web analytics
Página de inicio » Opiniones » ¿Quién nos impone el Estado de Excepción?

¿Quién nos impone el Estado de Excepción?

Moisés Gómez

El Estado de Excepción ya lo implantaron las políticas neoliberales y sus secuaces: élites empresariales y políticos conservadores que son algo más que testaferros. Tratar de introducir cambios en esta dinámica transnacional que al mismo tiempo es económica y política no está en las manos de una izquierda salvadoreña ni de ningún otro país. Son dinámicas que hacen ver mal e ineficientes a los soñadores, medicine a los revolucionarios y a todos aquellos que sueñan con que otro mundo es posible. Como yo no me quiero quedar con la desesperanza he tratado de buscar alguna lógica a esta dura realidad.

En una misma semana asesinan en solo hecho 11 jornaleros en El Salvador; en Honduras asesinan a una reconocida activista defensora del medio ambiente, en Guatemala por lo menos 15 homicidios diarios en 2015. El denominado “triángulo norte” ¿es un hervidero? ¿O es un mercado para las armas? ¿o es un mercado financiero? ¿es una región de paso del narcotráfico? Me late que alguien se beneficia del caos y de la inseguridad ¿quién? I don’t know!

Hay una expansión del mercado global y el negocio de las guerras se expande desde México y Centroamérica que son mercados negros y blancos donde los mercaderes de la muerte hacen negocios pujantes. Algunos hasta hablan de que El Salvador “es una lavandería” de dólares que sirve desde Colombia a México, pero los más ingenuos hablan de que solo es la lavandería de alguna de las pandillas y que se restringe al centro histórico ¿será? Pensaría yo que lo de las pandillas es mínimo frente a la macro operación de lavado que opera aparentemente dentro del sistema. Pero le exigimos a los gobiernos del triángulo norte que luchen contra la violencia, que mire para otro lado que no es el lavado y sus secuaces financieros. Hay algo en esta ola de violencia que no es irracional. Pero la inmediatez de la población presa del miedo y el amarillismo de la prensa son caldo de cultivo para crear sentimiento de volver a “más de lo mismo” (¿alguien me puede ayudar a recordar en qué circunstancias en Guatemala murieron tres diputados salvadoreños?)

Aquí no habrá paz ni desarrollo porque el mercado global lo que necesita es regiones y contextos hostiles e inseguridad, es una condición de este mercado. Cuando en nuestro análisis apuntamos a las causas de la violencia se insiste en los pandilleros organizados en estructuras transnacionales que los hay, pero no es suficiente; también, insistimos en afirmar que los pandilleros están políticamente ideologizados y es así, pero no es suficiente; podría ser que pensemos que el crimen organizado está partidariamente instrumentalizado lo cual es cierto pero hay que ver quién o quienes son los titiriteros.

Ver también

El Salvador: Elecciones 2019, retos y desafíos para la democracia representativa

*Nelson de Jesús Quintanilla Gómez, Doctor en Ciencias Sociales mención Gerencia y profesor universitario de …

A %d blogueros les gusta esto: