web analytics
Página de inicio » Editorial » ¿Un país de mierda?

¿Un país de mierda?

El Gobierno del Presidente de la República Salvador Sánchez Cerén envió una nota de protesta por las declaraciones ofensivas del presidente de los Estados Unidos Donald Trump en contra de El Salvador, Haití y pueblos africanos, en la que le exigió “respeto a la dignidad del noble pueblo de El Salvador”.

El Frente Farabundo Martí también se pronunció contra las oprobiosas y racistas declaraciones del presidente Trump, al señalar que “los salvadoreños nos sentimos ofendidos por las palabras del presidente Trump y su lenguaje racista, antiinmigrante, antisalvadoreño y antiamericano”.

Las reacciones del Gobierno y del FMLN fueron originadas por las ofensivas declaraciones del mandatario norteamericano, quien el jueves en una reunión con congresistas llamó: “agujeros de mierda” a El Salvador, Haití y varios países africanos, y sugirió que preferiría recibir en Estados Unidos más inmigrantes de Noruega en lugar de los de esas naciones, según informó el diario The Washington Post, y retomado por agencias internacionales de noticias.

Seguramente para la dirigencia del partido ARENA, sus diputados como René Portillo Cuadra y Margarita Escobar, así como para dirigentes de la cúpula empresarial, las declaraciones de Trump no son nada graves, como grave fue una pancarta que estudiantes universitarios colocaron en una actividad en la que fue invitado el virtual candidato a la presidencia por el FMLN Gerson Martínez, que contenía la clásica frase de “Yankee go home”.

Los diputados areneros desfilaron por varios programas de televisión rasgándose las vestiduras de la leyenda “Yankees go home”, y casi la responsabilizaron de la decisión que el Gobierno de Trump tomó para eliminar, dentro de año y medio, el TPS para más de 190 mil salvadoreños.

Portillo y Escobar deberían saber que hasta la frase que les causó estupor no es nada, pero nada, en comparación a la grave ofensa que ocasiona al Estado de El Salvador, y sobre todo al pueblo salvadoreño, al ser tratados de mierda por un dignatario de la nación más potente del mundo.

Qué bien ha hecho el Gobierno de El Salvador, cuando le ha recordado a Trump que los migrantes de ese país de mierda contribuyeron “a la reconstrucción del Pentágono, después de los terribles atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001; así como sus aportes en la reconstrucción de Nueva Orleans, luego del devastador huracán Katrina…”.

Pese a esas ofensas los salvadoreños en cualquier parte del mundo debemos mantener la frente en alto, y que los genuflexos entierren la cabeza como avestruz.

Ver también

El fiscal general y las “fake news”

En el mundo periodístico se utiliza el término “fake news” para designar las noticias falsas, …

A %d blogueros les gusta esto: