web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Tres poemas de Herberth Vaquerano

Tres poemas de Herberth Vaquerano

Kuíkat

Es poema, poesía. Junto con el canto – en el sentido musical, por decirlo así – son la Artes Superiores de nuestra grandiosa cultura náhuat.

Siempre sostengo que esta lengua madre nuestra no está extinta por diversas razones, tanto en fonética por nuestro peculiar acento kuskateka o kuskataneka, cuscatleco no existe ni en mexica ni en pipil. En mexica puede decirse coscatleca, con “o”, de Coscatlan, tierra de preseas o collares. Habría que empezar por usar el verdadero topónimo pipil Kuskatan, como bien conservado a través de los siglos está en Kuskatantsingo. A su vez, corregir la cadencia de al menos los topónimos que en su mayoría son de acentuación grave. Por otro lado, aún usamos en nuestro lenguaje cotidiano muchas palabras de origen náhuat, por ejemplo:guineo, del náhuat guinia o kinia; huiste., del náhuat uisti, espina y no vidrio; jocote, del náhuat shúkut;

chuco, del náhuat shúkuk, rancio, no sucio; cuilio, del náhuat kuilía, robar; olote, del náhuat úlut , atol o atole , del náhuat, at, agua y ulut, olote,etc., sólo por citar unos pocos ejemplos. Y dado que se ha conservado, como ya lo dije, la toponimia, y por mi ascendencia nonualka, con “a”, por ser el gentilicio, explico, para concluir esta grata oportunidad periodística, el topónimo Nonualko, con “o”, porque es el locativo, nonouilía; significa hablar hermoso y ko, lugar, locativo: lugar del habla hermosa.

  

SHUKUK ATUL

¡Ah cuánto hace no bebía

esa agua de ulut rancia.

No hay nada más suculento:

¡ese paladar ancestral

tan nutritivo!

Pregonan atol de elote

pero ya no bebo

previniendo un mal estomacal.

 

INTEMPORAL

A Víctor Mauricio Ruiz Rodas

Tardes sin tiempo

Perpetuas y moribundas

No llega la noche

No hay tiempo, no hay horas

Casas oriundas

Oscuras sin creación, ni muerte

Reloj estático

Corazón inmóvil

No hay tiempo, no hay horas

Esclavitud perdida

Reino en el Olimpo

Carbón orgánico

Sin brillo, sin color

Tiempo en derroche

Sin felicidad ni dolor

Presente del pasado y del futuro

Vida sin muro

Respiración verde

Plantas murmuradoras

No hay tiempo no hay horas

Calles blancas

Sin gente, sin herida

Recuerdo de olvido

Recuerdos del tiempo

Nubes mancas

Música del silencio

Escuchada sólo por almas

Embriaguez profunda

Somnolencia interminable

Predominio del alba

No hay tiempo, no hay horas.

Tsentsúnat (Sonsonate), Viernes 3 de octubre de 1978.

Ver también

DE LA LITERATURA PATRIÓTICA Alfonso Hernández Comandante “Gonzalo”

A TREINTA AÑOS DE SU CAÍDA EN 1988 POETA CAÍDO EN COMBATE Y MILITANTE  DE …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: