo así un  duro  golpe  nuestra realidad  Universitaria.

Como  sabemos la  situación política  del país  y  en particular  el estallido  de la  Guerra  civil en la  década de los  80  continuo  golpeando fuertemente  a  nuestra  Universidad en  todas  su  dimensiones. De  este  periodo  podrían  realizarse varias  ponencias de los  abusos  y ataques  sufridos y que dejaron saldos  de  dolor y daños  profundos de índole personal e  institucional.

Con el advenimiento de  los  Acuerdos de  Paz y el  papel  concedido a  la  Educación  Superior en el mundo en la  década de los  90, las  condiciones externas ofrecen un clima  de oportunidad a  nuestra  Universidad.

De hecho en ocasión de  la  27  reunión de  la Conferencia General de los  estados  miembros de la UNESCO (1993) se  aprobó  una  resolución que  invitaba  a  los  responsables  a  proseguir la  elaboración de  una política aplicada a la  totalidad de la  educación superior. Esta  resolución se  basaba  en un  análisis  de los  cambios  observados en el  mundo y de los  desafíos  de  ellos  derivados tanto  para  la  sociedad  como para la  educación  superior habida cuenta  de las  estrechas  interacciones  que  relaciones   a  ambas.

La Conferencia Mundial  sobre  educación  superior  realizada  en  París (1998) fue  fruto  de un largo proceso construido  metodológicamente  de  abajo  hacia  arriba. De la  declaratoria de  dicha  conferencia  tomamos  dos  puntos:

(1) “Dado  el  alcance y  ritmo  de  las transformaciones, la  sociedad  cada  vez  tiene  más a  establecerse  sobre la  base del  conocimiento,  razón de que  la educación  superior y  la  investigación forman  hoy en día parte  fundamental del desarrollo  cultural socioeconómico y   ecológicamente  sostenible de los  individuos, las  comunidades  y las  naciones”

(2) “Que  si se  carece de  instituciones de educación superior e investigación adecuadas, que  formen a  una masa  crítica de  personas cualificadas  y  cultas,  ningún país  podrá garantizar  un  auténtico desarrollo endógeno y sostenible. Los  países  en  desarrollo  y los países  pobres  en particular no podrán  acortar la  distancia  que los  separa de  los países  industrializados.”

Frente  a  las  grandes responsabilidades  que el mundo les  confía a las  universidades  como depositarias de  la educación superior, particularmente en lo que se refiere  a las  Universidades  publicas consideramos de  gran importancia traer  a cuentas   la  situación que  vive nuestra  Universidad  en  cuanto a la elección de  sus  autoridades, en donde  los  factores internos representados por la  falta de  identidad con la  Institución entre los mismos  miembros de  la comunidad  universitaria, la lucha  interna  por el  poder  y por  intereses  secundarios  impiden que  el  proceso eleccionario pueda ratificarse, ya  que se  realizó  el proceso de elección en su primera fase de  votación popular  dando  como   ganadora  de  voto  de  calidad en  dos  de los  tres sectores  a una  sola  candidata.

Esta  situación plantea, la necesidad de  un proceso de  discusión de  toda  la comunidad  universitaria  sobre los  compromisos  adquiridos con la Universidad,  con la Nación y el Mundo, en el  contexto de la problemática  planteada  Universidad de El Salvador Ciencia  y Conciencia de  la Realidad.

La comunidad universitaria  se ha  comprometido  con una  visión adoptada  por las   Universidades del  mundo que  en el  caso de El Salvador  nos  dice: “Ser una  Universidad Pública de  presencia Nacional  y  reconocimiento  internacional,  con  capacidad de  incidencia y de  propuesta frente  a los  problemas del  país, en el  eje del  desarrollo,  la paz  y la educación; sólidamente  vinculada con la  sociedad,  el  Estado  y el  sistema  productivo, a  través de  cambios institucionales  orientados  a la  calidad  de  la  educación  y  promoviendo  una  cultura de  respeto de los  derechos  humanos de  todos y todas, la  no  discriminación  y  un sólido  sistema de  post grado, investigación  y  proyección  social”

Recordemos  entonces  cual es nuestra  misión: “La Universidad de  El Salvador, tiene  como  Misión  su  compromiso social. Como  Universidad  Pública, pertenece  a la ciudadanía, está  al servicio del bien  común y concibe  el  conocimiento como un bien  social.”

Y por tanto suponemos estar comprometidos con su  propósito definido  como: “Dar Respuesta  al Gran  reto  que plantea  el  Papel de la Universidad de El Salvador en el  Desarrollo nacional, comprometida  a  colocar la  ciencia y la  educación generada  al servicio de  esta importante tarea, considerando que  el sujeto y  objeto  fundamental de  este  reto es  el  Desarrollo  humano de  frente a las  grandes  problemáticas  nacionales.”

Frente  a  estos compromisos  en  nuestro  carácter de  universitarios de  siempre DEFENDAMOS LA LEGITIMIDAD DE LOS PROCESOS  DEMOCRÁTICOS  UNIVERSITARIOS, LUCHEMOS  POR  UNA  UNIVERSIDAD SÓLIDA, SOBERANA, RESPONSABLE Y CIENTÍFICAMENTE  DESARROLLADA  AL SERVICIO DE  NUESTRA  POBLACIÓN.

Muchas  Gracias.

    

Ver también

River vive su momento más feliz y hunde a Boca

Buenos Aires/Argentina/AFP River Plate celebra las horas más felices de su centenaria y rica historia …

A %d blogueros les gusta esto: