web analytics
Página de inicio » Nacionales » Alianza territorial de base en  el rescate del río Lempa
Recorrido del río Lempa en la zona central del país. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez.

Alianza territorial de base en  el rescate del río Lempa

Gloria Silvia Orellana
@GloriaCoLatino

El río Lempa, desde su nacimiento en el municipio de Olopa, departamento de Chiquimula, Guatemala, hasta su desembocadura en el océano Pacífico, prodiga sus aguas a la región del Trifinio, que alberga 5.4 millones de habitantes, distribuidos entre Guatemala, Honduras y El Salvador.

Y ante el deterioro de la cuenca hidrográfica, organizaciones ambientalistas, comunidades del alto, medio y bajo Lempa, universidades y la Mancomunidad Trinacional Fronteriza Río Lempa, con el apoyo de la Fundación Heinrich Böll, se reunieron para impulsar el “Diálogo de la Sociedad Civil, Organizaciones Sociales y Gobiernos Locales para el Rescate del Río Lempa”.

El deterioro evidente de la cuenca del Río Lempa y sus fuentes se debe a malos manejos de los derivados del agroindustria del café (aguas mieles), la basura a cielo abierto, la descarga de aguas negras de centros comerciales y urbanizaciones, así como, la deforestación, el cambio del uso de suelo y los metales pesados, de la explotación minera. Actividades que no solo han minado su caudal, sino también, la calidad del agua que llega a los hogares.

Héctor Alonso Aguirre, gerente general de la Mancomunidad Trinacional Fronteriza Río Lempa, afirmó que este diálogo que desarrollan con la sociedad civil y gobiernos locales de El Salvador, Guatemala y Honduras está orientado a generar conciencia y promover acciones que rescaten a este recurso hídrico.

“El río Lempa, en los últimos diez años, la calidad del agua es regular; es decir, que la cantidad de contaminación que hoy recibe el Lempa puede generar efectos sobre el agua de consumo humano en el Área Metropolitana de San Salvador, que pueden generar afectaciones a la salud; entonces, si no se hacen esfuerzos como Estados o países, probablemente el Lempa terminé siendo un problema de gobernanza y no queremos eso”, acotó Aguirre.

Descrito como la “columna vertebral” en El Salvador, el río Lempa cuenta con una extensión de 17,926 kilómetros cuadrados, de los cuales 9,877km2 le corresponden a El Salvador, que representa el 55.1 % de la cuenca trinacional del río Lempa; Guatemala solo le retribuye 2,564Km2 (30.6 % de la cuenca) y en Honduras son 5,485Km2 (30.6 % de la cuenca), de los cuales dependen 214 municipios y un apróximado de 5.4 millones de habitantes; Guatemala (18 municipios), Honduras (48 municipios) y El Salvador (148 municipios).

Luis González, abogado de la UNES, consideró que el Lempa es la “aorta” de El Salvador y que, al hablar de la deforestación y pérdida de diversidad, la más grave era la crisis del agua, al señalar que el problema del Área Metorpolitana de San Salvador y el agua con algas es solo una parte de un gran problema que es la disponibilidad de este recurso natural.

“El río Lempa es nuestra principal fuente de agua; sin duda, toda acción encaminada para salvar al Lempa debe ser prioridad para todas las organizaciones que trabajan en el tema ambiental. Esta actividad, en donde vamos a conocer procesos encaminados a rescatar el Lempa, nos permitirá sensibilizar a otras organizaciones, a unirnos en el esfuerzo. Estos datos crudos que obtendremos, de qué contamina al Lempa, si son nacionales o compartidas, nos permitirá enfrentar estas causas, que entre ellos están los metales pesados, la industria minera (Guatemala/Honduras), los agrotóxicos que tiene que ver con los monucultivos”, expresó.

En cuanto a la Ley General de Agua, para El Salvador, González consideró importante retomar de inmediato la discusión en la Asamblea Legislativa, que permitirá contar con un marco legal para su uso, regulación, consumo y rescate de la cuencas hídricas, para que sea sustentable su gestión.

“Nuestra propuesta de Ley de Aguas plantea el rescate de cuencas, subcuencas y microcuencas, que vendrá a facilitar su protección y control, una instancia que proteja al río Lempa. Como organizaciones vamos a exigir tratados de aguas transfronterizas, para protegerlo y esto lo podemos lograr, primero, con los gobiernos municipales, creando una alianza territorial de base para proteger el Lempa”, acotó.

Para Cidia Cortés, bióloga e investigadora del colectivo Mujeres Ambientalistas de El Salvador, desde una visión de la población femenina,que es la mayormente involucrada con la recolección y cuido del agua, la restauración y rescate del río Lempa, en su cuenca alta, baja y media, depende de la “voluntad política” de los Estados centroamericanos para dar pasos acertados.

“Si bien tenemos una Ley de Prohibición de Minería, los gobiernos de Honduras y Guatemala cuentan con leyes que abren todos los espacios a las empresas transnacionales para que exploten los minerales que se encuentran en la región de fronteras; como organizaciones podemos luchar por rescatar este recurso, pero si no hay control o acuerdo de países, será poco lo que podremos hacer; sí hay campañas de no plástico, de reciclaje, refofestación, pero esto debe ir creciendo y nosotros venimos impulsando desde hace unos años un Acuerdo de Aguas Transfronterizas, que sería una herramienta legal para demandar a los países que contaminan, pero hay que impulsarlo con mayor fuerza y dar cumplimiento”, aseguró.

Jorge Oviedo, director ejecutivo del Fondo de la Iniciativa para las Américas (FIAES), comparte la iniciativa del  Rescate del Río Lempa y la formación de alianzas estratégicas entre las organizaciones, población, comunidades y cooperates, a partir de que este recurso hídrico es uno de los ecosistemas más importante que llega a los tres países.

“Como uno de los ríos de mayor extensión en el área centroamericana y para El Salvador es una fuente de vida, porque le genera agua potable, regadío para los cultivos, fuente de energía eléctrica y a lo largo de toda su cuenca se encuentran todo tipo de sistemas, desde los bosques

nebolusos, bosques secos, bosques de montaña, manglares, producción de café y agrosistemas de diversos tipos; de allí que sea relevante, que nos unamos a esta campaña.

Como FIAES hemos intervenido en la zona del embalse del Cerrón Grande, donde hemos desarrolado diversos proyectos de la mano de las poblaciones locales con la promoción de agricultura orgánica, introducción de árboles en zonas de granos básicos para mayor infiltración de agua y conservación de suelos”, puntualizó.

Ver también

Alcaldía Migueleña promueve que ciudadanos produzcan sus alimentos.

@DiarioCoLatino La seguridad alimentaria de las familias migueleñas ha sido una de las apuestas de …