web analytics
Página de inicio » Opiniones » Tecnologías para fomentar la creatividad y el buen vivir

Tecnologías para fomentar la creatividad y el buen vivir

Ramón D. Rivas*

Esta semana fui invitado por las autoridades del Ministerio de Economía a presenciar la entrega de premios Pixels 2014, viagra la cual tengo entendido es la quinta premiación que se hace en el transcurso de 6 años consecutivos, ampoule con el fin de incentivar a las nuevas generaciones a incursionar en una de las industrias creativas  que fomenta en gran parte la imaginación, la destreza en el uso tecnológico y la capacidad de integración de elementos visuales con la realidad misma. Bueno es que el gobierno este inmerso en la tarea de fomentar el desarrollo profesional, el talento joven, iniciativas económicas que hoy en día toma gran valor por el avance o revolución tecnológica que experimenta el mundo moderno. Los hombres y mujeres de mi generación nunca nos imaginamos el rápido avance tecnológico que tendríamos con las computadoras, los teléfonos celulares, las comunicaciones a través de redes de transmisión de datos, la digitalización de imágenes de video, la masificación del internet; en fin, tantos avances logrados desde la década de los años 80 y 90 de nuestra era. Me parece que las historietas de ciencias ficción y las comunicaciones que veíamos en el comic de Dick Tracy, son ahora una realidad.  La prueba de ello son los inventos y utilidades que se hace con las nuevas tecnologías. Recientemente leía un informe del Instituto Tecnológico de Massachusetts sobre los 10  avances tecnológicos que despuntarán en 2014. Me llamó la atención, entre otros, el Oculus Rift, el cual es un dispositivo de realidad virtual de gran calidad que ya son lo suficientemente baratos para el mercado de consumo. Unas “gafas” que darán lugar a nuevas formas de entretenimiento y comunicaciones. ¡Es increíble todo lo que se puede hacer con la tecnología y como esta nos ha cambiado la vida! Como muy bien lo dijo en su oportunidad el sociólogo y politólogo salvadoreño, Rafael Guido Vejar, las “dos revoluciones que han cambiado al mundo entero han sido la Revolución Industrial y ahora la Revolución Tecnológica”. Desde esa perspectiva, en esta ocasión quiero reflexionar sobre  dos aspectos socio-antropológicos. Me refiero a la oportunidad que hoy tenemos para crear y fomentar las industrias culturales que nos posibiliten alcanzar el buen vivir en nuestro país; y en segundo lugar, de cómo podemos destacar, por medio de las nuevas tecnologías, la figura y valores de hombres y mujeres que históricamente y culturalmente son referente para las actuales y futuras generaciones. En el primero de los puntos que señalo, estoy convencido que las industrias culturales y creativas son el camino para  el desarrollo económico del país, porque tiene como base el conocimiento. Pero también son esenciales porque a través de ellas se puede lograr la transmisión de la identidad cultural y la promoción de la diversidad de las culturas en un territorio determinado. De ahí la importancia  de ese tipo de evento, creativo, al que asistí esta semana impulsado por el Ministerio de Economía a través de la Dirección de Innovación y Calidad, el cual busca apoyar la preparación y el desarrollo profesional de las personas que conocen muy bien el uso de la imagen y el sonido, y con la destreza y conocimiento en el uso de las computadoras, logran realizar diversos cortometrajes de animación digital. Y es que en países desarrollados hay muchas empresas que han sabido crecer y desarrollarse en este campo de la animación. Pixar estudios es un ejemplo. Dentro de todos sus proyectos realizados destaca la creación del primer largometraje comercial totalmente animado por ordenador, Toy Story, cuyo estreno fue el 22 de noviembre de 1995 en Estados Unidos. Como lo mencione anteriormente, el gobierno busca promover este tipo de industrias y con ello fomentar la vinculación de la cadena de valor de la industria salvadoreña de animación digital. Pero eso no es todo. Desde la Secretaría de Cultura de la Presidencia queremos que este tipo de industrias sirva para fomentar más nuestra identidad cultural; Porque como ya lo decía Yúdice, el conocido gestor cultural de  Latinoamérica: “es necesario recordar que las industrias culturales no solo son instrumento de los conglomerados de entretenimiento que amenazan aplanar sonidos, estandarizar imágenes, coreografiar gestos, logotipizar  la vida e imponer el inglés. Son también patrimonio histórico y vivo, y recursos que proporcionan empleo e ingresos, actividad económica que produce retornos tributarios, pero sobre todo, son medios para coordinar los deseos, aspiraciones y preocupaciones ciudadanas, de todo aquello que viene de fuera y queda al margen del espacio público, y así hacerlo asequible para que a partir de allí, siga gestándose la creatividad, y transformándose en el combustible más importante de la nueva economía. Hoy en día no pueden crecer, recrearse o democratizarse las sociedades sin sus industrias culturales”. Ojalá que los concursantes y ganadores de la sexta edición del Premio PIXELS  continúen incursionando en esta industria creativa, y a seguir generando productos y  servicio  que contiene elementos artísticos y creativos substanciales para el desarrollo de una nueva industria cultural. Yo creo  en las industrias creativas como uno de los caminos, entre otras iniciativas, para desarrollar a nuestro país. Y es que los ordenadores o comúnmente conocidas como computadoras han revolucionado nuestro mundo. Según la UNESCO, “América Latina es probablemente la región del mundo más activa y dinámica en el estudio de las industrias creativas”. Y cuál es la razón de ellos. Sencillamente porque la relación entre economía y cultura, se está mejorando la vida de muchas personas, y se potencia la identidad de los pueblos, la cultura del  buen vivir.   Sé que para aprovechar las oportunidades que ofrecen las industrias creativas, tenemos que definir e identificar los indicadores culturales que pueden potenciarse en El Salvador. Lo estamos haciendo y creemos que muy pronto tendremos resultados positivos para nuestra gente. Otro aspecto para reflexionar está relacionado con fomentar y destacar, por medio de las nuevas tecnologías, la figura y valores de hombres y mujeres que han hecho historia en nuestro país. Creo que la cultura es un derecho de toda persona. Creo que la cultura es un medio para dignificar a las personas y creo que el arte es la riqueza producida por hombres y mujeres que hacen de la cultura el pilar de desarrollo de un país. Por ello es importante potenciar a nuestros referentes culturales a nivel nacional e internacionalmente. Sería muy interesante que los talentos de animación salvadoreños, puedan recrear a hombres como Pancho Lara, Paquito Palaviccine y Aniceto, solo para nombrar algunos. Estos personajes culturales son dignos representantes de la música folclórica, deben volver a inyectarse en la cultura salvadoreña; y considero que el medio idóneo es el dibujo animado por computadora, el cual se convierte en una herramienta muy penetrante para llevar el mensaje de valores a nuestras actuales y futuras generaciones. Ejemplo de ello lo tenemos con la más reciente producción animada de Chespirito, un hombre que se inmortalizó en el mundo de habla hispana y otras regiones del mundo con un mensaje de solidaridad, de vivir en comunidad y poniendo como fundamento la amistad más que las cosas materiales. Sería un gran aporte a nuestra sociedad. Recrear a Francisco “Pancho” Lara sería un hecho inédito en el país. Este hombre, con mucho conocimiento de nuestras tierras, nuestra cultura y nuestra naturaleza, le dio a nuestro país la identidad cultural que poco a poco se ha ido perdiendo. Compuso muchas canciones para niños y grandes, entre ellas la ya conocida “EL CARBONERO”, con el cual se inmortalizó por describir claramente al campesino de esos tiempos. La obra musical de Pancho Lara está concentrada en una colección musical de 205 canciones y 24 prosas poéticas. Fueron siete décadas de trabajo musical, y su mayor inspiración fue el ser humano mismo, sus problemas, la naturaleza, la vida de los campesinos de 1932, entre otros.  Pancho Lara nació el 3 de diciembre de 1900 en Santa Ana. A sus 26 años de edad compró su primera guitarra, la cual uso para  formar la marimba “Chinteña”, junto con un grupo de amigos, vecinos de San Jacinto. La vida artística de este hombre fue muy amplia. Fue trabajador de La Prensa Gráfica y recibió casi tres decenas de premios y homenajes por sus aportes y obras musicales. Entre las distinciones destaca la declaratoria de “Hijo Meritísimo de El Salvador” hecha por la Asamblea Legislativa en 1989. En conclusión, creo que hay muchos méritos para seguir enalteciendo la labor cultural y artística de Pancho Lara. Por ello, sería una gran contribución, pienso, hacerlo parte de este  proyecto de animación digital. No dudo que lo harán, ya que dentro de las categorías que tienen los premios Pixels, está la Anima El Salvador; en la cual se elabora un guión, animación y personaje que represente de cualquier manera, costumbre, juegos, experiencias cotidianas, o hechos que son particulares y peculiares de El Salvador. Sinceramente fue bonito el haber asistido a ese magno evento y participar en la entrega de los premios Pixels 2014, y  que me dieron la oportunidad de reflexionar sobre estos temas. Creo, en conclusión y lo que aquí mencionaré lo retomo de Tony Buzan, quien dijo: “Durante el día, cada vez que entablas una conversación con alguien, “inmediatamente” tu cerebro produce, de forma automática y natural, una cantidad tan sorprendente de imágenes y datos que ni te das cuentas. Ningún ordenador (computadora) es capaz de realizar este proceso. El ordenador más potente del mercado ya lo posees. ¡Está en tu cabeza!”

*Secretario de Cultura de la Presidencia.

Ver también

Incomprensibles e irreflexivas esas caravanas de migrantes

Carlos Girón S. Es natural que a todas las personas sensatas y reflexivas les o …

A %d blogueros les gusta esto: