web analytics
Página de inicio » Nacionales » A la izquierda Cesar Pineda, director nacional de Casas de la Cultura, y derecha, Carlos Alberto Cremata, director y fundador de Teatro La Colmenita. Foto Diario Co Latino / Ricardo Chicas Segura
A la izquierda Cesar Pineda, director nacional de Casas de la Cultura, y derecha, Carlos Alberto Cremata, director y fundador de Teatro La Colmenita. Foto Diario Co Latino / Ricardo Chicas Segura

A la izquierda Cesar Pineda, director nacional de Casas de la Cultura, y derecha, Carlos Alberto Cremata, director y fundador de Teatro La Colmenita. Foto Diario Co Latino / Ricardo Chicas Segura

Alma Vilches

@AlmaCoLatino

Como parte de las relaciones culturales entre El Salvador y Cuba, tadalafil cure la compañía de teatro infantil de ese país “La Colmenita” iniciará trabajos con la niñez salvadoreña, a fin de promover el desarrollo humano y la convivencia, por medio de la creación de procesos integrales para la niños y jóvenes a través del arte escénico.

El proyecto “La Colmenita El Salvador”, forma parte de un convenio básico de cooperación técnica, científica y tecnológica entre el Gobierno de El Salvador y la República de Cuba. El 28 de enero de 2016 será el estreno de este proyecto, el cual estará integrado por 90 niños salvadoreños, quienes a partir del 1 de diciembre de este año iniciarán los ensayos con dos maestras cubanas.

La compañía de teatro infantil La Colmenita tiene sus orígenes en el grupo teatral La Colmena, creado por Carlos Alberto Cremata, conocido como Tim, actual director, en 1990. Un año antes, Iraida Malberti y Carlos Alberto Cremata, madre e hijo, respectivamente, dirigen un gigantesco espectáculo acuático, que se llamó “Sinfonía para una Perla, en Mar Mayor” en la base náutica de la Casa Central de las FAR.

Al transcurrir unos meses de aquel show náutico, se decide formar un pequeño grupo de actores para trabajos fílmicos con algunos de los que más se destacaron en el espectáculo, y se le pide a Cremata, entonces estudiante de tercer año, en la especialidad de Dirección Teatral del Instituto Superior de Arte de Cuba, que los dirigiera con ejercicios de actuación. Y es entonces, que un 14 de Febrero de 1990, se reúnen los primeros 14 integrantes que fundaron el grupo.

Así, de forma natural, fue apareciendo un grupo de teatro que comenzó con el montaje de la comedia cubana “Dios te Salve, Comisario” y alcanza su punto culminante con los exitosos estrenos de “Aura”, “Bululú y Medio” y “Los Balcones de Madrid”.

Carlos Alberto Cremata alternaba funciones, a principios de los 90, como guía del naciente colectivo, y guionista de la Serie Televisiva “Cuando yo sea Grande”, junto a Iraida Malberti. Una noche de edición comenzaron a soñar cómo hacer con los niños de la serie, e representaciones teatrales; y fueron esos los protagonistas de la serie, los primeros niños y niñas que formaron La Colmenita.

Desde el pasado 20 de noviembre los maestros de la compañía cubana de teatro infantil La Colmenita visitaron a las niñas y niños del Coro Presidencial para el Buen Vivir en la ex Casa Presidencial, San Jacinto, como parte de las acciones para impulsar en el país este proyecto artístico cultural, replicado con éxito en países de Norte, Centro, Sur América y España.

El director fundador de este movimiento de teatro infantil cubano, dijo sentirse impresionado y conmovido al presenciar el ensayo de las niñas y niños del Coro Presidencial; además, se mostró convencido que la interacción entre La Colmenita cubana y el Coro Presidencial representaría el espacio adecuado para compartir y transmitir de manera recíproca la cultura cubana y salvadoreña en Cuba y el mundo entero.

Para Cremata, La Colmenita es una forma de integración a través del arte, la cultura y la educación, destacando que lo más importante para los niños es crecer en familia, en su escuela y con valores en un mundo donde cada vez más los antivalores agreden a la sociedad.

A la vez, el director comentó que entre los objetivos principales de La Colmenita está integrar a niños, niñas y adolescentes, con necesidades educativas especiales al disfrute del arte y, por ende, buscar la unidad de lo común y diverso, para alcanzar su crecimiento personal; vincular la actuación teatral en los escenarios con el trabajo comunitario en los lugares más diversos y apartados del país.

Así como, desarrollar el imaginario infantil y colectivo con lo mejor de la literatura universal y folklórica de los pueblos llevado a escena; demostrar con un enfoque interdisciplinario, como camino de la cultura, la síntesis de las artes escénicas como la creatividad, música, canto, danza, actuación, y  crear espacios de participación activa de la infancia y la adolescencia en la sociedad.

El maestro Cremata señaló que fue el mismo presidente Salvador Sánchez Cerén quien expresó su firme deseo de replicar La Colmenita en El Salvador, ya que fue él quien constató con sus propios ojos los beneficios de este programa en la niñez y juventud de Cuba.

Asimismo, enfatizó que el proyecto se desarrollará en el país con el apoyo técnico de especialistas cubanos, expertos en programas de arte social para la niñez y juventud, quienes trabajarán en los ocho municipios priorizados por el plan de seguridad pública El Salvador Seguro, entre ellos San Salvador, Santa Ana, Soyapango, Mejicanos, Zacatecoluca, Jiquilisco, San Juan Opico y San Miguel.

Esa visión está en sintonía con los esfuerzos del Gobierno de la República de El Salvador por fomentar la creatividad artística de niños, niñas y jóvenes, para contribuir de esa forma a la sana convivencia, el fomento de valores positivos, la participación y la recreación.

La Colmenita es una institución cultural cubana, con 25 años de existencia, su metodología promueve el desarrollo humano, la convivencia, y crea procesos integrales para la niñez y juventud mediante el arte escénico; la iniciativa tiene presencia en países como México, Panamá, Nicaragua, Colombia, Argentina, Venezuela, España y Canadá.

César Pineda, director de las casas de la cultura dijo que el proyecto de La Colmenita en El Salvador, estará integrado por los niños del Coro Presidencial del Buen Vivir, de la escuela Nacional de Danza Morena Celarié y caserio El Mozote, en el municipio de Meanguera, Morazán, “la Casa de la Cultura es la entidad ejecutora del proyecto, pero en si, es un proyecto de país”, recalcó.

Como parte de la programación, el 28 y 29 de enero se harán tres presentaciones en San Salvador, Santa Ana y San Miguel, el 19 de enero se espera la visita de 20 niños cubanos del elenco La Colmenita, que se fusionarán en el intercambio cultural con los 90 niños salvadoreños.

Entre los reconocimientos con los que cuenta este exitoso proyecto destaca ser el único grupo de teatro en el mundo reconocido como Embajador de Buena Voluntad del Fondo cubano de la ONU para la infancia UNICEF.

Ver también

Educadores salvadoreños reconocen inversión del gobierno en educación

@DiarioCoLatino   Representantes del Sindicato de Educadores reconocieron los aportes que el gobierno del presidente …

A %d blogueros les gusta esto: