web analytics
Página de inicio » Internacionales » Negocio de venta de hojas de coca a domicilio irrumpe en Bolivia
Ritual realizado con hojas de coca.

Negocio de venta de hojas de coca a domicilio irrumpe en Bolivia

La Paz / AFP

La venta a domicilio de hojas de coca comenzó en la ciudad boliviana de Santa Cruz y ha tenido tanto éxito que tiene perspectivas de ser replicada en otras regiones del país, dijo el lunes su promotor.

La demanda es alta, pues el masticado de coca (“acullico” en quechua) es una costumbre ancestral en culturas indígenas andinas con fines religiosos o sociales. Se emplea además para mitigar el hambre y la fatiga, pero también se suele consumir en fiestas junto a bebidas alcohólicas.

“El negocio empezó hace dos meses. Por el momento, nos está yendo bien: la gente llama y le gusta el servicio. Si nos sigue yendo así, creo que vamos a empezar a expandirnos a otras provincias”, explicó el propietario de la empresa, Michel Méndez, a la AFP.

“Bolivery”, un juego de palabras entre Bolivia y ‘delivery’ (entrega en inglés), es un servicio que reparte a domicilio a pedido bolsas con hoja de coca con cuatro motocicletas.

En Bolivia es legal el consumo y la venta de hojas de coca, la materia prima de la cocaína. Sin embargo, no existía un servicio de entrega a domicilio, por pedido telefónico.

La idea surgió cuando el propio Méndez participaba una noche en una fiesta con unos amigos que mascaban coca. De pronto se acabaron las hojas y buscaron la forma de aprovisionarse, sin encontrar a alguien que se las proporcionara.

“El consumo de hojas de coca es creciente en Santa Cruz, donde hay muchos puestos de venta”, comentó Méndez, tras explicar que su mérito sólo consistió en unir dos realidades ya existentes: “la coca siempre estuvo aquí y el servicio de ‘delivery’ también”.

“Bolivery” comercializa hojas de coca parcialmente molidas en bolsas, mezcladas con estevia (edulcorante natural) o bicarbonato. Se les ha despojado del pecíolo para facilitar su masticado y los precios oscilan entre 3 y 4 dólares.

Diariamente atiende entre 80 y 100 pedidos, cantidad que se duplica desde el jueves al fin de semana.

“Los últimos días de la semana la gente está cansada y mastica coca para tener más energía”, dijo Méndez, explicando que sus clientes son personas que participan en fiestas, además de albañiles, trabajadores de talleres mecánicos y soldadores y hasta oficinistas.

La entrega a domicilio es gratuita en ciertas zonas de Santa Cruz (este de Bolivia) o se agrega un costo de transporte dependiendo de la distancia.

Según Naciones Unidas, los cultivos de coca en Bolivia llegaron en 2016 a 23.100 hectáreas, de las cuales un porcentaje se destina a la masticación y a usos ancestrales religiosos.

Ver también

Honduras aseguró que dos de sus ciudadanos murieron en la caravana

Infobae/AFP El gobierno hondureño aseguró el lunes que dos de sus ciudadanos, que participaban en …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: