web analytics
Página de inicio » Nacionales » Orden de captura contra el capitán Saravia por asesinato de Romero

Orden de captura contra el capitán Saravia por asesinato de Romero

Joaquín Salazar
@JoakinSalazar

El juez cuarto de instrucción Rigoberto Chicas emitió oficios  al director de la Policía Nacional Civil (PNC), al Departamento de Disposiciones Judiciales y a la INTERPOL El Salvador para que procedan a la búsqueda, ubicación y captura del capitán Álvaro Rafael Saravia, único imputado en el homicidio agravado en perjuicio de la vida de Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

Ulises Marinero, jefe de la Unidad de Comunicaciones del Centro Judicial Isidro Menéndez, afirmó que dicha decisión fue resultado de dejar sin efecto el sobreseimiento definitivo, emitido el 31 de marzo de 1993, y luego de decretar abrir el juicio el 12 de mayo de 2017. No obstante, con esta resolución se reabre oficialmente el caso del asesinato de Monseñor Romero.  “El juez consideró viable decretar la detención provisional con base a lo siguiente: según el proceso contra Saravia  al momento de los hechos era como de 40 años y hoy de 78 años de edad, aproximadamente, en cuanto a la existencia de elementos de juicio suficientes para estimar que el imputado tuvo participación en los hechos, de acuerdo a la declaración de un testigo que manifestó que tres días después de la muerte de Romero se dirigió con Saravia hacia una casa que parecía un castillo frente al canal dos de televisión, donde estaba afuera el mayor Roberto d’Aubuisson”, explicó Marinero.  El testigo señaló que Saravia le dijo al Mayor: “Ya hicimos  lo que habían planeado, matar a monseñor Romero…, respondiendo el mayor… no lo hubieran hecho todavía…respondiendo entonces Saravia… como usted dio la orden lo hicimos…”.

El 23 de marzo de 2017,  la Concertación Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Tutela Legal  “Dra. María Julia Hernández” solicitaron al juzgado la reapertura del proceso penal del asesinato Monseñor Oscar Arnulfo Romero, quien era de  63 años, ocurrido el 24 de marzo de 1980. La investigación inicial fue hecha por el Juzgado Cuarto de lo Penal,en el año 1980. El expediente consta de 15 piezas y el único acusado del asesinato fue el Capitán Álvaro Saravia, a quien presuntamente le encontraron una libreta con apuntes relacionados al crimen. Presuntamente se determinó que el hecho fue ejecutado por un experto en uso de armas de fuego conocido como francotirador.

Otros implicados 

Diario Co Latino fue informado, por una fuente que pidió no ser identificada, que un subsargento de la sección II de la Guardia Nacional, y miembro del equipo de seguridad del ex presidente de la República, coronel Arturo Armando Molina, fue el misterioso personaje que disparó contra Monseñor Óscar Arnulfo Romero, aquella tarde del lunes 24 de marzo de 1980, cuando el Arzobispo oficiaba una misa de cabo de año, de Sara Meardi de Pinto, madre del periodista Jorge Pinto, en la capilla del hospitalito Divina Providencia.

La fuente, que fue parte de los círculos cercanos a d’Aubuisson, aseguró que el francotirador, es decir, el responsable de disparar contra Monseñor Romero, fue el subsargento de la extinta Guardia Nacional (GN) Marino Samayoa Acosta.

De acuerdo con la información, fue Mario Molina, hijo del ex presidente Molina, quien sugirió al tirador.

El juez Cuarto de Instrucción explicó que con respecto a la probable existencia de otras personas involucradas, no se han individualizado plenamente, pero que la querella particular, representada por Tutela Legal “María Julia Hernández” y Concertación Romero, afirma que si existen y que según documentación presentada a este juzgado, y que han dado a conocer a la Fiscalía General de la República (FGR), las acciones pendientes deben ser investigadas y de ser necesario judicializadas, utilizando los procedimientos que establece el Código Penal actual.

“El juez considera  que para poder llegar a la verdad real y conocer quienes participaron en el delito de homicidio agravado, en perjuicio de la vida de Monseñor Romero, debe ser el ente fiscal el que dé inicio a una investigación seria, permitiendo el ejercicio de la defensa de las personas que puedan salir vinculadas en los hechos, de igual manera las personas o instituciones interesadas pueden abocarse a la FGR a interponer las denuncias o querellas correspondientes”, agregó Marinero.

Comisión de la Verdad

El informe de la Comisión de la Verdad, hace referencia a la Agenda de Saravia, cuando este fue capturado en la Finca San Luis, Santa Tecla, el 7 de mayo de 1980, luego de capturarlo junto a 12 militares de alta, de baja y 12 civiles, cuando planificaban un golpe de Estado al Gobierno en turno. En la Agenda Saravia había información relativa al asesinato de Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Que constaba de entrega de armas, municiones y el encubrimiento (Ver imagen en pág. 4). Esta misma agenda se encuentra entre las pruebas implicadas en el caso.  En sus conclusiones, la  Comisión de la Verdad sostiene que el Mayor Roberto d’Aubuisson dio la orden de asesinar a Monseñor Romero, a un escuadrón de la muerte, donde los capitanes Álvaro Saravia y Eduardo Ávila tuvieron participación activa, así como Fernando Sagrera y Mario Molina.

Ver también

“Black Friday”

Santiago Leiva @DiarioCoLatino A El Salvador le llovió ayer sobre mojado: la azulita sub 20 …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: