web analytics
Página de inicio » Letras y Arte » MINED premia a escritores que juegan a pensar como niños
El ministro de Educación Carlos Canjura posa junto a ganadores del Certamen Literario para Niñas y Niños de Primera Infancia “Maura Echeverría”. Foto Diario Co Latino/Yanuario Gómez.

MINED premia a escritores que juegan a pensar como niños

Yanuario Gómez
@DiarioCoLatino

Los niños generalmente sueñan con el día en que se convertirán en adultos y desarrollan juegos emulando la clase de vida que desean cuando experimenten esa etapa de la vida, un pasatiempo que requiere de un alto grado de capacidad creativa que durante la infancia parece facilitarse. Cuando llega la madurez, los seres humanos dejan de pensar como infantes para hacer frente a los retos que impone la adultez.

Para una persona mayor el solo hecho de pensar como un niño supone un reto difícil, esto se magnifica cuando tiene que adecuar su trabajo a la flexibilidad en cuanto a gustos de la niñez, como público objetivo, ese es el desafío que escritores salvadoreños como Maura Echeverría afrontan gustosamente desde hace varios años.

Es ese amor con que la literata salvadoreña construye poesía para los reyes del hogar, esto llevó al Ministerio de Educación a desarrollar el Certamen Literario para Niñas y Niños de Primera Infancia “Maura Echeverría”, que pretende incentivar a otros escritores a crear literatura infantil.

Carlos Canjura, ministro de Educación, y la poeta Maura Echeverría. Foto Diario Co Latino/Cortesía.

Maura Echeverría es educadora especializada en estudios sociales, con conocimientos y experiencia en televisión educativa y con ejercicio periodístico, nació en Sensuntepeque, El Salvador, el 3 de mayo de 1935. Entre sus obras literarias están: 10 libros de poesía editados: Voces bajo mi piel, Sándalo, Ritual del silencio, Cundeamor, Con la vida a cuestas, Desde el amor, Distancias, Laura, Confidencias con mi nieta y Otoño en el corazón.

La escritora ha tenido premios literarios nacionales, internacionales y reconocimientos, entre ellos, en 1975 Primer Lugar, rama poesía.

Vigésimo Segundo Torneo de Centroamérica y Panamá, Asociación de Estudiantes de Derecho, Universidad de El Salvador.

La poeta agradeció a las autoridades del MINED por la nominación del certamen y a las maestras que se dedican a la educación de primera infancia y a los niños asistentes al evento.

“Quiero felicitar a los niños que vienen a participar porque los noto contentos y son guiados por maestras que han sabido asimilar, querer y amar el arte literario”, dijo la escritora.

Carlos Canjura, ministro de Educación, reconoció la importancia que bajo la nueva visión de esa cartera de Estado ha recobrado la poesía, la música y el teatro, en el sistema educativo nacional, y la necesidad de capacitar educadores en estas ramas del conocimiento.

“Con este esfuerzo uno se puede imaginar el futuro de la nación de manera diferente. Si algo hay que combatir en el sistema educativo es pensar que todo se construye en poco tiempo, por eso nosotros le ponemos atención a este tipo de expresiones asumidas por docentes que tienen la certeza que van a hacer las cosas de mejor manera”, destacó el titular del MINED.

En su segunda edición, el concurso abordó la narrativa, poesía y teatro como géneros de participación para que los escritores construyeran textos dirigidos a la niñez de la primera infancia, de donde se premió a los dos más destacados, una particularidad del certamen fue que los poetas podían participar en todas las categorías.

El MINED entregó diplomas de reconocimiento, medallas y un premio en metálico de $500 como incentivo para los participantes. Jorgelina Cerritos fue una de las escritoras que más destacó en el certamen ya que participó y ganó reconocimientos en las tres categorías.

Cerritos es una actriz, poetiza y dramaturga que nació en San Salvador el 23 de noviembre de 1974, quien también cultiva la poesía, géneros en los que escribe tanto para niños como para adultos. La escritora fue galardonada en la categoría de narrativa con el cuento “El insomnio”, junto a Carlos Alberto Saz y sus “Fábulas infantiles”.

En el género de poesía los más destacados fueron: la escritora Jorgelina Cerritos con el poemario “Siete maneras de saludar la mañana”, con el seudónimo: Don Iñofou; y el escritor Alexander Antonio Hernández Sánchez, con el poemario: “Adivina, adivinante: cuántos kilos pesa mi elefante”, bajo el alias de Talapo.

En teatro Jorgelina Cerritos se hizo presente con el texto: “El Intruso” y el escritor Alberto José Pocasangre Velasco con el texto “El bosque del pirata”, seudónimo. La selección de los ganadores estuvo a cargo de escritores de la talla de Otoniel Guevara, Susana Reyes y Osvaldo Hernández.

Según autoridades del MINED, este concurso ha sido realizado con la finalidad de reconocer y estimular la creación literaria dirigida a la niñez. Un certamen abierto y único para la primera infancia donde se muestra el talento especial, la escritura creativa como iniciativa y da continuidad a posteriores concursos literarios que ostentan de distinción como literato infantil salvadoreño.

El contenido de los textos literarios contribuye a la construcción de una sociedad democrática e inclusiva, equitativa, de práctica de valores, de conservación y de cuido al medioambiente, de amor familiar, fortalecimiento de la identidad y de valor artístico-cultural, que conduzcan hacia una cultura de paz.

La convocatoria para este segundo certamen fue lanzada en noviembre de 2017 y la recepción de obras cerró el 13 de enero de 2018. En total se recibieron 45 obras, que al final totalizaron 28 de tipo narrativo, 11 poéticas y seis teatrales.

Ver también

Carlos Morán: 47 años haciendo lo que le gusta en “Espectaculares”

Yanuario Gómez @DiarioCoLatino “Nació en una radio pequeña, que por cierto le dieron fuego ahí …

A %d blogueros les gusta esto: