web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Articulos » Trilogía analítica

Trilogía analítica

JOSÉ GUILLERMO MÁRTIR HIDALGO

Para el psicoanalista y profesor de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, Norberto R. Keppe, la Trilogía Analítica, psicoanálisis creado por él, unifica la ciencia, la filosofía y la teología. Keppe focaliza la causa principal de las enfermedades mentales, en factores psíquicos ligados al uso invertido de la voluntad. La enfermedad psíquica, las enfermedades orgánicas y las enfermedades sociales, resultan de la distorsión y destrucción de la sanidad pre existente. El ser humano tiene una esencia buena, bella y verdadera. Pero por su oposición al creador, invierte su voluntad y decae la conducta perfecta, apareciendo las enfermedades y el sufrimiento. El único medio para solucionar los problemas espirituales, sociales, psicológicos y orgánicos es la concienciación1.

Las dificultades humanas se ubican en la estructura socio-económica, que se instaura para servir a los detentadores patológicos del poder socio-económico. Se fundan leyes y filosofías en valores invertidos, que es la causa de las enfermedades mentales y orgánicas.

El método keppeano promueve la concienciación de la causa de los bloqueos, de la ansiedad, de la depresión, etc. La Trilogía Analítica es teoría y método científico de prevención y tratamiento, de las enfermedades psíquicas, sociales y psicosomáticas. La Trilogía Analítica es una ciencia interdisciplinar destinada a desarrollar la salud del ser humano y su capacidad de realización2.

La psico-socio-patología estudia la causa, la interrelación y la terapéutica de las enfermedades psíquicas, orgánicas y sociales. Estudia la patología del ser humano y de la sociedad, así como su conciencia, su poder energético y las patologías creadas. Éste método auxilia el proceso de aprendizaje, al disolver bloqueos interiores al conocimiento. La concienciación es prevención y corrección de las enfermedades psíquicas, orgánicas y sociales. Por eso, la psico-socio-terapia, es un tratamiento de la patología individual unida a la estructura social, que se puede aplicar a todas las actividades humanas, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y la salud de la sociedad3.

LA ESTRUCTURA SOCIO ECONÓMICA Y DIFICULTADES HUMANAS

En su obra “La Liberación de los Pueblos: la patología del poder”4, Keppe escribe que la propiedad privada es un error, el ser humano no nació para ser esclavo del dinero y que las instituciones creadas son para beneficiar a un pequeño grupo. Quien tiene el poder, no está dispuesto a renunciar a él. Las personas que intentaron modificar el status quo fueron sacrificadas.

Las leyes favorecen a los dueños del poder económico. Hay una idea impuesta en la cabeza del pueblo, para que admire a quien tiene poder económico. La esclavitud del poder económico envilece al cuerpo y al alma e impide que el ser humano desarrolle su inteligencia y sentimientos.

La sociedad siempre ha sido subyugada por los individuos más enfermos, que organizaron malas leyes y mórbidos sistemas sociales, para avasallar a los

individuos sanos. El pueblo debe darse cuenta que lo dirigen organizaciones enemigas de él. Por eso la concienciación es la condición fundamental para la transformación social.

El poder se utiliza de forma egoísta: beneficia solo a los que tienen autoridad y poder. Por eso el poder siempre ha sido ejercido de forma patológica. Los teomaníacos, los megalómanos y los narcisistas, los más enfermos, se tomaron la sociedad y crearon algo enfermo donde los sanos tuvieron que someterse a leyes injustas. La estructura social fue construida para proteger la deshonestidad de los que tienen poder.

Las personas que retienen el poder económico-social son personas sin corazón. La extrema avaricia y la compulsión por ganar dinero no son propias de individuos normales. Los ricos y poderosos son enfermos que no tienen la habilidad de ver su propia enfermedad. El poder es la realización total de la locura del ser humano.

Cada ser humano, después de nacer, se transforma en esclavo de los que tienen el poder económico social. La sociedad que existe es inhumana porque el pueblo está enfermo y aplastado por los poderosos. El poderoso en la economía domina al político. Y el pueblo se rebela contra el político, que se corrompe por el poder económico.

Tenemos que desconfiar de todo individuo o grupo que desee el poder de forma enfermiza. El poder es locura, la persona equilibrada sabe que no tiene capacidad para dirigir la sociedad. Solo los individuos extremadamente enfermos, pueden tener el ideal y hacer el esfuerzo para volverse poderosos en la sociedad. El individuo desequilibrado no tiene idea de sus problemas y limitaciones. Pensando en ser perfecto, el loco alcanza el poder. Consigue llegar al poder, porque logra pisotear a otras personas.

Las personas muy enfermas buscan desesperadamente el poder, para dar rienda suelta a su locura. La realización plena de sus fantasías es la creación de leyes y sistemas de vida. Los individuos poderosos son enfermos graves y extremadamente peligrosos, ya que no titubean en destruir a quien sea por defender sus intereses. El único camino para que la vida social sea modificada es, hacer consciente la socio patología en que somos obligados a vivir.

Por otro lado, hay un complot organizado entre los individuos que están en el poder y los medios de comunicación, cuya finalidad es el dominio sobre el pueblo. La Trilogía Analítica descubrió el problema psico-socio-patológico: los individuos poderosos, que organizan la sociedad, sufren de teomanía, megalomanía, narcisismo, envida y codicia. Sus consecuencias son un grupo de millonarios en el poder y el pueblo sufriendo necesidades. Hay adulación a los que tienen poder y la estructura social no muestra piedad. Hay un esfuerzo por esconder la injusticia.

El poder económico organizo una sociedad de explotación y mientras la sociedad esté subordinada a la economía, es imposible que haya justicia social. Los señores actuales de la humanidad son los banqueros. El sistema financiero no fue creado para beneficio de las naciones y pueblos, sino, para el enriquecimiento de los banqueros y especuladores.

Keppe discurre que la causa de todos los problemas es la actitud de envidia, de megalomanía y teomanía que lleva a negar, tergiversar y omitir la realidad. Por lo que la vida psicológica está dominada por ideas equivocadas propiciando delincuencia, crímenes, desavenencias sociales y enfermedades físicas y psíquicas.

El poder religioso ha sido aliado del poder económico por muchos siglos. Éste quiere preservar su poder y no que se realice la justicia divina. La vida sexual siempre fue usada en función del poder. Al poderoso le gusta demostrar su virilidad, por lo que tiene varias compañeras sexuales al mismo tiempo. La mujer es vista como un ser fuera de la vida, cuya función es engendrar hijos y educarlos en la primera infancia. La mujer que pretende poder, se impresiona por los hombres poderosos. Estos pasaron a aceptar las drogas, cuando se anuló el peligro de ser eliminados del poder, encontrando una fuente de lucro casi inigualable. Por lo que la red de tráfico es comandado por individuos situados en cargos de “confianza” en los gobiernos.

La sociedad es espejo de las personas que la componen. Es decir, es la manifestación colectiva de las conciencias individuales. Lo que el ser humano esconde, aparece con claridad en la vida social. El noventa y uno por ciento de la conducta humana, gira en torno a la vanidad y al deseo de poder.

La humanidad se dividió entre los que tienen posesiones y los que viven de un salario, esa división ha generado rencor de los que no fueron beneficiados y miedo en aquellos que tienen una vida holgada. La Trilogía Analítica considera que es posible construir una sociedad normal, a través del conocimiento de la verdadera anormalidad del hombre.

Algunas técnicas que usan los poderosos para dominar al pueblo son: poner a cada individuo a la defensiva, alabar al pueblo para que aguante las dificultades, permitir al pueblo toda clase de alienaciones e incitar a los pueblos a rivalidades y discordias.

Existen dos clases de psicóticos: los que alcanzan el poder y los que no lo logran y se transforman en Napoleones y Cesares en una clínica psiquiátrica. Todos tenemos una patología psíquica, pero, los que alcanzan el poder tienen la patología mucho más acentuada. Cuando alcanzan el poder se identifican con él y se creen dioses. El poder, por la manera como está organizado, se ejerce de modo inmoral y va contra los intereses del pueblo. Aunque el individuo quiera ser sano, dentro de una sociedad portadora de instituciones enfermas, es absolutamente imposible.

Pero con la ayuda de la Trilogía Analítica, podremos empezar una civilización equilibrada. El primer paso es la concienciación de los errores en que está fundada la sociedad. La psicoterapia será reemplazada por la socio terapia.

La patología fundamental de la humanidad es psicosocial. Lo patológico del hombre es querer ser Dios, querer ser un nuevo creador. De esta forma fue organizada una sociedad invertida, donde los buenos son neutralizados y los malos son los dueños de todo el poder.

Es imposible corregir al ser humano sin que haya corrección de la sociedad. Tenemos que cambiar la sociedad si queremos transformar al ser humano. Y el único camino para alcanzar la felicidad es una acción buena y continuada en el tiempo y el espacio. El individuo solo se puede realizar como ser humano, al actuar en el campo de la materia, según el campo de la creación, construyendo y desarrollando ésta vida. La base para una nueva sociedad es una conducta que busque el bien social e individual.

REPRESIÓN DE LA PROPIA NEGLIGENCIA

Las maras, organizaciones transnacionales de pandillas criminales, se originaron en Los Ángeles y otros puntos de Estados Unidos y se han expandido a Canadá, México, El Salvador, Honduras, Guatemala y España debido a las deportaciones de centroamericanos hacia sus países de origen5. Las maras corresponden a la exclusión social que los gobiernos facilitaron por décadas. Ahora, los gobiernos han optado por reprimir su propia negligencia. Ya que los homicidios que producen dichas pandillas, ubica a El Salvador dentro de una “epidemia criminal” cuyo costo, según la opinión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), sobrepasa el once por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Ésta “epidemia criminal”, en última instancia, se debe al modelo empresa-gobierno, que ha repartido el Estado entre el capital criollo y la élite del poder político6.

La oligarquía se formó en el cultivo y exportación del café. En consecuencia aseguraron el control económico del país y el control del aparato del Estado, influyendo en el rumbo del país7.

En la década de los noventa, la oligarquía cafetalera se transforma en clase financiera, por la mutación del sistema agro exportador a una economía basada en las finanzas y los servicios. Esto gracias a su instrumento político partidista, Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), quien implementó un programa neoliberal basado en la privatización8.

La élite económica y política ha impuesto una democracia electoral y mediática marcada por la corrupción. Pero el neoliberalismo ha ampliado la exclusión social, razón por la que los jóvenes son atraídos a la criminalidad. La izquierda política, desde el dos mil nueve, pretende trocar la exclusión de las mayorías a través de una amplia política social reprochada por la oligarquía y su instrumento partidario. 1 Trilogía Analítica (Psicoanálisis Integral). En: http://www.trilogiaanalitica.org/es/ 2 Psicoterapia. En: http://www.trilogiaanalitica.org/es/psicoterapia.html 3 Psico-socio-patologia. En: http://www.trilogiaanalitica.org/es/psico.socio-patologia.html 4 Keppe, Norberto R. La liberación de los Pueblos: la patología del poder. En: www.liberationofthepeople.org/es/book/descargar-libro.php# 5 Pandilla. En: https://es.wikipedia.org/wiki/Pandilla 6 Mártir Hidalgo, José Guillermo. El modelo gobierno-empresa: el verdadero nudo gordiano. En: Diario Co Latino. Miércoles 5 de Abril de 2006. Página 11 7 Pineda, Roberto. Los patriarcas de la oligarquía salvadoreña. En: https://ecumenico.org/article/los-patriarcas-de-la-oligarquia-salvadorena/ 8 Velásquez Carrillo, Carlos. La consolidación oligárquica neoliberal en El Salvador y los retos para el gobierno del FMLN. En: https://www.academia.edu/827980/_La_Consolidación_Oligárquica_Neoliberal_en_El_Salvador_y_los_Retos_para_el_Gobierno_del_FMLN

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: