web analytics
Página de inicio » Nacionales » Monseñor Romero amó a la iglesia y entregó su vida por la iglesia
Celestino Magaña Guerra, sacerdote de la parroquia Glorioso San José, del cantón La Parada, de Santa Ana, acompañado de Héctor Bernabé, Párroco de la iglesia Nuestra Señora del Rosario, de Zacatecoluca, Ofician la misa en la cripta de Catedral. Foto Diario Co Latino / Jorge Rivera.
Celestino Magaña Guerra, sacerdote de la parroquia Glorioso San José, del cantón La Parada, de Santa Ana, acompañado de Héctor Bernabé, Párroco de la iglesia Nuestra Señora del Rosario, de Zacatecoluca, Ofician la misa en la cripta de Catedral. Foto Diario Co Latino / Jorge Rivera.

Monseñor Romero amó a la iglesia y entregó su vida por la iglesia

@BeatrizCoLatino

La Cripta de Monseñor Oscar Romero lució llena como todos los domingos. Los fieles católicos y devotos del obispo mártir asisten cada domingo a visitarle y escuchar la palabra, click en la misa que organiza la Comunidad Monseñor Romero.

Ayer, incluso, un grupo de devotos de la comunidad San José, de Santa Ana, llegaron al lugar donde yacen los restos del obispo asesinado por los escuadrones de la muerte, el pasado 24 de marzo de 1980.
La comunidad no llegó sola, ya que el padre de la parroquia San José, Celestino Magaña, encabezó la comitiva. El padre no solo llegó como un fiel creyente de Monseñor Romero, sino que también concelebró la misa dominical.
“Monseñor Romero amó a la iglesia, sirvió a la iglesia y entregó su vida por la iglesia”, dijo el sacerdote.
Recordó que hay muchos Santos que son Santos y no son declarados por la iglesia, por supuesto que tiene un gran valor y una gran importancia que lo haga la iglesia, que lo nombre de manera oficial, por eso la espera que Monseñor Romero sea declaro Santo por Roma.

Las iglesias de todo el país pueden hablar abiertamente de la obra de Monseñor Romero.

El pasado 15 de agosto, la iglesia católica inició el trienio,  tres años dedicados a conmemorar la vida y obra de Romero, las cuales culminarán el 15 de agosto de 2017, coincidiendo con los cien años del natalicio del obispo mártir.
“Con el trienio podemos vencer de los temores y miedos, para hablar con libertad de Monseñor Romero”, manifestó Magaña.
Agregó que si el Vaticano, en Roma, da luz verde para la beatificación y canonización de Monseñor Romero, y sería una bendición para todo el pueblo salvadoreño.
“El país que necesita de la ayuda de Dios y de intercesores como Monseñor Romero”, apunto.
Pedimos que sea una bendición para este pueblo, para unir, lejos de dividir que nos una a todos los salvadoreños reflexionó.
En la misa también se agradeció por la liberación del Padre Antonio
Monseñor Romero es considerado “la voz de los sin voz” por denunciar el régimen de injusticia social y la represión militar en El Salvador.
María Saz, una joven de 20 años, lo ve como un claro ejemplo a seguir.
“Dentro de mi familia, desde pequeña se me viene inculcando que Monseñor Romero tuvo una lucha constante, por romper por las injusticias, eso es una inspiración y conocer su historia de lucha por los menos desfavorecidos”, me inspira dice la joven.
Saz, antes de la misa dominical, asegura que otra de las cosas que la motivan a ser devota del obispo mártir, es porque enseñó a vivir el “cristianismo como se debe, renunció a sus riquezas que en su momento pudo tener como obispo y decidió vivir como uno más”.
En la misa celebrada ayer también se agradeció por la liberación del Padre Antonio Rodríguez, fiel colaborador de la Comunidad Monseñor Romero, se reflexionó sobre otros evangelios leídos por Monseñor y se conmemoró como primer domingo de septiembre el día del migrante.

Ver también

Movimientos de consumidores respaldan Ley de Derechos de Usuarios de Telecomunicaciones

Yanuario Gómez @DiarioCoLatino Representantes de varias asociaciones de consumidores del país acudieron a la Asamblea …

A %d blogueros les gusta esto: