web analytics
Página de inicio » Nacionales » “Dios sabe que nuestra lucha es justa”: Mirian Delmy de Díaz
Mirian Delmy de Díaz, habitante de Tacuba, Ahuachapán, integrante de la Asociación de Desarrollo “Bendición de Dios”. Foto Diario Co Latino.

“Dios sabe que nuestra lucha es justa”: Mirian Delmy de Díaz

Gloria Silvia Orellana
@SilviaCoLatino

Soy una mujer luchadora por nuestro sistema de agua”, afirmó Mirian Delmy de Díaz, de 60 años de edad, madre de diez hijos, quien narró el papel que asumieron las mujeres de las siete comunidades de Tacuba, Ahuachapán, desde la construcción de la obra de agua domiciliar, que ha generado una confrontación directa con el gobierno municipal, la Fiscalía General de la República y el sistema judicial.

Su casa de adobe y piso de tierra es por ahora su centro de operación para la defensa del derecho humano al agua y la atención de salud de su esposo David Díaz, quien sufrió recientemente un derrame cerebral tras sufrir encarcelamiento y amenazas por la lucha que libran a diario por el acceso al agua.

“Cuando el proyecto del agua se fundó allá por los noventa, que fue construido por las siete comunidades, mi esposo se iba a trabajar y me quedaba sola con los niños. Y hubo un momento que no teníamos ni qué comer porque no teníamos ingresos económicos y tampoco cultivos. Una bolsa de churros era desayuno y almuerzo de mis hijos, que se iban a la escuela a las seis de la mañana, porque todos estábamos en la construcción del sistema de agua. Recuerdo que lo poco que conseguía era con las cortas de café o lo fiado en la tienda, ese proyecto tiene historia de nuestras vidas”, rememoró Mirian.

Sobre la captura de su esposo David Díaz, señaló que era la medianoche cuando ingresaron agentes de la Policía Nacional Civil a su casa, y que fueron enviados por el fiscal Santiago Gross Salazar, a consecuencia de la lucha social que realiza su esposo y otros nueve líderes comunales por la defensa del sistema de agua. “El alcalde Ramírez se ha propuesto quitarnos el sistema de agua, pero sabemos que gracias a Dios y al Foro del Agua que esta injusticia no va pasar. Y les pido a las comunidades que no nos dejen, que sigamos luchando juntos como lo hemos venido haciendo, y también a las organizaciones internacionales de derechos humanos, porque sabemos que defendemos el derecho al agua”, indicó.

Mientras, Fresvinda de María Rivas de Zúniga, señaló que la experiencia de doce años de lucha social ha calado hondo. En un pequeño municipio con vocación agrícola donde los cultivos de granos básicos y cítricos son las únicas oportunidades de empleo o producción. “El trabajo que se realizó para construir el sistema de agua fue enorme, fue un gran logro como comunidades para tener este líquido. Hubo un momento que no teníamos para comer o nos acabamos los zapatos, así que, para nosotros este problema es de justicia social, no tiene otra raíz. Y como decimos nosotros, no podemos solo venir a ordeñar la vaca, y dejar a otros sin nada”, resumió.

Ver también

Diputada de Nuevas Ideas pide copia del dictamen luego de haber votado

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino Luego del periodo vacacional, algunos diputados de la Asamblea Legislativa regresaron a …