web analytics
lunes , 16 octubre 2017
Inicio » Suplemento Amigos » CHICK COREA: JAZZ-ROCK FUSIÓN

CHICK COREA: JAZZ-ROCK FUSIÓN

Oscar A. Fernández O.

Armando Anthony Corea, buy cialis (Chick Corea), músico norteamericano nacido en Chelsea, Massachusetts, el 12 de junio de 1941. Es intérprete de piano, clavicordio, vibráfono y batería, además de compositor. Considerado uno de los compositores de jazz más importantes, técnico e innovador, ha sabido ganarse el reconocimiento del selecto público de jazz y ha llegado a convertir su eclecticismo en “santo y seña” del jazz contemporáneo, hasta el punto de conformar una de las personalidades más influyentes del último tercio del siglo XX. Esto le llevó, en 1973, a ser distinguido como “jazzista del año” en la prestigiosa revista Down Beat. A partir de entonces, Corea ha sido estimado por la crítica como uno de los músicos más relevantes del circuito jazzístico norteamericano. Ganó un premio Grammy en 1975.

Empezó a tocar el piano a los cuatro años. A los cinco inició sus estudios serios de piano clásico con Salvatore Cullo, un profesor de piano italiano –al igual que la familia de Chick-. Parece clave la influencia de su padre, trompetista, bajista, arreglista y compositor, que inculcó al joven Corea un concepto musical próximo tanto al mundo clásico como al jazz de los años cuarenta-cincuenta, algo que se percibió con claridad en el desarrollo pianístico de este compositor y ejecutante. A los 19 años decidió emigrar a Nueva York en busca de su propia identidad; en esa ciudad coincidió con personalidades sobresalientes del mundo del jazz, como John Coltrane o Miles Davis. El primer trabajo le llegó a Chick Corea en la orquesta de Phil Barbozza, en Boston, donde se introdujo de lleno en la música latinoamericana, en parte por el influjo del percusionista del grupo. (Piano Red.com)

Estas importantes experiencias musicales le condujeron, durante el periodo 1964-1966, a integrarse en las bandas de Cal Tjader, Warren Covington y Blue Mitchel. Fue entonces cuando se produjo el gran despegue musical del joven Corea, que empezó a destacar como un original intérprete y compositor, muy apegado, eso sí, a los ritmos calientes sudamericanos y caribeños.

A partir de 1965, el pianista de Massachusetts colaboró, entre otros, con Herbie Mann y Pete La Roca. Con este último, además, participó en un elepé mítico: Bliss!, con temas del propio La Roca, y en el cual se aprecia la envidiable técnica del joven músico. Álbum, en fin, fluctuante entre la música clásica contemporánea y el free jazz, ya de moda en esos años. Llama la atención en este disco la aportación musical del saxo tenor John Gilmore, así como los frenéticos ritmos latinos de Corea. Hay que decir, de todas formas, que en torno a este año llegó a trabajar con prestigiosas figuras del mundo del jazz como Joe Farrell –a quien rescató posteriormente para algunos de sus grupos-, Steve Swallow, Joe Chambers o Woody Shaw. También en esta etapa colaboró con el elegante saxofonista Stan Getz, hacia 1966, cuando precisamente cotejaba la posibilidad de abandonar el piano por la batería, instrumento que estudiaba por aquellos años.

En los años 70 dejó el grupo de Miles Davis y se asoció con Dave Holland y Barry Altschul para crear una formación estable llamada Circle; aunque un año después, en 1971, Antony Braxton se unió al grupo. Se creó entonces un “cuarteto” que llegó a grabar cuatro discos, de los cuales sobresalió el titulado Circle, grabado en directo en 1971 para la prestigiosa firma EMC. En este último año disolvió el grupo para embarcarse en una aventura en solitario que dio lugar, entre otras grabaciones, al fantástico elepé Piano Improvisations, editado en dos vinilos ejemplares que detallaron el genio de este pianista y lo encumbraron rápidamente como uno de los intérpretes más solventes y carismáticos de la escena jazzística. De cualquier manera, no dejó de colaborar en esta época con grandes músicos que siempre estaban dispuestos a llamarle: Elvin Jones, Stan Getz o Joe Farrell.

En 1972 le llegó el turno a una de las formaciones míticas de Chick Corea: Return To Forever. Fue un grupo esencial en la evolución del jazz rock y de la música de fusión en la década de los años setenta. La música de este grupo era una mezcolanza entre jazz, rock clásico y ritmos brasileños.

En 1985, el genio de Corea reinventó otra mítica formación eléctrica. Esta vez, los músicos presentados fueron dos jovencísimos virtuosos: Dave Welck (batería) y John Patitucci (contrabajo y bajo eléctrico). El trío fue bautizado como Elektric Band en 1986; sacó algunos vinilos y salió de gira por Estados Unidos, Japón y Europa. En 1987 se incorporaron dos músicos nuevos a la formación, que quedó estructurada como sigue: Eric Marienthal (saxo); Scott Henderson, primero, y Frank Gambale, después (guitarras); John Patitucci (bajo); y Dave Weckl (batería); además del propio Corea, quien intercambiaba piano acústico con sintentizadores. Esta formación fue mantenida por Chick Corea hasta principios de la década de los años noventa; resultó de su andadura una gira mundial que les llevó a tocar en España en los años 1988 y 1990.

Es importante resaltar la actividad clásica de Corea que, en 1986, estrenó un Concierto para piano y orquesta en tres movimientos (tanto en Estados Unidos como en Japón), algo que ya había hecho en 1984, cuando grabó un concierto de Mozart: Concierto para dos pianos y orquesta. Otra formación interesante que se inventó Chick Corea fusionaba el clásico con el jazz.

A %d blogueros les gusta esto: