web analytics
Página de inicio » Editorial » “Un gesto de buena voluntad”

“Un gesto de buena voluntad”

Así calificó el sábado el Presidente de la República, online find Salvador Sánchez Cerén, al anunciar su decisión de condonar las multas y los intereses a los empresarios deudores del fisco.

El Presidente Salvador Sánchez Cerén dijo en la Comunidad La Chacra, donde realizó el programa radial y televisivo sabatino “Gobernando con la Gente”, que los empresarios tienen una deuda con el fisco que supera los $500 millones de dólares, a lo que habría sumarle las multas y los intereses.

Pero, en vista de que la suma no podría ser pagada, en aras de contribuir con los empresarios y garantizar el ingreso de fondos al erario público, el Presidente Sánchez Cerén anunció su decisión de perdonar los intereses y las multas, lo que calificó como un gesto de buena voluntad del Gobierno de izquierda.

Lo cierto es que, en efecto, es un gran gesto de buena voluntad del Gobierno del Presidente Sánchez Cerén, perdonar las multas e intereses a los empresarios, entre otras razones porque, en la medida que la deuda incrementa, es más inviable que el fisco logre recibir más impuestos de los empresarios morosos o “tramposos”.

Hay que aceptar que este Gobierno está dando muestras de no darle tiempo al tiempo, el miércoles mismo, el ministerio de Hacienda presentó el anteproyecto de ley transitoria en la que se condonan las multas e intereses.

Según el ministerio de Hacienda, los morosos con el fisco son 37 mil 725 personas naturales, quienes juntos suman una deuda de 38.4 millones de dólares, más 36 millones en multas e intereses, los cuales les serían condonados de  acogerse a la amnistía fiscal. Además, 29 mil 83 personas jurídicas (empresas), que juntas suman una deuda de 256.9 millones de dólares, y que acumulan 177 millones de dólares en multas e intereses.

Sin lugar a dudas, si esos empresarios pagaran lo adeudado al fisco, el Gobierno podría resolver problemas en Educación, Salud y Seguridad.

Debido a que el sector empresarial es dado a lanzar campañas contra el Gobierno cuando éste hace reformas a leyes o impone pequeños impuestos que afectan a grupos de gran poder adquisitivo, bueno sería que levantaran una bandera patriótica, por primera vez en la historia del país, y exigieran a sus asociados a que paguen los impuestos.

Ojalá, y los empresarios en mora, acepten las oportunidades que el Gobierno está brindando para que se pongan al día con el fisco, pues, no pagar los impuestos también debe considerarse un robo al pueblo.

Ver también

EE.UU. y la Independencia patria

El Salvador y el resto de países centroamericanos celebran o conmemoran la independencia de la …

A %d blogueros les gusta esto: