web analytics
lunes , 23 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Silencio electoral

Silencio electoral

@arpassv

Ayer, sovaldi sale a la media noche, terminó formalmente la campaña electoral. De aquí al domingo próximo ningún partido o candidato puede pedir el voto. Aunque se mantienen en campaña varias entidades de fechada de derecha que, con el pretexto de “incentivar al voto”, hacen propaganda disfrazada para ARENA.

Estas instancias van desde agrupaciones fachadas, como el denominado Grupo 300, hasta instituciones “serias” como FUSADES. Este “tanque de pensamiento” de derecha pasó del argumento al panfleto, con una campaña pasquinera en los grandes diarios impresos.

Queda también como secuela de la coyuntura electoral –además del descrédito de FUSADES y demás instancias que se quitaron el antifaz de “sociedad civil” para mostrar su verdadero rostro arenero– la caída del caché de neutralidad, objetividad e imparcialidad con que algunos medios de comunicación todavía timan a muchos inocentes.

Así, por ejemplo, La Prensa Gráfica se mostró igualita a El Diario de Hoy manipulando, ocultando, sesgando y tergiversando información. La Prensa convirtió los crímenes de pandillas, la huelga de los furgones, las trabazones del SITRAMS y las protestas callejeras de Venezuela en caballitos de batalla electoral. Ese fue su “granito de ARENA”.

Por otro lado, esos medios que bailaron al son de la campaña arenera, omitieron informar o informaron muy poco sobre las denuncias de corrupción que involucran al ex presidente Francisco Flores y a la ex vicepresidenta Ana Vilma de Escobar, de quien sí difundieron sus acusaciones infundadas contra el Presidente Mauricio Funes.

Ana Vilma y su colega Roberto D Aubuisson podrían ser desaforados en la Asamblea Legislativa y comparecer ante los tribunales de justicia para responder por los delitos de difamación y calumnia contra Funes. De Escobar también está señalada por mal manejo de 17 millones de dólares en el Seguro Social y 35 millones en un fideicomiso para promover las inversiones.

Pero, a pesar del ocultamiento mediático, esta corrupción afectó electoralmente a ARENA, sobre todo el caso de Flores, quien no esclarece el destino de unos 95 millones de dólares en donaciones. La cúpula arenera ahora culpa al ex presidente por la derrota del 2 de febrero y la eventual pérdida del 9 de marzo.

Así que si nada extraordinario sucede, ARENA perderá el próximo domingo por no menos de 10 puntos. El FMLN gestó su inminente triunfo con los logros del gobierno, su buena campaña electoral, las denuncias de corrupción y los propios errores de ARENA. De la gesta efemelenista hablaremos mañana.

A %d blogueros les gusta esto: