web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Rectificación necesaria

Rectificación necesaria

@arpassv

La dirigencia de ARENA ya reconoció la derrota electoral del pasado 9 de marzo y aceptó el llamado al diálogo propuesto por el triunfante  FMLN. El partido de derecha se compromete a ser una oposición “seria, view inteligente, ambulance honesta, leal a las aspiraciones nacionales y vigilante de la democracia”.

Y es una buena noticia para el país que ARENA renuncie a su estrategia de irrespetar la institucionalidad electoral, generar inestabilidad y deslegitimar al nuevo gobierno. Enhorabuena señores areneros, su rectificación es necesaria por el bien del país.

ARENA tomó esta decisión luego que la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia rechazara las demandas de amparo interpuestas por su ex fórmula presidencial, y después de que el Tribunal Supremo Electoral entregara las credenciales al presidente y vice presidente electos.

El presidente electo Salvador Sánchez Cerén agradeció la rectificación de la dirigencia de ARENA y calificó como “valiente” su nueva postura. De inmediato el futuro gobernante designó al actual ministro de Educación y secretario de Asuntos Estratégico, Hato Hasbún, para buscar acercamientos de diálogo con la cúpula arenera.

El país debe saludar la rectificación de ARENA, pero no debe olvidar que ese partido atentó contra la paz pública y la armonía social cuando su ex candidato Norman Quijano hizo declaratorias de guerra y amenazó con golpes de estado el día de las elecciones.

Tampoco deben quedar sin desmentir las falsas denuncias de fraude con que ARENA intentó desconocer el resultado electoral: 10 mil reos que habrían salido a votar por el FMLN, 20 mil votos dobles de militantes del FMLN, etc. La dirigencia arenera debe ser procesada por mentir y presentar pruebas falsas.

Además, el cambio de actitud de los personeros de ARENA no debe evitar la denuncia de que más bien ellos habrían cometido fraude: presunta compra de votos, coacción en 300 empresas y traslado de votantes centroamericanos; además, la campaña sucia y la manipulación mediática. Un fraude, sin embargo, insuficiente para ganar las elecciones.

Es aplaudible que ARENA corrija su conducta antidemocrática, pero eso no la exonera de su responsabilidad de poner en riesgo la estabilidad del país, atentar contra la buena imagen de las instituciones electorales y de mentirle a la población. ARENA debe responder por eso, al mismo tiempo que se incorpora al diálogo planteado por el nuevo gobierno.

A %d blogueros les gusta esto: