web analytics
martes , 24 octubre 2017
Inicio » Nacionales » “Sabíamos que había caído al vacío, pero no sabíamos de dónde”: Piedad Bonnett rememora en un libro el suicidio de su hijo.
“Sabíamos que había caído al vacío, pero no sabíamos de dónde”:  Piedad Bonnett rememora en un libro el suicidio de su hijo.

“Sabíamos que había caído al vacío, pero no sabíamos de dónde”: Piedad Bonnett rememora en un libro el suicidio de su hijo.

@DiarioCoLatino

La carátula ha sido adornada por un auto retrato elaborado por su hijo (quien se suicidó). La escritora colombiana Piedad Bonnett promueve su libro titulado: “Lo que no tiene nombre” una descarga de emociones suscitadas por esa tragedia familiar, clinic la obra fue presentada en la XVIII Feria Internacional del libro  en Centroamérica (FILCEN), remedy celebrada en El Salvador.

En el evento, que se desarrolla en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), participan casas editoras de Guatemala, Costa Rica y Nicaragua. La actividad ha sido impulsada por la Cámara Salvadoreña del Libro y con ella se busca motivar al hábito de la lectura.

“Con las maletas vacías para entrar a la habitación de la cual suponíamos se había lanzado, -sabíamos que había caído al vacío, pero no de dónde-. Él se tiró realmente de la terraza  no de la ventana..”,  relata Bonnett ante los asistentes a un encuentro con la escritora,  intercalando parte del contenido de su libro y explicaciones de ese hecho traumático que la motivó a escribir.

“Lo primero que registran mis ojos es la enorme ventana abierta, y detrás la escalera de incendios que da a la calle”,  dice Bonnett en la lectura de su libro que más que una novela la considera una memoria del día que su hijo murió.

Según comentó a Diario Co Latino, su hijo padeció por 8 años de esquizofrenia, enfermedad mental que ocultó su familia para que el joven, quien se había graduado en artes y era un pintor, no fuese estigmatizado.

Bonnett dice que su libro es un testimonio que refleja lo que pasó con Daniel, quien según ella fue tratado por psiquiatras y psicólogos, pero al final cedió a la muerte, como si ya hubiera sido su destino. “Lo que no tiene nombre” se encuentra en el estante junto con los libros de El Salvador y contiene una fuerte crítica a los profesionales de la salud mental que en su opinión, ven a los pacientes con problemas mentales como un número más.

“Ellos creen que pueden, pero no pueden (los psicólogos). Sí le tengo un poco de respeto a los psiquiatras, unos que otros investigan, se acercan más al paciente, pero otros lo único que hacen es medicar y medicar… “, cuestiona.

Bonnett dice que existe poca investigación por parte de los psiquiatras y psicólogos que ven este tipo de caso. “Mucha indolencia, mucha apatía, muchos padres que tienen problemas con sus hijos por depresión, esquizobrenia, transtornos de bipolaridad,, luego de leer el libro han considerado que realmente están abandonados”, considera la escritora y profesora de la Facultada de Artes y Humanidades de la Universidad de Los Andes desde 1981.

“El libro me ayudó a conocer a un niño más completo. Me ayudó a conocer una dimensión que una mamá no alcanza a conocer”, considera; y según ella “Lo que no tiene nombre” ayudará a que la gente empiece a hablar de temas que la actualidad nadie quiere hablar y que son tabú como los problemas psicológicos.

Marta Elena Uribe, Directora de la Cámara del Libro de El Salvador, explicó que El Salvador ya ha sido sede de la FILCEN, pero que por primera vez y en el marco de la feria, se realizó también el X Encuentro Iberoamericano de Editores.

La actividad fue organizada por la Cámara Salvadoreña del Libro. La cámara se dedica a la promoción del libro y la literatura. Según Uribe, se ha dado a conocer obras editadas en El Salvador.

Libros como: Crónicas de Cuscatlán y Nequepio y del Mar del Sur, y Los Acuerdos de Paz, Antecedentes y Repercusiones. Diccionario de Modismo, entre otros. La feria concluye el próximo domingo y está abierta al público desde el pasado 28 de marzo, donde se encuentran todo tipo de libros: Libros de investigación, poesía, y todo aquel material de calidad literaria. Además se exponen los libros más chiquitos del mundo fabricados en Perú, poesía salvadoreña escrita en papel reciclado de la Editorial la Cabuda entre otras cosas.

A %d blogueros les gusta esto: