web analytics
Atlético Marte y Santa Tecla protagonizaron un primer tiempo muy duro en el que predominó el juego aéreo. Foto Diario Co Latino/ Juan Carlos Villafranco.

Desorbitados

Santiago Leiva
@DiarioCoLatino

Todavía hay mucho en juego y camino por recorrer, treatment pero las golondrinas ya comienzan a afinar sus gargantas para despedir una vez más al Atlético Marte. El cuadro carabinero volvió a perder ayer y, después de los dos triunfos al hilo de la UES, se convierte en el principal candidato al descenso.

En casa y con escaso público en los graderíos del Cuscatlán, los bombarderos ofrecieron resistencia en un buen tramo de juego, pero no les alcanzó para frenar el ímpetu del Santa Tecla y, al final, con dos hombres menos, terminaron de rodillas ante los pericos.

El encuentro, al menos en la primera media hora, fue parejo, de dominio alterno de pelota, de buenas intenciones, pero  de escasas ocasiones de gol. Fue al pasar los 34 minutos que Santa Tecla comenzó a carburar más y llevar peligro con centros por las bandas. Y fue precisamente en un centro que llegó la primera gran ocasión de gol con un balón que se estrelló en el poste y ya había dejado para la foto al portero Javier Gómez.

El susto para la hinchada marciana continuó al ´41, cuando, en una gran escapada por el centro, el brasileño Ricardinho perdió un mano a mano ante Gómez, que salió oportuno para conjurar el peligro y ahogar el primer grito de gol del representativo de La Libertad.

La tónica del encuentro varió muy poco al regreso de los camerinos, pero, una vez Santa Tecla abrió la lata, la puerta a la victoria se abrió de par en par. La anotación de los pericos llegó al ´68, y llevó la firma de Ricardinho, quien hizo efectivo un tiro de 12 pasos que les concedieron por falta sobre Gilberto Baires en el área.

El gol en contra pellizcó el orgullo de los dirigidos por Juan Andrés Sarulyte y se volcaron por el empate, pero les faltó paciencia y puntería. Les mató la ansiedad y se acaloraron tanto los carabineros que dos de ellos acabaron fuera de la cancha antes de que acabara el juego.

El árbitro Rubén Arbí Medrano expulsó por doble amonestación al defensa Olivier Ayas en el ´75 y, luego, también salió rumbo a las duchas Gustavo “la Bestia” López, quien seguramente fue extrañado por reclamar.

A partir de ese momento, lo que hubo sobre el césped de Cuscatlán fue un monólogo de los tecleños que, al ritmo de los “oles”, trasladaban la pelota de un lugar a otro. Para mayor tranquilidad, Gerson Mayén se sacó un zapatazo desde fuera del área y colocó el 0-2 al ´79.

Los diez minutos restantes sirvieron para que Santa Tecla hiciera rondos en todos los sectores de la cancha, pero ya no consiguió hacer daño. Con una vuelta por jugarse, la derrota deja a los carabineros seis puntos por debajo de la UES que ganó el viernes pasado.

Asalto al Quiteño

Los tigrillos de FAS sufrieron ayer un ataque fulminante en el cubil felino. Tres inyecciones letales le bastaron a los alacranes de Chalatenango para llevarse la victoria del Estadio Óscar Quiteño y dejar a los asociados con ceños fruncidos.

Desde antes de cerrar el primer tiempo, comenzó la fiesta para los chalatecos y continuó hasta cerrar un partido redondo. Elder Figueroa, al ´43, consiguió de cabeza el 0-1 para los visitantes y, luego, al ’52 Miguel Lemus, de penalti, logró el 0-2.

FAS, sorprendido por la armada alacrán, se vio beneficiado con un penalti en el ´68, pero Alex Larín acabó lanzándolo fuera. Diez minutos más tarde, nueva falta en el área chalateca, penalti y, nuevamente, se paró Larín frente al balón para descontar en el marcador. En esta ocasión no falló, dejó cartones de 1-2.

La efervescencia del gol para los tigrillos duró muy poco ya que Bladimir Díaz también recibió falta en el área y él mismo se hizo justicia para decretar el 1-3 definitivo en el minuto 82.

Calcinados

En San Miguel, el Dragón aprovechó su localía en el Juan Francisco Barraza para pasarle por encima al Pasaquina que no logró ni siquiera el tanto del honor.

Alan Murialdo, al cuarto de hora, abrió la cuenta para los mitológicos y, después, apareció Jackson de Oliveira en dos ocasiones para sellar el triunfo. El delantero brasileño anotó en el ´34 y ´41 del primer tiempo.

Los burros también tuvieron la ocasión de descontar antes de irse al descanso, pero Kevin Sagastizado  falló un penalti al 44.

Con el marcador ampliamente a su favor, en la segunda mitad los migueleños mantuvieron la posesión de la pelota, pero bajaron la intensidad y no consiguieron aumentar la cuenta goleadora.

Ver también

¡No se dan jalón!

Santiago Leiva @DiarioCoLatino No importa la temperatura ni el territorio, los elefantes del Alianza galopan …

A %d blogueros les gusta esto: