web analytics
Página de inicio » Aula Abierta » Volvamos a hablar del género gramatical

Volvamos a hablar del género gramatical

Josefina Pineda de Márquez

Maestra normalista

[email protected]

 

La Real Academia Española es la máxima autoridad en cuanto al correcto uso del nuestro idioma. Los americanos  adoptamos el español y prácticamente enterramos las lenguas aborígenes de nuestros abuelos indígenas. Pues, si hablamos español,  debemos hacerlo bien.

Hasta hace poco no había mayor dificultad en expresarnos sin miedo al utilizar nombres de género gramatical femenino, masculino, común, epiceno o ambiguo.

La subestimación a la mujer ha hecho creer que la expresión oral y escrita tiene algo que ver en esa grosera discriminación.

La palabra SEXO, y por razones que los entendidos en no sé qué puedan decirnos, ha sido tan bobamente evitada o dicha con cierto morbo y se dice de escondidas, hasta quizá es considerada mala palabra. ¡Absurdo!

Estos puritanos y casi todos nos volvemos eso. No pueden decir: DISCRIMINACIÓN POR SEXO. Ah, no, debe decirse: DISCRIMINACIÓN POR GÉNERO.

Por la Biología y la Anatomía humana sabemos que los cuerpos tienen SEXO masculino o femenino.

“La anatomía de personas con género femenino difiere significativamente de las personas con género masculino”. En vez de género  debiera escribirse  SEXO, así estaría  correcto.

El GÉNERO es una propiedad lingüística y permite la concordancia en la expresión.

La niña bonita.     Artículo – sustantivo – adjetivo.

El niño bonito.      Artículo – sustantivo – adjetivo.

Hay concordancia ¿no?  Nadie dice: El niña bonito.

El género masculina nació, brotó surgió como INCLUSIVO y por eso se ha dicho por siglos:

Por favor salgan todos. Se entiende que hombre y mujeres,

En cambio si digo:

Salgan todas  Van a salir solo las mujeres

El uso de la palabra género como sinónimo de sexo debe evitarse. Sin embargo la RAE acepta el término “género” en estudios sociológicos y feministas para aludir a una categoría analítica que aborda las desigualdades socioculturales construidas en la diferencia biológica entre hombres y mujeres: Estudios de género. Violencia de género. El Diccionario de la RAE no recoge todavía este nuevo significado, pero lo acepta como correcto en Diccionario panhispánico de dudas.

Los jóvenes, niños y gente madura están ahora inmersos en la mágica tecnología y ya casi solo se comunican a través de maquinitas sin importarles “el buen uso del idioma”

LEAMOS POR FAVOR Y NO DEJEMOS QUE LAS MÁQUINAS NOS MANEJEN.

Si usted va a tuitear con faltas de ortografía y ofensas, mejor no lo haga ¡El respeto ante todo!

Hasta pronto.

Ver también

SALARRUÉ Y HUMANO MEMORIA CULTURAL DE EL SALVADOR

por Tania Primavera Recordando a Salarrué y Humano. Recordando, cuando íbamos a pintar al Cementerio …