Página de inicio » Salud » Utensilios para alimentar a los bebés

Utensilios para alimentar a los bebés

Dr. Fredy Rosales Meyer
Médico Pediatra, Neonatólogo.

Continuación…

4) FORMA DEL FRASCO-BIBERÓN:

a. cilíndrico recto. b. cilíndrico con doblez en el cuello o cuello de ganso.

c. figuras fantásticas. d. descartables poli–pack.

a) El frasco biberón cilíndrico es la forma más antigua, es más barato y más usado.

b) El frasco biberón angulado en el cuello es usado para facilitar que el niño tome su leche sentado, y la madre lo asista. Es bastante seguro si el bebé no se acuesta a tomárselo. Algunos de estos frascos traen una trampa de aire, que evita que el niño no trague mucho aire, ¿funciona de verdad?

c) El frasco biberón con figuras fantásticas de animales son fabricados generalmente de plástico, son más caros y engañamos al niño diciéndoles que son “animales”. No le enseñemos a mentir a los niños, después no nos quejemos de que son mentirosos. Si la figura del frasco es de un “oso” y luego le enseñamos el verdadero animal, el niño se confunde y no sabrá diferenciar lo “real” de la fantasía.

d. Frascos biberones descartables o poli-pack. Estos productos que se usan mucho en los países desarrollados, son bolsas de plástico que ya tiene su contenido de leche preparada con fecha de vencimiento y una vez usada se descarta lo sobrante y la bolsa, por lo que contamina más el medio ambiente. Por favor use los frascos reciclables de plástico o de vidrio o use un vasito entrenador, ¡mejor todavía!

5) TRANSPARENCIA DEL FRASCO BIBERÓN

El frasco biberón de vidrio es trasparente, esto nos permite ver qué tipo de líquido contiene y cuánto. Además, nos dice en qué condiciones higiénicas está el frasco.

El frasco biberón de plástico, y con más razón los que son coloreados, no nos permiten ver qué contiene o cuánto contiene y menos nos dice de sus condiciones higiénicas.

CARACTERÍSTICAS DEL PEPE, BIBERÓN O MAMILA, TETINA.

Dependiendo del lugar en donde vivamos tomará uno de los nombres mencionados.

Los elementos a considerar acerca del biberón son:

1. Tamaño. 2. Material. 3. Consistencia.

4. Cantidad de agujeros, mega-agujeros.

5. Usos.

1) Tamaño del biberón: En el mercado hay diferentes tamaños. Debemos distinguir el que vamos a elegir por la talla y madurez del bebé. Si es un prematuro debemos elegir un biberón pequeño y suave, blando. Si el niño es un recién nacido de talla y peso normal debemos escoger uno de tamaño regular.

2) El material del que está fabricado: todos son hechos de hule, plástico flexible o vinilo, delgados, resistentes. Varía en el color, que puede significar algo en niños que presentan alergias al biberón, ya sea por el material usado o el colorante agregado al material.

3) Consistencia: Esto es importante en el caso de niños prematuros, que por tener succión débil e inmadura, necesita un biberón suave, blando y pequeño.

4) Número de agujeros del pepe:

a. ciego o sin agujeros. b. con un solo agujero.

c. con tres agujeros. d. con agujero grande.

El número de agujeros y su tamaño tiene que ver con que el niño se atore o se ahogue. Cada líquido debe tener su agujero apropiado. Si el líquido a ofrecer al niño es agua, el biberón o pepe debe tener un solo agujero que permita el paso del agua gota a gota, para que así el niño trague despacio y no le rebalse el agua en la boca, ya que aún con el agua se puede atorar; sí el niño tomará jugo debe tener un agujero que permita el paso del jugo gota a gota; sí el líquido a tomar es leche, el biberón debe dejar pasar la leche gota a gota; y si a la leche le va a agregar un cereal que ponga a la leche más espesa, el agujero debe ser grueso, amplio.

No se debe usar el pepe con que suministra agua para dar leche pues la leche no pasará. El niño se cansará de jalar sin que pase la leche, tragará más aire, se enojará y rechazará el biberón.

Tampoco se le debe ofrecer agua con el pepe para leche, pues se ahogará con el agua. Una forma práctica de no confundir los pepes es marcándoles con una aguja calentada en una candela o en un fósforo. Marque la letra “A” para el agua, la letra “J” para el jugo y la letra “L” para el pepe para la leche. Así no habrá problemas a la hora de escoger el pepe.

a) Biberón ciego

Tal vez le extraña que se lo mencione, pero existen. Pregunte en la farmacia o en la tienda de artículos para niños. El fabricante de estos objetos no sabe que cada líquido debe tener su propio agujero. Con el pepe ciego usted misma hace el agujero que le conviene. Caliente una aguja o un gancho de diferentes grosores y haga el agujero, según lo necesite para agua, jugo o leche, etc.

El propósito como ya lo he dicho, es evitar que el bebé se atore, se asfixie, se ahogue o se atragante con un frasco biberón cuyo agujero no es el apropiado para el líquido que usted quiere ofrecer.

Todo este proceso requiere paciencia y tiempo, pero usted y el niño se beneficiarán. La mayoría de veces, pequeños problemas son los que más dañan a su niño y a usted.

b) Pepe-biberón con agujero único

Este tipo de pepe es el más común y no hay otra alternativa que dar los líquidos con el mismo biberón. En este caso lo conveniente para evitar que el bebé se asfixie o se ahogue es dar siempre de comer asistiendo al bebé, para ayudarlo en caso de que se necesite y siempre estando la madre y el niño sentado. Usted puede ampliar el agujero del pepe a según lo necesite con una aguja calentada, lo que no se puede hacer es reducir su tamaño.

NUNCA, pero de lo que se dice NUNCA, y a ninguna edad del niño se debe de poner a un bebé a que se tome él solo el biberón. ÉSTE es uno de los secretos más apreciados que debe ofrecérsele a su hijo para que sea muy sano. Secreto que siempre debe transmitirlo a sus descendientes y también a sus vecinos y amigos. Siempre tiene que dársele de comer a un bebé en brazos, asistido por la persona que lo cuida, para que no se produzca un descuido fatal. Si no hay una persona que lo asista, se debe usar otro utensilio para alimentarlo. En lo personal me gusta más el vasito entrenador del cual les hablaré al final.

Una cuestión muy importante de mencionar es la idiosincrasia de la gente o mala costumbre muy arraigada. La abuela del niño, ya sea materna o paterna, la niñera, la amiga o quien le ayude en el cuidado de su niño han criado a sus hijos o hermanos dándoles el biberón acostados y serán los primeros en oponerse a que coma sentado. Le dirán que se va a acostumbrar a los brazos, que no las dejará hacer el oficio de la casa, que así crió ella a sus hijos. Un sin fin de pretextos y manipulaciones con tal de imponer su autoridad o hegemonía. Pero a usted es a la que le importa la salud de su hijo. Póngalas a hacer otras cosas y no deje que le “ayuden” mal. Si usted trabaja con seguridad, que le darán de comer al bebé  su biberón estando acostado. Yo le recomiendo que en el tiempo en que usted está ausente de la casa, estas personas que le “ayudan”, mejor que le preparen al bebé purés con leche, por ejemplo: poleadas de arroz o de maicena, flan, puré de papa; que sí el bebé es mayor de tres meses lo aceptará con gusto y se entrenará en el uso de la cucharita. Ver Foto #40

Ver también

Una explicación antropológica

Dr. Fredy Rosales Meyer Médico Pediatra, Neonatólogo. La madre que duerme con el hijo y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.