web analytics
sábado , 23 junio 2018
Inicio » Nacionales » “Más que una apuesta por la probidad pública lo que hay es una cacería política”
“Más que una apuesta por la probidad pública lo que hay es una cacería política”
El ex presidente Mauricio Funes expresó en su programa Sin Censura, que las privatizaciones fueron mecanismos para beneficiar a grupos empresariales. Foto Diario Co Latino.

“Más que una apuesta por la probidad pública lo que hay es una cacería política”

@RosmeriAlfaro

Más que una apuesta por la probidad pública lo que hay es una verdadera cacería política de todos aquellos que somos opositores al proyecto oligárquico que se quiere imponer en nuestro país”, malady opinó el periodista y ex presidente de la República Mauricio Funes, treat respecto al resultado de las investigaciones que está realizando la sección de probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

De acuerdo con el ex mandatario, ya se ordenaron cuatro juicios civiles por supuestos indicios de enriquecimiento ilícito contra funcionarios y ex funcionarios, entre los que se encuentran el Diputado por el partido de Concertación Nacional Reynaldo López Cardoza, al ex director del Seguro Social, bajo su Gobierno, Leonel Flores Sosa, a él y al ex presidente Elías Antonio Saca.

Funes reiteró sus críticas ante el Órgano Judicial por no querer abrir una investigación a ex funcionarios de ARENA.

“Sin que exista una explicación sensata, yo diría deliberadamente que se sigue sin abrir una investigación patrimonial de ex funcionarios de ARENA, para los que o bien ya prescribió el delito de enriquecimiento ilícito o está por prescribir”, expresó durante su programa Sin Censura que transmite radio La Chévere.

Ante las declaraciones del jefe de sección de probidad que las auditorías que están realizando se han originado por lo que él llamó “el clamor popular” o por denuncias  que se han conocido a través de los medios de comunicación, el ex presidente dijo que desconoce que alguna de las auditorías se esté realizando por una de esas razones.

“Que yo sepa ninguna auditoría que ha realizado, está realizando o que está por realizar la sección de Probidad se ha iniciado por la existencia de alguna denuncia ante algún tribunal de justicia o ante la Fiscalía General de la República y menos ha sido resultado de una especie de presión ciudadana o como él le ha llamado, el clamor popular”, indicó.

“La mayoría de investigaciones patrimoniales han sido decididas a dedo por un par de magistrados siguiendo un libreto previamente trazado por la derecha en el país”, agregó.

Refiriéndose a los 38.5 millones de dólares destinados para un fideicomiso que serviría para impulsar el empleo a nivel nacional más conocido como FECEFE, que Ana Vilma de Escobar, Diputada de la Asamblea Legislativa tenía bajo su administración mientras era vicepresidenta de la República, el ex mandatario agregó que “si fuera cierto que las investigaciones patrimoniales que realiza la CSJ se han originado en denuncias ciudadanas entonces por qué razón aún probidad no decide auditar, el patrimonio de la ex vicepresidenta”.

“Yo no digo que ella sea culpable de algo pero se presentó un aviso sobre la base de una auditoría que preparó el Banco Central de Reserva donde advirtió algunas irregularidades en la forma en cómo se asignaban y manejaban los recursos. A otro con ese cuento”, dijo.

En cuanto al salario mínimo en el país, el ex presidente señaló como ridícula  la propuesta de la ANEP respecto a aumentar un 9 % en tres años, repartido en 3 % cada año.

“Las gremiales olvidan que al mejorarse la capacidad adquisitiva de los trabajadores, en la medida que se les aumenta su salario y con ello aumenta su capacidad de consumo, se genera un mayor dinamismo de la economía, sin dejar de considerar que al aumentar el salario mínimo se contribuye a mejorar las cotizaciones del trabajador formal de cara a una mejor pensión y una mayor aportación al seguro social”, expresó.

El ex mandatario manifestó que el aumento del salario mínimo en el país es un problema de conciencia y agregó que no se deben lanzar propuestas de carácter populista pero sí se debe reconocer que el salario mínimo en el país tiene que ser como lo dice la Constitución de la República, el mínimo necesario para que el trabajador tenga acceso a una vida digna.

Además, indicó que lo ideal sería que el salario mínimo fuera el equivalente al doble de la canasta alimentaria, conocida como canasta básica ampliada. “La canasta básica ampliada es la que permite que las familias  que reciben un salario equivalente a esta canasta salgan del umbral de la pobreza”, dijo.

Sobre el tema de la reforma al sistema de pensiones, que ya fue entregado al pleno de la Asamblea Legislativa, el ex mandatario dijo que hoy empieza el verdadero debate sobre el proyecto donde ARENA, GANA, PCN y PDC tendrán la oportunidad de plantear sus argumentos de por qué están en contra o a favor de la propuesta que presenta el Gobierno.

Funes argumentó que ARENA viene rechazando la propuesta del gobierno a través de una campaña mediática, que el mismo Presidente de la República calificó como de “terror cibernético”.

Según el periodista, la propuesta no ha salido de “la manga de la camisa”, de acuerdo con sus declaraciones, la propuesta se ha venido trabajando desde los dos últimos años de su Gobierno donde se planteó el tema y hoy ha retomado este Gobierno.

Asimismo, indicó que la garantía que el Gobierno va a tener recursos para pagar las pensiones está justamente en que habrá una cotización al sistema público que fue la que se quitó con la ley de 1996 y con la entrada en vigencia del nuevo sistema de Ahorro Individual impulsado por el ex presidente de la República Armando Calderón Sol.

“Yo no estoy diciendo que el proyecto de reforma presentado por el Gobierno sea el mejor o sea la solución al mismo, yo lo que he dicho es que no se vale que un proyecto que no había sido presentado aún a la Asamblea Legislativa… se le descalifique y se le haga toda una campaña mediática en torno al mismo, calificando el proyecto como de asalto o robo del siglo y se diga que lo que el Gobierno quiere es apropiarse del ahorro de los trabajadores”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: