web analytics
lunes , 23 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Diálogo de paz para Colombia sortea crisis, pero restan obstáculos

Diálogo de paz para Colombia sortea crisis, pero restan obstáculos

Por Carlos Batista/La Habana/AFP

El gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC sortearon este miércoles la crisis que amenazaba sus negociaciones de paz en la recta final, stuff cialis pero quedan todavía obstáculos para cerrar un acuerdo, check por lo que la ONU duda que éste pueda firmarse antes del plazo previsto del 23 de marzo.

Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz, anunciaron este miércoles en La Habana la superación de las “dificultades recientes” que amenazaron el diálogo entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)

“Se ha logrado un acuerdo para superar dificultades recientes y normalizar las conversaciones entre las partes en la Mesa de La Habana”, dijeron los países garantes en un comunicado, al aludir a la controversia por la participación de negociadores de las FARC en actos con población civil y guerrilleros armados en Colombia.

Aseguraron que “se continuarán cumpliendo todos los compromisos adquiridos por las partes respecto a medidas de desescalamiento y fomento de la confianza”.

Los garantes saludaron el “firme propósito” de las FARC y del gobierno “de continuar avanzando para lograr un pronto acuerdo final”.

La aparición en una zona rural de Colombia de Iván Márquez, jefe negociador de las FARC, junto a guerrilleros armados en un mitin popular, provocó una crisis con el gobierno, que suspendió de inmediato los viajes de los negociadores de la guerrilla desde Cuba a Colombia, que estaban autorizados para explicar a sus combatientes el avance de los diálogos de paz, iniciados en noviembre de 2012.

Las FARC intentaron suavizar el viernes la situación al invitar al gobierno a “sortear de manera concertada” la “injustificada polémica, pero Santos les advirtió que “el tiempo se acaba”.

El canciller noruego Borge Brende viajó a Bogotá la semana pasada y La Habana a inicios de ésta, donde se entrevistó con su homólogo cubano Bruno Rodríguez para buscar una solución a la crisis creada y sus buenos oficios dieron resultados.

Los próximos pasos tras la crisis

El jefe negociador del gobierno, el exvicepresidente Humberto de la Calle, dijo que cuando ambas delegaciones vuelvan a reunirse en La Habana tratarán dos temas principalmente.

“Primero el compromiso de continuar agotando al máximo y con la mayor eficacia los acuerdos y las conversaciones con el ánimo de lograr el acuerdo final tan pronto como sea posible que es el anhelo de todos los colombianos.

Es decir una primera conversación ese día, será sobre la forma de continuar impulsando al máximo la búsqueda de un acuerdo, ojalá el 23 de marzo”, dijo De la Calle.

Las partes no han dicho todavía cuando retomarán las pláticas de paz, en las que Chile y Venezuela participan como países “acompañantes”.

Tras lograr consenso en cuatro de los seis puntos de la agenda de paz — desarrollo agrario, drogas ilícitas, participación política de los rebeldes y reparación y justicia para las víctimas–, las dos partes muestran desacuerdos en los dos restantes: desarme y refrendación del acuerdo.

Santos dijo que la refrendación se hará mediante un plebiscito, mientras la guerrilla exige que lo haga una asamblea constituyente.

Dudas sobre meta del 23 de marzo

Cumplir el compromiso de sellar un acuerdo final antes del 23 de marzo, como se comprometieron en septiembre Santos y el jefe de las FARC, Timoleón Jiménez,  parece una meta difícil para el representante de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild.

“Creo que es posible que para llegar al acuerdo final, con todos los detalles resueltos, sobre todos los puntos, incluyendo el punto de implementación, quizás se va a necesitar un poco más de tiempo”, dijo Hochschild en una entrevista con la AFP en Bogotá.

 “La expectativa de muchos es que se llegue a la firma ojalá en la primera mitad de este año”, añadió el funcionario de la ONU, que ha colaborado en el proceso de paz.

La conflagración interna de medio siglo ha dejado unos 220.000 muertos y más de seis millones de desplazados en Colombia, según cifras oficiales.

A %d blogueros les gusta esto: