web analytics
Página de inicio » Opiniones » Día Mundial contra la Trata

Día Mundial contra la Trata

Blanca Flor Bonilla

Luchadora Social por los Derechos Humanos

La trata de personas se define como “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación”1.

Todos los países del mundo sufren la trata de personas, es un delito que explota a mujeres, niñas, niños y hombres con numerosos propósitos. Desde 2003, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito ha recopilado información sobre aproximadamente 225,000 víctimas de la trata detectadas en todo el mundo. Cada vez son más los países que detectan a víctimas y denuncian a los traficantes de estas mafias, pero también aumentan las cifras2.

Aproximadamente el 30% de las víctimas de la trata de personas son niños que, en la mayoría de los casos, se usan para realizar trabajos forzosos en situaciones precarias o para comercio de órganos del mercado negro. El restante 70% se integra por mujeres y niñas que son explotadas sexualmente desde muy temprana edad. Ambos sexos son utilizados para el tráfico de drogas.

Actualmente, más de 12 millones de personas son víctimas de la trata de personas en el mundo. Existen aproximadamente 500 rutas de tráfico de personas, de las cuales 32 se encuentran en Iberoamérica. La ampliación del internet y de las redes sociales incrementa el peligro potencial de ser localizados por traficantes, quienes tienden puentes de forma anónima para identificar posibles víctimas, atrayéndolas hacia su red de contrabando humano3. Por esta razón, las madres y padres deben estar vigilantes de sus hijas e hijos en el uso del internet y de las redes sociales, como medida preventiva a ser víctimas de trata.

La trata de personas es uno de los delitos más graves de violación a los derechos humanos, es una forma moderna de esclavitud del siglo XXI, mediante la cual las personas son privadas de su libertad y derechos, y son alejadas de sus familias. Generalmente son secuestradas y sometidas contra su voluntad a situaciones de explotación sexual y laboral, trabajos forzados, servidumbre doméstica, extracción de órganos, mendicidad, entre otras. La trata de personas es parte del crimen organizado transnacional, que se desarrolla mediante redes de diferentes tipos que van articulando territorios por medio del transporte, alojamiento y alimentación, hasta llevar a su destino a sus víctimas.

La trata es un delito contra una persona y una violación de sus derechos humanos, en contra de su voluntad. No debe confundirse con el tráfico de personas, que es un delito contra un Estado, por violar leyes migratorias que propicia un flujo de personas indocumentadas4.

Los principales factores de riesgo de ser víctimas de la trata de personas son de diversa naturaleza: a) económicos: la falta de empleo o altos índices de empobrecimiento; b) sociales: si la persona vive en un entorno violento, donde es acosado e instigado; c). culturales: no poseer conocimientos acerca de esta problemática y no contar con un nivel educativo adecuado, aumenta las probabilidades de ser víctimas de este delito5.

La Campaña “Corazón Azul”, creada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2008 para sensibilizar y crear conciencia en la población mundial acerca de la lucha contra la trata de personas y su impacto en la sociedad, se ha convertido en el símbolo internacional de la lucha contra la trata de personas. El Salvador cuenta con la Ley Especial contra la Trata de Personas, tiene como propósito la detección, prevención, persecución y sanción del delito de trata de personas, así como la atención, protección y restitución integrales de los derechos de las víctimas, personas dependientes o responsables, procurando los mecanismos que posibiliten este propósito.

En el marco de la pandemia de COVID-19, la ONU recomienda para prevenir la trata, que en las políticas públicas regionales, nacionales y locales, se presten especial atención a los sectores de mayor vulnerabilidad e incorporen las perspectivas de género, interseccionalidad y la diversidad lingüística e intercultural, y los principios de universalidad, igualdad y no discriminación, a fin de promover y proteger la dignidad y los derechos humanos6. La participación de la ciudadanía en la observación y denuncia es muy importante como factor de prevención y combate.

  1.Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas. Palermo. 2001

  2.Organización de las Naciones Unidas (ONU).

  3.Diainternacionalde.com

  4.Organización de las Naciones Unidas (ONU).

5.Organización Mundial de la Salud (OMS) y Organización Panamericana de la Salud (OPS).

6. MERCOSUR. 30 de julio de 2020.

Ver también

La verdadera realidad del país

César Villalona 1 de junio de 2022 El presidente Bukele y sus ministros prometen grandes …