web analytics
Página de inicio » Nacionales » MINSAL trabaja en la intervención de fronteras ante el VIH
Humberto Andreu, del Ministerio de Salud. Foto Diario Co Latino/Juan Carlos Villafranco

MINSAL trabaja en la intervención de fronteras ante el VIH

Humberto Andreu, viagra sale cialis Técnico del Programa Nacional de VIH-SIDA del Ministerio de Salud (MINSAL), cialis sale afirmó que actualmente impulsan un programa de asistencia médica a migrantes que han sido  repatriados al país.

La finalidad es ofrecer exámenes clínicos a quienes pudieron verse expuestos en su salud sexual o física, durante su tránsito hacia los Estados Unidos.

“Sabemos que todos y todas tienen derecho a su privacidad, no podemos obligarlos, pero queremos vincularlos a hacerse los exámenes que son totalmente gratis en los establecimientos de salud”, afirmó.

¿Cómo inició este proyecto?

El Ministerio de Salud (MINSAL) se ha unido a la  coordinación con el “Proyecto Mesoamericano” que inició en el año 2000. Una estrategia que impulsa el Instituto Nacional de Salud Pública de México, que cubre las repatriaciones de todo el corredor de la frontera Sur entre  México y Guatemala, donde transitan todos los migrantes.
Esta es la estrategia de Instituto Nacional de Salud Pública de México que se realiza a través de las casas de salud en casi todas la frontera de México y al Norte de los Estados Unidos.

– ¿Cuáles son los problemas que enfrentan como autoridades de salud?

Nosotros tenemos dos problemas, el primero es que nos están repatriando a las personas con VIH, porque no cumplieron  con la legalidad de su estadía, pero, más allá de ese problema. Son las personas que se nos van con VIH
a los Estados Unidos, porque al mantener un estatus irregular muchas veces, no consultan o no toman sus antirretrovirales y se enferman gravemente, algunos hasta han perdido la vida por no recibir atención médica.

– ¿Quiénes son los más expuestos?

Las mujeres y la población infantil, aunque también los hombres; las mujeres son obligadas a dormir con el “coyote” con la esperanza de no sufrir una violación multitudinaria de bandas delincuenciales o ligadas al narcotráfico que asedian a estos grupos que van en tránsito a los Estados Unidos.

Algunas son secuestradas y tienen que ejercer el trabajo sexual ya sea, mujer u hombre, es una situación difícil, porque son un grupo tremendamente vulnerable que difícilmente va a  presentar denuncias de sus agresores; primero, porque fue en la noche y los victimarios iban con gorros pasamontañas y amenazaron quitarles sus vidas, estaban en gran peligro, así que prefieren callar.

– ¿Qué genera al final todas estas acciones de violencia e impunidad?

Que están viniendo mujeres o adolescentes violadas, quienes no dirán absolutamente nada. Porque fue un evento traumático, no saben quién las violó y muchas no quieren ni mencionarlo.

Lo importante para nosotros, como MINSAL, es que  queremos crear vínculos con estas mujeres y jóvenes,  para que se hagan un chequeo médico cuando vuelven al país.  Los exámenes no tienen ningún costo, se van a manejar con total privacidad y no se harán preguntas que consideren les violenta su intimidad.

– ¿Cómo lo harán?
El MINSAL está construyendo una estrategia para abordar y a las personas que llegan a la Casa del Migrante, para que se realicen un chequeo médico, si consideran que estuvieron expuestos en su salud sexual durante su viaje.

Claro, no se hace ninguna prueba en ese lugar, porque la mayoría de la gente viene cansada de muchas horas de tránsito de regreso al país, han sido maltratadas y solo quieren visitar a sus familiares o emprender de nuevo su viaje fuera de las fronteras patrias.

– ¿Cómo están incentivando a la gente, entonces, a realizarse los exámenes?

Les sugerimos que visiten las Unidades Comunitarias de Salud o cualquier otro establecimiento de salud, donde residen sus familiares, todo esto para tener un control  sanitario que les permita saber con certeza su estado de salud. Todo el año tenemos a disposición citologías, exámenes para detectar enfermedades de transmisión sexual y también la prueba del VIH en las Unidades de Salud.

Todo es tratado con total privacidad queremos que la gente sepa que nadie va a juzgarlos y estamos ahí solamente para atenderlos; porque si alguien sale positivo en la prueba de VIH, de inmediato se les da un tratamiento antirretroviral que puede ser la diferencia para su salud y su vida.

– ¿De cuántas personas repatriadas hablamos?

Con las estadísticas tenemos un problema, solo tenemos constancia exacta de quienes  son repatriados por aire, porque fueron detenidos en Estados Unidos y ellos realizan un chequeo de cada persona.
Mientras, los que fueron capturados en Guatemala o México no sabemos exactamente su estado de salud, solo que la misma persona exprese la necesidad de sus medicamentos; no sabemos tampoco cuánta gente están regresando, primero, vienen por vía terrestre y no hay un control específico,  los buses a veces solo traen población infantil o adultos. Cuando son adultos muchos descansan unas horas y vuelven  de nuevo a las fronteras  con el fin de llegar a los Estados Unidos. Tenemos información que todos los días están viniendo buses desde Chiapas o Tapachula.

Aunque, los vuelos aéreos son de todos los días, muchos de estas personas traen testimonios que son muy duros; algunas  víctimas prefieren hablar en tercera persona sobre esos hechos violentos donde fueron violadas y robadas en sus pocas pertenencias y dinero.

Es una realidad muy fuerte y estremecedora.

Tenemos datos con los repatriados con VIH, para este año van 9; mientras en el año 2013 fueron 31 y el año 2012 fueron 18 personas.  En el país las personas con VIH reciben su terapia antirretroviral, no tenemos a nadie en lista de espera, el problema radica en fortalecer la adherencia al tratamiento a quienes la toman.

Tenemos la historia de una persona que fue deportada en noviembre (2013) enero, marzo y julio del presente año, – y qué hace-  solo viene pide sus antirretrovirales y se va de nuevo a los Estados Unidos; le hemos dicho, que se quede, que lo haga por su salud pero no acepta, así de complejas las situaciones.

– ¿Cuánto es el riesgo?

Tenemos dos riesgos: la gente que se va y queda expuesta a la  violación sexual, la explotación sexual en el contexto de la trata de personas. O que sean portadores del  VIH y debuten en los Estados Unidos.

La tasa del VIH en los Estados Unidos está alta en los latinos y en la población afroamericanos. Estamos claros con la incidencia los latinos porque vivimos todos juntos y clásicamente las personas llegan solas en busca de apoyo y establecen sus relaciones personales.

Y lo otro es que no pueden acceder a controles médicos por temor a que los deporten,  algunos pueden establecer contacto con organizaciones no gubernamentales por medicamentos.

Otros no pueden,  recordemos que son grandes distancias que deben recorrer y prefieren no exponerse a ser capturados.

Y en todo esto está también, la reunificación familiar, es muy difícil esta situación.

Nuestro consejo es llevar esta realidad a un contexto donde se fortalezca la sexualidad responsable desde pequeños. Y si han tomado la decisión de migrar que lo hagan por las vías legales.

Ver también

Diputados sin acuerdo para elección de magistrados para la CSJ

Joaquín Salazar @JoakinSalazar Los diferentes grupos parlamentarios y el diputado independiente ya presentaron sus propuestas …

A %d blogueros les gusta esto: