web analytics
Página de inicio » Nacionales » Cuba exige fin al bloqueo económico impuesto por Estados Unidos
La embajadora de Cuba en El Salvador Iliana Fonseca explica que a pesar del restablecimiento de las relaciones diplomáticas, entre Cuba y Estados Unidos, todavía se mantiene el bloqueo económico, comercial y financiero por parte del país norteamericano. Foto Diario Co Latino/ Ludwin Vanegas.

Cuba exige fin al bloqueo económico impuesto por Estados Unidos

@OscarCoLatino

Por más de 57 años la economía cubana ha sido limitada por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos. El gobierno cubano considera que la medida es el mayor obstáculo para el desarrollo de todas las potencialidades de su economía, así como para las relaciones económicas, comerciales y financieras de Cuba, no solo con la nación norteamericana sino con el resto del mundo.

El gobierno cubano exige el fin del bloqueo económico, comercial y financiero, por considerar que “es el sistema de sanciones unilaterales más injusto, severo y prolongado y sigue siendo una violación flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos del pueblo cubano”.

Iliana Fonseca, embajadora de Cuba acreditada en El Salvador, explicó que el bloqueo contra la isla tiene un alcance extraterritorial, lo que limita a empresas cubanas a iniciar relaciones comerciales con pares de otras naciones del mundo, ya que las últimas pueden ser sancionadas por el gobierno estadounidense.

“Para Cuba es imposible exportar e importar libremente desde y hacía el mercado norteamericano, una de las principales limitaciones del bloqueo es la imposibilidad de importar y exportar, esto se mantiene, no existe una posibilidad de comerciar libremente productos en ambas direcciones”, indicó Fonseca.

Asimismo, empresas financieras se niegan a realizar transacciones con la isla debido a que ello les puede acarrear sanciones impuestas por Estados Unidos por ejecutar transacciones económicas y comerciales con la isla.

“Mientras el bloqueo exista, mientras el bloqueo se mantenga el pueblo y gobierno cubano continuarán denunciándolo, continuarán desarrollando todas aquellas acciones a nivel nacional e internacional que lleve en algún momento al levantamiento de este injusto y cruel bloqueo que por más de 57 años ha afectado a nuestro país en sus relaciones con el mundo y a nuestro pueblo privándolo del derecho al desarrollo económico”, enfatizó Fonseca.

La embajadora agregó que el bloqueo económico tiene como objetivo principal “ahogar económicamente a un grupo poblacional”, en este caso al cubano.

Fonseca dijo que en el último año de bloqueo, la economía cubana ha tenido pérdidas por cuatro mil 600 millones de dólares, asimismo, el daño acumulado sobrepasa los $125 mil millones. “Los daños se manifiestan a partir de ingresos dejados de percibir, por la imposibilidad de importar y exportar, por afectaciones de fletes, seguros y costos, por la imposibilidad de hacer transacciones en dólares”, detalló.

La embajadora reconoció que a partir del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones se han presentado avances, sin embargo, no se ha tomado la decisión de levantar el bloqueo, el cual es el más largo impuesto a una nación.

“Podemos hablar de cuatro paquetes de medidas que se han anunciado desde enero de 2015, que en muchos casos han tenido la interpretación de asumir que el bloqueo se ha flexibilizado, pero el bloqueo persiste y persiste con la misma agresividad que lo hemos venido viendo”, aseguró Fonseca.

Sin embargo, el gobierno cubano reconoce que algunas de las medidas tienen impacto en la relación comercial entre Cuba y Estados Unidos, las cuales considera son “insuficientes y muy limitadas”, ya que al momento de implementarlas su alcance es limitado, pues la legislación creada por el bloqueo impide la ejecución de algunas de las medidas.

“Cuba y Estados Unidos no pueden tener relaciones igualitarias, aún cuando una de las medidas recoge la posibilidad de que Cuba pueda utilizar el dólar en sus transacciones financieras internacionales, esto no ha tenido una aplicación práctica”, ejemplificó Fonseca.

Asimismo, los Estados Unidos continúa prohibiendo la exportación de productos y equipos dirigidos a los principales sectores de la economía cubana. La isla tampoco puede recibir inversiones estadounidenses en otros sectores de la economía, con excepción de las telecomunicaciones.

Para el gobierno cubano, las modificaciones hechas a las regulaciones sobre el transporte marítimo que  permite a los barcos que participen en “comercio humanitario” con Cuba entrar a los puertos estadounidenses son “inoperantes”, debido a que es poco probable que los barcos se limiten a transportar solamente alimentos, medicinas equipos médicos y otras exportaciones autorizadas por los Estados Unidos.

Ver también

Nicaragua anuncia ruptura de las relaciones diplomáticas con los Países Bajos

Moscú/Sputnik El Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua divulgó una nota en la que informa …