web analytics
Página de inicio » Deportes » Nápoles, un visitante imbatido en Europa
Los azulgrana jugarán contra el Nápoles en el partido de vuelta en Champions. Foto Diario Co Latino/Barcelona.

Nápoles, un visitante imbatido en Europa

Josep Gabernet/Barcelona.es

De nuevo, la Champions copará la actividad azulgrana. El 8 de agosto, después de 165 días de ausencia, el balón de las estrellas se reencontrará con las botas culés. Lo hará en la vuelta de los octavos de final del Barça-Nápoles. Un partido que arrastra el 1-1 de San Paolo y que tendrá el Camp Nou como escenario dictador.

En la fase de grupos de la actual competición continental, el elenco partenopeo no ha cedido ninguna derrota como foráneo. Su balance es de dos empates, ante Liverpool y Genk, y una victoria, en el estadio del Red Bull Salzburg. Unos números muy similares a los registrados cerca del Vesubio: dos triunfos y un empate.

El nuevo técnico como revulsivo

El pasado diciembre, Gennaro Gattuso sustituía Carlo Ancelotti en el banquillo napolitano. La catarsis de la fase de grupos de la Champions no ocultaba la nociva cotidianidad de la Serie A. Siete jornadas sin conocer la victoria dinamitaban la alteración en el timón de la banda técnica.

Un cambio que, en el inicio, no fluctuaría los resultados. Cuatro derrotas en los primeros cinco partidos. Una negatividad que alejaría definitivamente a los partenopeos del podio de la Serie A. Un duro golpe para una entidad que había quedado entre los tres primeros en siete de las nueve últimas campañas. Pero la mentalidad combativa del excampeón del mundo con el país transalpino reconduciría la situación.

De la undécima posición a la sexta. Una escalada que empezaba en febrero con la eliminatoria de Champions contra el Barça en el horizonte. Los azzurri llegaban con confianza, inmersos en la victoria, tanto en la ida como en la aplazada vuelta del 18 de marzo.

En el epílogo de la Serie A, tras el parón por el coronavirus, el Nápoles acabaría perdiendo la sexta posición en beneficio del AC Milan. Pero concluir la competición doméstica ganando a la Lazio (3-1) les ha motivado. “Estoy contento con el rendimiento de la escuadra”, decía Gattuso en la rueda de prensa posterior al encuentro entre napolitanos y romanos.

El equipo con más posesión de la Serie A

Con el técnico calabrés, el equipo daría un paso atrás, cogería músculo defensivo y apostaría por las transiciones rápidas. Pero, a pesar del cambio, ha habido partidos donde el conjunto del sur de Italia se ha apoderado del esférico. Una voluntad que la ha convertido en el conjunto con más porcentaje de posesión (59%) y con más pases de la liga italiana (22.877) por delante de la Juventus.

Campeones de la Coppa Italia

Este curso, el equipo también ha formado parte del cielo y el infierno napolitano. En una temporada de altibajos en liga, el rocoso ex futbolista rossonero ha dotado de personalidad defensiva el grupo para proclamarse campeón de Coppa. Una gloria en forma de trofeo que llegó el pasado 17 de junio tras vencer a la Juventus en la tanda de penaltis.

De este modo, el conjunto de la ciudad del volcán del Vesubio ha levantado un título tras cinco temporadas en blanco. Un confeti que le da acceso a la fase de grupos de la Europa League de la campaña siguiente. Un billete directo que no le correspondía con la séptima plaza de la Serie A. De no haberse proclamado campeón ante la Vecchia Signora, hubiera tenido que disputar las rondas preliminares de la segunda máxima competición continental.

Nombres propios: Fabián Ruiz y Mertens

Fabián Ruiz es el verso libre en el Nápoles de Gattuso. El centrocampista andaluz, con una izquierda exquisita, se mueve para romper líneas de presión y, de este modo, iniciar la transición. Una conducción o un pase vertical hacia los atacantes encienden la alarma de la defensa contraria.

Una retaguardia rival que también debe esforzarse por anular las acometidas de Dries Mertens. El máximo anotador histórico del club napolitano en todas las competiciones, por delante de Hamsik y Maradona. Una voracidad goleadora de un extremo reconvertido a ‘9’ que el Barça testó en el encuentro de ida en San Paolo. Ahora bien, el belga, a pesar de ser el azzurro que más ha marcado este curso (16), ha encadenado las seis últimas jornadas ligueras sin enviar el balón al fondo de la red.

Insigne, duda

El capitán napolitano se retiró con molestias físicas en el último partido. Ahora bien, el excampeón del mundo con Italia es optimista con la evolución de Insigne. Así pues, si el atacante se recupera a tiempo, Gattuso podrá contar con la totalidad de su plantilla. Ninguna otra lesión socava las botas azzurri. De hecho, la parada obligatoria de la Champions ha beneficiado al Nápoles. Porque si la ida hubiera tenido lugar el 18 de marzo, tres piezas claves eran seria duda: Maksimovic, Insigne y Demme. Además, Koulibaly, Meret y Kevin Malcuit seguían su proceso de recuperación y también eran posibles bajas.

Sin duda, el encuentro europeo entre Barça y Nápoles se presenta atractivo.

Ver también

El deporte sigue salado ante sus Padres de la Patria

Rolando Alvarenga @DiarioCoLatino Nada nuevo, pero el reciente recorte de más de 3 millones de …