web analytics
Página de inicio » Internacionales » Acuerdo entre Juncker y Trump genera alivio, pero también dudas en la UE

Acuerdo entre Juncker y Trump genera alivio, pero también dudas en la UE

Bruselas / AFP

Toni Cerdà

La tregua comercial temporal anunciada entre la Unión Europea y Estados Unidos generó alivio en los países europeos, pero también dudas sobre la viabilidad de los compromisos discutidos entre Jean-Claude Juncker y Donald Trump.

Ambos exploraron en una reunión en la Casa Blanca una serie de decisiones, como una mayor compra de soja estadounidense por el bloque europeo, que buscan desactivar el conflicto comercial vigente entre Washington y Bruselas que se tradujo en aranceles recíprocos.

El objetivo también era alejar la amenaza de Trump de mayores aranceles a los autos de la UE, que afectaría especialmente a Alemania, cuyo gobierno celebró este jueves el resultado “constructivo” de la reunión y reafirmó su “apoyo” a la Comisión Europea de Juncker.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, confirmó este jueves que no aplicarán aranceles a automóviles europeos durante las negociaciones y subrayó que “el primer problema” que negociarán será los aranceles siderúrgicos y las represalias.

La Asociación Europea de Constructores de Automóviles celebró el alejamiento de la amenaza sobre una industria, que “prospera mejor en un entorno sin barreras comerciales”, aunque reconoció que “quedan muchos asuntos por resolver”, según su secretario general Erik Jonnaert.

Una fuente europea subrayó los “excelentes resultados” obtenidos por la UE “sin poner en peligros sus intereses esenciales” y la “presión enorme en Estados Unidos contra la guerra comercial”, si bien advirtió contra “cualquier triunfalismo” ya que “nada está grabado en piedra”.

 

Soja

 

La dudas sobre las medidas discutidas entre el presidente de Estados Unidos y su par de la Comisión, que asume la competencia de comercio en nombre de los 28, en Washington planean al otro lado del Atlántico. Ambos anunciaron decisiones en industria, energía y agricultura.

Aunque Francia, segunda economía de la UE tras Alemania, consideró “bueno regresar al diálogo con los estadounidenses”, su ministro de Economía, Bruno Le Maire, precisó a la AFP que este “no puede avanzar bajo presión” y reclamó “clarificaciones” sobre las medidas.

La “nueva fase de la relación” entre ambos anunciada en un comunicado conjunto se basa en trabajar por “la eliminación total de los aranceles, las barreras no arancelarias y las subvenciones a los productos industriales, no automovilísticos”.

Sobre la agricultura, Donald Trump anunció que la UE aumentará además “inmediatamente” sus compras de soja de Estados Unidos. “La UE puede importar más soja desde Estados Unidos y así lo hará”, agregó Jean-Claude Juncker.

Una mayor compra de soja estadounidense, sector al que China impuso medidas arancelarias en respuesta a las Trump, no implicaría un aumento de las importaciones globales europeas, advirtió la fuente europea, precisando que “estas se harán en virtud de las condiciones del mercado”.

Con China mirando hacia la producción de soja de Brasil, el primer exportador de este producto a la UE con alrededor un 40% del total en 2017, los europeos podrían aprovechar la reducción de precios en Estados Unidos, el segundo exportador al bloque con alrededor el 35%.

 

‘Finales de noviembre’

 

Francia marcó este jueves sus líneas rojas en las discusiones y exigió también que la agricultura, un sector sensible para París, “se mantenga al margen del ámbito de discusiones”, según Le Maire, quien también apuntó “a la protección y la seguridad” de los consumidores en la UE.

Otra línea roja sería evitar entrar “en la negociación de un gran acuerdo, cuyos límites ya [se vieron] con el TTIP”, dijo Le Maire en referencia al controvertido acuerdo de libre comercio negociado entre ambos lados del Atlántico hasta la llegada de Trump

El presidente de la Comisión Europea prometió también que la UE compraría más gas natural licuado (GNL) a Estados Unidos, una exigencia de Trump que en la reciente cumbre de la OTAN criticó a sus aliados, especialmente Alemania, por comprar gas a Rusia.

Un grupo de trabajo de “muy alto nivel” empezará a estudiar ahora los compromisos sobre la soja y el GNL, indicó el portavoz del ejecutivo comunitario, Alexander Winterstein, quien dijo no poder explicar por el momento “cómo funcionará en la práctica”.

La fuente europea indicó que el grupo de trabajo sobre las discusiones con Estados Unidos tendrá “120 días para emitir un informe”, es decir “hasta finales de noviembre”, algo que podría “tener cierta importancia respecto a algunos plazos electorales”.

Estados Unidos, cuyo presidente enfrenta presión a nivel interno por la guerra comercial, celebra en noviembre elecciones de mitad de mandato y, en este sentido, esto “jugará un papel importante”. “Trump estaba dispuesto a ser positivo y hacer un trato”, según la misma fuente.

Ver también

Trump amenaza con cortar “ayuda o dinero” a Honduras si no pone fin a caravana de migrantes

Telesur El Gobierno de los Estados Unidos mantiene sus amenazas hacia la Administración hondureña con …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: