web analytics
Página de inicio » Nacionales » Tratado de aguas transfronterizas para rescate de cuencas hidrográficas
Debido a la contaminación de los ríos, en últimos años se han generado un desgaste del recurso hídrico provocando la muerte de peces. Foto Diario Co Latino/Archivo

Tratado de aguas transfronterizas para rescate de cuencas hidrográficas

Gloria Silvia Orellana
@GloriaCoLatino

David Pereira, miembro de CEICOM, que integra la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica en El Salvador, explicó que las aguas transfronterizas pueden convertirse en un factor de buenas relaciones o de conflictividad, pero todo dependerá del trabajo que realicen los Estados centroamericanos, en beneficio de las comunidades de la región.

“Cuando las aguas están amenazadas por contaminación de proyectos mineros ubicados en las cuencas de los ríos que corren a nuestro país, significa una amenaza a los derechos fundamentales como la vida, la salud y el agua limpia”, dijo.

El río Lempa aporta a El Salvador un caudal de 11,538.8 millones de metros cúbicos de agua, desde una cuenca hidrográfica trinacional, que lo convierte en el símbolo de vida de 5.4 millones de habitantes entre Guatemala, Honduras y El Salvador. El río tiene una longitud de 422 kilómetros que toca a estos tres países antes de llegar al océano Pacífico, por lo que requiere de un Tratado de Aguas Transfronterizas, para su rescate y preservación.

Las organizaciones que integran la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica en El Salvador se pronunciaron en el marco del “Día de la Tierra”, para reiterar a los gobiernos de El Salvador, Honduras y Guatemala, el riesgo que enfrentan los recursos naturales de la región por los proyectos mineros, que podrían desencadenar problemas sociales y un deterioro de consideración al medio ambiente.

Pereira añadió sobre la situación de El Salvador, que los proyectos mineros que se encuentran en las cuencas del río Lempa, río Goascorán, río Ostúa, río Paz y el lago de Güija, impactan al territorio salvadoreño directamente, y que a la larga, esta situación crítica del agua puede elevarse a otros niveles.

“Con esta actividad queremos hacer un llamado a los diputados y diputadas del Parlamento Centroamericano (PARLACEN) a que incluyan en su agenda la discusión sobre la necesidad de un acuerdo político que nos lleve a negociar un Tratado de Aguas Transfronterizas, en donde los Estados se comprometan a dar un trato diferente a las aguas. Hay una propuesta (de las organizaciones sociales) que está en manos de Cancillería salvadoreña, pero debe discutirse”, agregó

“En El Salvador hay una grave crisis socio-ambiental”, expuso Luis González, representante de la UNES, que integra la MNFM, al referirse a los indicadores ambientales con énfasis del agua. Indicando que de los tres países, El Salvador es el que registra menor acceso al recurso hídrico a nivel centroamericano.

“En los últimos 30 años, todos los ríos han disminuido su caudal, es decir, la cantidad de agua que transportan y es más grave, cuando analizamos la calidad del agua que según el último índice de calidad de agua (MARN), que se publicó en el año 2020, todos los ríos del país, todos los cuerpos superficiales de agua luego de muestreo de 121 pozos reportan contaminación: metales pesados, agrotóxicos, cuerpos orgánicos en descomposición”, informó.

Esta situación, consideró González, eleva la gravedad del acceso al agua, porque supera los métodos convencionales de clorar o hervir el agua, que consideró una acción inútil, porque sigue contaminada para el consumo humano.

En cuanto al riego de cultivos solo se puede utilizar un 3% y para recreación y contacto humano, sin ningún tipo de precaución solo se cuenta con un 5 % de agua aceptable.

“En esta realidad el tema de agua y otros indicadores, lo que está claro es que, no podemos darnos ese lujo en El Salvador que hayan industrias o proyectos que lesionen el medio ambiente. Y es por esto, que creemos importante que hace cuatro años se tomó la decisión de prohibir la minería metálica en El Salvador por todos los graves impactos que implica este tipo de actividad en el suelo, aire, agua y biodiversidad, pero enfrentamos la amenaza de proyectos mineros transfronterizos, que se dan en las cuencas compartidas, siendo la principal la cuenca del río Lempa”, sostuvo.

Los usos del agua del río Lempa en el país se diversifican en la generación de energía eléctrica, fuente de agua de consumo humano, la producción de alimentos y ecosistemas de biodiversidad. No obstante, 41 proyectos de minería transfronteriza ubicados entre Guatemala y Honduras presentan un desafío a la estabilidad social del país.

Teresa Hernández, de FESPAD, y de la MNFM, planteó como objetivos primordiales la toma de conciencia de la población, pero mucho más la generación de sensibilidad de los tomadores de decisión, sobre un tratado trinacional sobre la cuenca del río Lempa.

“Toda iniciativa que se relacione con tratados internacionales, conlleva una serie de consultas internas a instituciones públicas, de los cuales ya las tenemos de parte de El Salvador, pero se necesita que se retome el tema, para emitir una posición desde el PARLACEN, es importante que todas estas situaciones que se relacionan con el agua, sean abordados para tomar decisiones concretas, ya no solo hablar de las industrias de extracción, sino la calidad de agua que llegan a los territorios”, reiteró Hernández.

Al evento fueron invitados los diputados de los partido políticos, representados en el PARLACEN, al que solamente asistieron Karina Sosa por el FMLN y Ricardo Calderón Lam por el PCN, quienes reafirmaron un compromiso de trabajo tripartito en la conservación y rescate del río Lempa.

“Reconozco los esfuerzos de la Mesa Nacional frente a la Minería Metálica en El Salvador, por sus esfuerzos por mucho tiempo y ahora con una visión regional. Nos han hecho una convocatoria a todas las fuerzas políticas, y como representantes de El Salvador, sabemos que es un tema vital y requiere de nuestro compromiso que tenemos con el país, en avanzar en el tema medioambiente relacionado con el agua”, sostuvo Karina Sosa.

Mientras, Calderón Lam señaló: “Ojalá tuviéramos más instituciones interesadas en proyectos como este, porque somos el país que más necesita controlar el recurso agua. Es complicado el tema, tengo un período de trabajo en el PARLACEN, y se que no es fácil ponerse de acuerdo en un tema como este, los salvadoreños somos muy salvadoreños; los guatemaltecos muy guatemaltecos y los hondureños muy hondureños, pero no debemos olvidar qué es la integración”, puntualizó Calderón.

Ver también

Sismo de esta mañana tuvo una magnitud de 5.3 grados

@DiarioCoLatino El Departamento de Sismología del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) informa …