web analytics
Página de inicio » Nacionales » Reciclaje de a pie, un medio de subsistencia familiar
Juan Carlos Cartagena, director de la Asociación Nacional de Reciclaje, habla sobre el proyecto de dignificación del sector. Foto Diario Co Latino/David Martínez.

Reciclaje de a pie, un medio de subsistencia familiar

Gloria Silvia Orellana
@SilviaCoLatino

Juan Carlos Cartagena, director de la Asociación Nacional de Reciclajes de El Salvador, impulsa un proyecto social denominado “Creando Esperanza”, su intención, dignificar este sector que subsiste con este trabajo.

Para Cartagena, el objetivo del proyecto es dignificar al reciclador que anda en la calle sin mayores garantías de su trabajo. “Queremos dotarlo de algunas prerrogativas como la salud, educación y lo alimentario, que son áreas a las que hemos apostado”, dijo.

¿Cómo inició esta asociación de recicladores de a pie?

-Semanas atrás nos reunimos con ellos y les dimos una despensa de alimentos básicos para sus familias tratando de ayudarlos, porque ellos tienen un salario abajo del mínimo. Puedo decirle que un reciclador junto a su grupo familiar que se dedican al reciclaje andan en un grupo de 4 o 5 miembros, logran entre todos reunir 145 dólares al mes. Es una situación precaria, porque no alcanza para una canasta básica, entonces queremos hacer incidencia ahí y dotarlos de herramientas.

Nosotros conocemos el tema del reciclaje a fondo y sabemos de los motivos que llevan a la gente a introducirse a esta dinámica para sacar recursos y subsistir.

Yo conozco el tema por motivos familiares y la subsistencia fue el motivo que mandó para que ingresara, de hecho sabía que solo así podía generar mi ingreso económico. Y al adentrarme a este mundo llegué a conocer diversos casos individuales de otros recicladores de a pie.

¿Qué conociste en este oficio?

-Esto nos motivo a esta iniciativa, porque vivimos esa pobreza extrema y cómo no sentirme identificado. Y porque ahora existe una lógica económica dentro del reciclaje y hay empresas que están lucrando y explotando totalmente al reciclador de calle, el de a pie, y al final, no miran ninguna ganancia entonces, borrando esa lógica económica y queriendo llevar a la superficie a la situación que vive este sector es que nace la organización.

¿Cómo les ayudará Creando Esperanza?

-Nosotros queremos darle a entender a los recicladores de a pie que no están solos, claro, ellos saben que no solucionaremos todo de una vez, y que muchas cosas dependen de la gestión ante las autoridades del Estado para generar políticas públicas que los visibilicen socialmente, porque no han sido tomados en cuenta aún.

Una de las actividades con la que buscan dignificar al sector es la realización de una jornada médica para los “recicladores de a pie”.
Foto Diario Co Latino/David Martínez.

¿Cuál es el concepto de reciclador de calle?

-Una persona que adopta este oficio para dar subsistencia y sacar adelante a sus familiares. Hay personas que quedaron desempleadas al no encontrar trabajo formal, entonces se dedicaron a reciclar.

Un reciclador de a pie, su vida diaria es recoger latas, plásticos y vidrio, entre otras cosas, y que no están bajo la lógica de la “Economía Verde”, que tiene otras dinámicas sobre arreglar el mundo bajo otros conceptos de reutilizar las cosas desechadas.

Si sabemos que algunas cosas son reutilizables para trabajarlas, pero en los recicladores la subsistencia es prioridad, es fuente de ingresos. Actualmente, las cifras de recicladores oscila entre los 5 a 10 mil personas, solo en San Salvador.

Hace cinco años hubo un proyecto de reciclaje en Cuscatancingo, que no tenía ninguna lógica de ayudar a crecer o mejorar la vida del reciclador. Era una empresa guatemalteca que solo les dio herramientas para recoger los objetos, pero no les dio la oportunidad de mejorar sus ingresos económicos, para que ellos pudieran superar sus condiciones de vida.

¿Qué más demandan los recicladores de a pie?

-Muchos recicladores piden que la asociación se encargue de la regulación en la certificación de pesos, cuando les compran el material, pero se debe invertir mucho capital, no podríamos. Un reciclador puede vender a X empresas su recolección de objetos, pero muchas veces el precio que le ofrecen no les alcanza para nada, sin importar el número de los objetos recuperados.

Es difícil un control, además, porque hay tantas empresas que han manipulado las pesas o les imponen una serie de normas que van más allá y claro el comportamiento perverso del empresario que compra. Tenemos el dato que el 70% del reciclaje se exporta a China, Costa Rica y Guatemala y son toneladas de productos.

¿Cuándo lanzan Creando Esperanza?

-Vamos a lanzar el proyecto “Creando Esperanzas” el próximo 29 de julio, donde vamos a contar con una pequeña brigada médica con doctores cubanos de la ELAM (Escuela Latinoamericana de Medicina), de forma gratuita darán atención en salud y medicamentos, porque muchos de los recicladores no tienen para Seguro Social, es más, falta trabajar para incorporarlo en el trabajo informal.

Estas son las peticiones que hacen los recicladores y es en esto que vamos a trabajar también con las instituciones del Estado para buscar figuras de protección social y educación.

Ese día también vamos a entregar una “canasta básica” a la Fundación Nuevos Horizontes, que su director David Cartagena nos están apoyando con los alimentos, ya que en muchas otras empresas no hemos encontrado eco para llevar ayuda a estas personas.

Ver también

River derrota a Boca y se consagra campeón de la Libertadores

Madrid/España/AFP En Madrid, a más de 10.000 kilómetros de su estadio Monumental, River Plate derrotó …

A %d blogueros les gusta esto: