web analytics
Página de inicio » Nacionales » Multitudinaria marcha por la Paz 
MASIVA AFLUENCIA A MARCHA POR LA VIDA, LA PAZ Y LA JUSTICIA Millares de salvadoreños recorrieron llenos de esperanza la marcha convocada por la sociedad civil pidiendo por la vida, la paz y la justicia en El Salvador. Las concentraciones y los recorridos se realizaron en las cabeceras departamentales de todo el país. El acto central fue celebrado con la presencia del Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, y autoridades de Gobierno en la plaza Salvador del Mundo, de la ciudad capital. Foto Diario Co Latino / Rodrigo Sura

Multitudinaria marcha por la Paz 

@DiarioCoLatino

Histórica y multitudinaria marcha por la paz realizaron esta mañana las y los salvadoreños, malady quienes abarrotaron las principales calles de la capital y de las cabeceras departamentales, al ser convocados por el Consejo Nacional de Seguridad Pública y Convivencia Ciudadana, para decir ¡no a la violencia! que afecta el país y pronunciarse por la paz.

Vestidos de blanco, color que unificó a un pueblo que dejó a un lado las ideologías y las diferencias para decir que son más los salvadoreños que quieren la vida, la paz y la justicia, se  desplazaron hasta llegar a la plaza donde está el monumento al Divino Salvador del Mundo.

Los salvadoreños marcharon como muestra de que la mayor parte de la sociedad reprueba las acciones de violencia cometidas por grupos criminales.

En grupos, algunos a pie, otros en autobuses y otro tipo de vehículos, los ciudadanos llegaron a los principales puntos de concentración, para de forma ordenada tomar su lugar en las columnas que formaban cada una de las marchas.

 Desde niños que aprenden a dar sus primeros pasos hasta ancianos apoyados de un bastón, los salvadoreños acudieron masivamente al llamado hecho por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC).

 Uno de los puntos de concentración fue el redondel del Árbol de la Paz, en este lugar, estudiantes, padres de familia, iglesias y comunidades cercanas  llegaban con entusiasmo para participar en la actividad.

A pesar de ser muy temprano en la mañana, no habían caras de sueño o descontento entre los salvadoreños, al contrario, la esperanza, el amor y la fe de sacar adelante al país era lo que resplandecía, mucho más que sus vestimentas blancas.

Las bandas de paz de las diferentes instituciones educativas no solo marcaban el ritmo de la marcha, sino también animaban, a los espectadores a sumarse la actividad.

El sol se sumó al clamor de los salvadoreños, en esta época caracterizada por sus rayos intensos, el astro rey permitió que las marchas se realizaran en un ambiente mucho menos sofocante, lo que a su vez incrementó el ánimo de los participantes, ya que permitió que sus energías estuvieran al 100 por ciento al llegar al punto de concentración.

 Miles de personas participan en la marcha por La Vida, La Paz y La Justicia en El Salvador, que desde Catedral Metropolitana salió hacia la plaza del monumento Divino Salvador del Mundo. Foto Diario Co Latino Guillermo Martínez
Miles de personas participan en la marcha por La Vida, La Paz y La Justicia en El Salvador, que desde Catedral Metropolitana salió hacia la plaza del monumento Divino Salvador del Mundo. Foto Diario Co Latino Guillermo Martínez

Redondel Schafik Handal

Con sus dos hijos de la mano Erwin Barrera llegó para incorporarse a la Marcha por la Vida, la Paz y la Justicia, evento que consideró único para el país.

“Este día es histórico para la paz en el país, porque estamos demostrando que estamos en contra de la violencia y queremos la prevalencia de la  justicia que permite a la gente vivir en armonía que se la heredaremos a nuestros hijos”, dijo.

El ambiente de las Bandas de Paz que participaron
en el evento hicieron gala de su habilidades musicales, con música que invitó a la alegría durante la movilización.

El Redondel Schafik Handal formó parte de los puntos de la marcha, muchos jóvenes mostraron sus talentos con la danza, mimos y marchas, que fueron el disfrute de los participantes y quienes contemplaron el paso de la masiva expresión de la sociedad civil contra la violencia.


Margarita Posada, Coordinadora del Foro Nacional de la Salud y APROCSAL, enfatizó que la marcha enmarca el “Si a la Vida” que la población civil  demanda desde hace más de 20 años.

“Tenemos que comprometernos todos y todas a que el tema de la violencia, la seguridad y la justicia es una responsabilidad que debe asumir la población, porque si no nos pronunciamos o exigimos, muy poco se podrá hacer con las instituciones del Estado”, dijo.


Mientras, el diputado Damián Alegría reiteró el compromiso del gobierno de generar cambios que permitan el desarrollo de la vida en paz de los salvadoreños.


“Esta marcha reúne a todos los que tienen un rol importante en la vida del país, y es una expresión clara de rechazo contra la violencia y un compromiso de seguir adelante en la ruta del desarrollo económico del
país”, reiteró Alegría.

Miles de personas salen de la basílica de la virgen de Guadalupe, al occidente de San Salvador. Foto Diario Co Latino / Josué Parada
Miles de personas salen de la basílica de la virgen de Guadalupe, al occidente de San Salvador.
Foto Diario Co Latino / Josué Parada

Multitudinaria marcha desde Catedral Metropolitana

Desde muy temprano,  miles de personas se avocaron a la Plaza Gerardo Barrios en el centro capitalino,  como uno de los cuatro puntos de salida de la Marcha por la Vida,  la Paz y la Justicia.

Alegría y entusiasmo era evidente en la población salvadoreña que a una voz exigían un “Basta de Violencia”.

 Desde el sello que establece el kilómetro cero del país,  sobre la avenida España, miles de niños,  jóvenes y adultos se organizaron para iniciar un recorrido hasta la plaza de las Américas, mejor conocida como “El Salvador del Mundo”

“Porque somos más los que queremos paz”,  era la frase que  acompañó a la población.  En la marcha que salió de Catedral Metropolitana participaron organizaciones sociales,  iglesias y se agregaron diversas comitivas de instituciones de gobierno.

Como una sola iglesia, millares de feligreses se unieron a esta marcha donde exigen respeto y amor a la vida humana.

Desde su partida, fue dirigida por Monseñor Gregorio Rosa Chávez,  quien se mostró complacido por ver a un solo pueblo unido por una lucha. “Esta marcha no tiene un tinte político, es solo un pueblo exigiendo paz y justicia para el país”,  explicó.

Cánticos y consignas dedicadas al obispo Mártir Monseñor Oscar Romero fueron clamor de la feligresía salvadoreña. La alabanza “Unidos como hermanos” se podía escuchar en el transcurso de la marcha, entonada por la población salvadoreña.

En el recorrido de este mar blanco de esperanza,  se fueron integrando más ciudadanos quienes con listón blanco y la firme convicción de buscar un mejor futuro para El Salvador.

El ministro de Gobernación Arístides Valencia en conjunto con funcionarios de gobierno se unió a la marcha, recalcando la necesidad de trabajar unidos todos los sectores de la población.

 “Tenemos una afluencia bastante numerosa,  masiva en todas las marchas a nivel nacional”,  comentó El ministro Valencia.

Asimismo, explicó que pese a algunos inconvenientes la población salvadoreña se unió a las diversas marchas.

Uno de los sectores que más afluencia tuvo durante el transcurso de la marcha fueron las organizaciones juveniles,  que abogaban por el fin de la estigmatización del sector.

Yeimi Muñoz, directora del Instituto Nacional de la Juventud y la Adolescencia, reiteró  la importancia de la participación de los jóvenes. “Los jóvenes una vez más estamos demostrando que buscamos la paz y la justicia, y se niegan ser estigmatizados con la violencia”,  dijo Muñoz.

Ceiba de Guadalupe

 A finales de los 90 se desarrollaban las llamadas “marchas blancas” donde una multitud de médicos y sociedad civil se aglutinaban para recorrer las calles de San Salvador en contra de las políticas privatizadoras de la salud que pretendia la derecha.

 Una situación similar, aunque más numerosa, se vivió esta mañana desde temprano por cuatro puntos específicos de la ciudad capital; uno de ellos fue la iglesia “Ceiba de Guadalupe”, donde organizaciones sociales, iglesias y pueblo en general salieron hacia el monumento al Divino Salvador del Mundo, pidiendo paz.

Ramón Martínez fue una de las personas que se unió a esta manifestación simbólica, saliendo a las 6 de la mañana de Santa Ana, portando un cartel con una frase de Jesucristo: “La paz os dejo, la paz os doy”, frase que para él tiene mucho significado, pues “hay que seguir el ejemplo del que murió en la cruz para salvar al mundo del pecado”, aseguró.

Para Ramón, la consecuencia de la violencia radica en la falta de valores que hay desde la familia, pues la desintegración de la familia, es un aspecto fundamental del por qué los jóvenes deciden ser parte de grupos delictivos como las pandillas.

Esta misma lógica la comparte Blanca Fernández,  quien salió temprano desde Ciudad Merliot, Santa Tecla, para ser partícipe de la máxima manifestación del pueblo para exigir la paz, ella le suma a la falta de valores, que la sociedad salvadoreña vive en un sistema de desigualdades, donde impera la ley del más fuerte.

“La violencia no es solo culpa del gobierno, sino también de la familia que tiene que fomentar los valores espirituales y morales, por eso es que para mi esta marcha es algo que tenía que hacerse, no importando de donde viniera, porque estamos fomentando la unidad y la paz, que es el sentir de todo el pueblo salvadoreño”, expresó Fernández.

Según ella, esto no solo es falta de valores por parte de la familia, pues no solo existe una “violencia social” ocasionada por las pandillas, puesto que para ella hay una expresión de violencia que va matando poco a poco, y esa son las desigualdades que imperan en la sociedad salvadoreña.

Por ello recordó una frase del obispo mártir y prontamente beatificado, Monseñor Óscar Arnulfo Romero, quien en una homilía dijo que las causas de la violencia se debían de atacar desde la raíz, por lo que hizo el llamado a unirse para resolver verdaderamente los problemas estructurales.

Asimismo, la población rechazó las críticas que hicieran el partido ARENA y la empresa privada, quienes no estaban de acuerdo con la fecha de la marcha, pues adujeron que les traería pérdidas.

Esta actitud fue duramente criticada por parte del líder religioso, Edgar López Beltrand Junior, quien mando un mensaje a los empresarios diciéndoles que en vez de criticar la acción, deberían de sumase para mostrar que en el país hay unidad.

“Particularmente le recuerdo a la empresa privada que El Salvador no les pertenece, es de todos por eso es que en vez de criticar deberían de sumar, entiendo su perspectiva capitalista, pero se pierde más con la inseguridad que con una marcha”, acotó Beltrand.

Unir a la nación y reavivar la esperanza necesaria para superar los problemas de inseguridad y superar el miedo, fue el objetivo principal de la marcha organizada hoy por los diversos sectores representados en el CNSCC.

Desde sus preparativos, el gobierno dio su respaldo a esta marcha, y realizó acciones como promover en la Asamblea Legislativa una iniciativa de ley para declarar el 26 de marzo como el “Día por la Paz, la Vida y la Justicia”.

La iniciativa fue aprobada por todas las fracciones partidarias, excepto la del partido ARENA, se declaró asueto nacional a  fin de que todos los salvadoreños participaran en la actividad.

Es de recordar que tras ser aprobada en la Asamblea Legislativa la iniciativa presentada por el Ejecutivo para declarar el 26 de marzo de cada año como Día Nacional por la Vida, la Paz y la Justicia, también se estableció asueto para los empleados públicos, municipales y privados.

En este sentido, el Ministerio de Trabajo (MINTRAB) recordó que los patronos deben acatar la orden y no obligar a  sus empleados a laborar.

De acuerdo al viceministro de trabajo, Oscar Morales, en caso que los patronos hagan trabajar a sus empleados, éstos deben pagar doble día, como se establece en el Código de Trabajo.

 Del mismo modo, “si los empleados, incluso, hacen horas extras, éstas deben ser pagadas doble”, agregó.

“Si los empleadores  hacen trabajar a sus empleados y se niegan a pagar, como el Código estable, serán multados. Las multas son de $54.14 por empleado”, indicó Morales.

 En esta línea, Morales indicó que el MINTRAB iniciará después de las vacaciones de Semana Santa un plan de inspecciones, para verificar que tanto este día de la marcha, como los días que por ley corresponden en estas vacaciones los patronos hayan cumplido.

 En este contexto, el funcionario llamó a los empleados públicos, privados y municipales a denunciar cualquier abuso al número 130.

 Salvador Sánchez Cerén, Presidente de la República dijo que evidentemente la marcha no resuelve el problema de la inseguridad, pero es una forma de decirle al mundo que “El Salvador está unido” y quiere “tranquilidad y paz”.

“Necesitamos darle esperanza a nuestra vida, salir de esas tinieblas y abrir las luces del camino de la esperanza, la prosperidad, del desarrollo, de que podemos convivir y vivir tranquilamente”, opinó el mandatario, quien al mismo tiempo recalcó que cada ciudadano puede ser actor para la defensa de la vida”, rompiendo, con este tipo de actividades, “las cadenas del miedo” y con esperanza “seguir cambiando a este país”.

“Queremos trasmitir un compromiso con la fe, el espíritu la confianza y la conciencia de que todos unidos podemos darle al país vida y tranquilidad”, expresó el mandatario ante la multitudinaria cantidad de participantes en la marcha, congregados en la Plaza Salvador del Mundo.

El mandatario enfatizó a los ciudadano que al regresar a sus comunidades lleguen “convencidos de que es posible recuperar la esperanza, la cuya renace ahora con el martirio de Monseñor Oscar Arnulfo Romero”.

Sánchez Cerén hizo hincapié en que deben  restablecer las nuevas relaciones de amor y amistad dentro de las familias, así como rescatar la convivencia de las comunidades, sacando cualquier sentimiento de odio del corazón de cada uno de sus pobladores.

Del mismo modo, expresó su reconocimiento y gratitud a la población que se unió a la movilización, la cual calificó como “histórica”.

“Esta es una expresión de unidad del pueblo. Hoy nos pronunciamos contra la violencia y demostramos que los que queremos la vida, la paz y la justicia en El Salvador somos más”, recalcó.

También felicitó a los jóvenes que estuvieron presentes, a quienes catalogó como un “caudal de vida”, así como  a las iglesias, medios de comunicación y otros sectores que se encargaron desde el CNSCC de organizar y apoyar la iniciativa.

Sánchez Cerén anunció que pronto presentará a la Asamblea Legislativa una propuesta de ley que garantice la reinserción social de miembros de pandillas.

Presidente de la república Salvador Sánchez Cerén pronuncia su discurso acompañado por los miembros del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia. Foto Diario Co Latino/ Rodrigo Sura
Presidente de la república Salvador Sánchez Cerén pronuncia su discurso acompañado por los miembros del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia.
Foto Diario Co Latino/ Rodrigo Sura

Respaldo internacional

 La marcha fue respalda por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, quien un día antes de la actividad envió un mensaje de apoyo a los salvadoreños participantes en la marcha.

“Deseo compartir un mensaje de esperanza con todos ustedes: juntos es posible. Juntos es posible vivir en paz, juntos podemos vencer el miedo y tender puentes. Juntos es posible promover los derechos humanos y la justicia. Las Naciones Unidas los acompañarán en este camino”, expresó el alto representante de la ONU.

En este contexto, recordó que durante la visita que realizó al país a principios de año, en el marco del aniversario de los Acuerdos de Paz, en su mensaje resaltó que El Salvador se convirtió en un ejemplo para el mundo al lograr el fin del conflicto armado a finales del siglo pasado.

 “Ustedes superaron las diferencias y eligieron la paz. Por supuesto, aún existen desafíos en particular el crimen y la violencia. Uniéndose hoy, ustedes demuestran un compromiso al cambio, la construcción de un futuro de paz, seguridad ciudadana y prosperidad para todos, está en sus manos y comienza hoy”, destacó Ki-moon.

El máximo representante de la ONU también recordó  a Monseñor Oscar Romero, citando sus palabras: “La paz es la aportación generosa, tranquila de todos, para el bien de todos. Sigamos su ejemplo y marchemos juntos por la vida, la paz y la  justicia”, concluyó.

Salvadoreños en el exterior

La embajada de El Salvador en los Estados Unidos, organizó la “Concentración por la Vida, la Paz y la Justicia”, en el Parque Lamont del Barrio Mt. Pleasant de la capital estadounidense. La actividad contó con la participación de las representaciones consulares del área, miembros de la comunidad, y representantes de distintos sectores y de organizaciones de derechos humanos, quienes portaron un listón blanco como símbolo de unión ante la violencia y la inseguridad en el país.

La representación diplomática y consular en la India realizó también una concentración junto a la comunidad salvadoreña, con el propósito de mostrar ante la comunidad internacional que El Salvador es un pueblo amante de la paz, esta se realizó en la emblemática Puerta de la India.

 Como acciones previas a este magno día, en Israel, residentes en Belén portaron el listón blanco como símbolo de apoyo a la Marcha por la Vida, la Paz y la Justicia. El evento se realizó en el Museo de Belén, durante un evento en honor al martirio de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

 En Brasilia, Brasil, se desarrolló un Concierto por la Paz en el Centro de Convenciones Ulysses Guimarães, con el apoyo de la Secretaria de Estado de Cultura del Distrito Federal y la Orquesta Sinfónica del Teatro Nacional Claudio Santoro.

Asimismo, salvadoreños en Chiapas y Oaxaca, México realizaron una peregrinación para pedir por la paz en El Salvador. Lo mismo sucedió en la ciudad de Tehuantepec.

 De igual manera, los connacionales se han pronunciado con apoyos personales mediante fotografías o videos enviados desde Alemania, Canadá, Cuba, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, India, Israel, Italia, México y Nicaragua.

Ver también

Feligresía pide por la paz en Nicaragua

Alma Vilches @AlmaCoLatino La feligresía católica que cada domingo se reúne en la Cripta de …

4 Comentarios

  1. Muy buenas palabras de Carlos Rivera!

    La marcha es un acto de concientizacion, de solidaridad con las victimas y familiars de las victimas que han sufrido y que sufren de violencia en El Salvador!

    Las personas que estan en contra de esta marcha, usualmente son personas que estan en contra de las investigaciones de actos de criminales. Estas personas defienden el robo millonario de Paquito Flores y sus complices, defienden al asesino de Monseñor Romero, defienden a los empresarios que robaron dinero en el caso CEL-ENEL, defienden las amenazas que Rucks hace contra Julio Olivo, entre otros!

    La mayoria de Salvadoreñas/os queremos paz y justicia, pero Arena y ANEP siempre estan ahi para defender los intereses de los criminales!

  2. La marcha es un respaldo a la lucha por la vida, la justicia y la paz. Quienes a la ligera afirman que de nada sirve, ignoran o no quieren entender que la vida del ser humano está llena de símbolos y rituales que hacen visible un deseo, una idea o creencia (Ejemplo: la religión).
    Todos los pueblos (desde las culturas amerindias hasta los países altamente industrializados) necesitan de un soporte simbólico-antropológico que exprese sus emociones, deseos y utopías.
    Hace poco, Francia -una sociedad muy culta y con mayores y mejores recursos – se manifestó multitudinariamente a favor de la paz y nadie, con dos dedos de frente, se atrevió a decir que eso no servía de nada.
    Todo lo anterior, no obsta que se necesiten, en este caso, de medidas concretas para trabajara por una cultura de paz, a nivel preventivo, disuasivo y represivo.

  3. Esta idea de la marcha, está bien para quienes queremos PAZ, pero para los dinosaurios areneros, está marcha significa un derroche e innecesaria. Esto es lo que no entiendo a mi pueblo, por qué darles más diputados a un partido que está en contra de los esfuerzos que se hacen para buscar la PAZ. La doble moral de Arena, es solo un reflejo de su estupidez.

A %d blogueros les gusta esto: